Categorías
Psicología Positiva

¿Por Qué las Personas Toman Malas Decisiones?

Intuición, Creencias y Emociones

De Conferencia en YouTube del Dr. Daniel Kahneman, Psicólogo y Premio Nobel de Economía en el 2000

Tiempo de lectura: 1:44 minutos.

Una de las principales causas de tomar malas decisiones, aún sabiendo que son malas, es la limitada capacidad de poner atención sostenída de la gente.

El Dr. Kahneman en su teoría habla de dos sistemas de pensamiento, el rápido y el lento.

El pensamiento rápido siempre está engranado y alerta, monitoreando el medio ambiente para cumplir las funciones de supervivencia, toma decisiones con base en la intuición, las creencias y las emociones; el pensamiento lento es más sabio y lógico, algo perezoso para entrar en acción, pero entra cuando el pensamiento rápido se lo demanda.

En una conferencia publicada en internet y con referencia a la toma de decisiones, el Dr. Kahneman habla sobre los sesgos cognitivos que nos llevan a tomar malas decisiones y el principal es el sesgo del presente, es decir, pensar solo en el presente y olvidar que hay un futuro que existirá forzosamente y por eso no se están tomando las decisiones adecuadas en el presente.

Otro sesgo es el de la sobreconfianza o el sesgo de yo lo hago bien y no lo dudo.

Otro común es el sesgo de creer en las personas equivocadas y finalmente el sesgo de confirmación que hace que se ignore la verdad aún enfrente de nuestros ojos.

Todos estos sesgos que llevan a malas decisiones son producto de la acción del pensamiento rápido y se ha comprobado que son muy difíciles de erradicar, por lo que solo conocer que existen nos invita a repensar las decisiones con más tiempo y calma y reduciendo las malas consecuencias y el posible arrepentimiento.

Los sesgos cognitivos cuando interviene el dinero son recurrentes, hay demostración que se repiten errores. Además de lo anterior otros sesgos son: cuando sentimos que ganamos no estamos dispuestos a arriesgar mucho por temor a perder lo ganado, sin embargo, cuando hemos perdido arriesgamos más, a veces con consecuencias catastróficas

Mi Conclusión

La pregunta ahora es: ¿cómo eliminar estos sesgos y mejorar la toma de decisiones? Esta pregunta ha creado la economía del comportamiento, que estudia la forma en que hacemos y tomamos las decisiones. Se puede diseñar la vida para eliminar errores. No seremos perfectos, pero podemos mejorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.