Categorías
Psicología Positiva

Ética Nicomáquea, la Felicidad Según Aristóteles

Tiempo de lectura: 9:30 minutos.

Síntesis de las ideas principales de los 10 libros de ética de Aristóteles

Esta es la Obra sobre ética en donde Aristóteles sostiene que la virtud lleva a la felicidad.

La materia principal del libro es la felicidad del hombre, en qué consiste y como alcanzarla. Dice que es fin y blanco de la actividad humana.

Señala dos tipos de virtudes: las morales, que son los hábitos de voluntad y las virtudes contemplativas que tocan la inteligencia. Las primeras se alcanzan actuando y las segundas se alcanzan aprendiendo.

En un libro específico también habla de la amistad, la concordia, la benevolencia, la generosidad y la sabiduría. Hace particular énfasis en la justicia que dice es la virtud más necesaria para la conservación del mundo.

Dice que todo acto humano tiene un fin, y que el oficio del buen varón de acuerdo con su tarea o arte, es vivir de alguna forma de vida, conforme a razón, hacer las cosas bien y honestamente y, es naturalmente amigo de vivir en comunidad.

Con la verdad todas las cosas cuadran de inmediato, la verdad no congenia con la mentira. Nuestra razón armoniza con la idea de que el dichoso ha de vivir bien y obrar bien.

La felicidad es un ejercicio del alma conforme a perfecta virtud incluyendo. La sabiduría y la prudencia como virtudes del entendimiento y la liberalidad (manejo adecuado del dinero) y la templanza son virtudes de costumbres.

Las virtudes de la doctrina nacen y crecen con la doctrina y el estudio, por lo que necesita tiempo y experiencia, pero la virtud moral procede de la costumbre, y se confirman obrando. Obrando cosas justas nos hacemos justos, viviendo templadamente nos hacemos templados, así como haciendo cosas valerosas, nos hacemos valerosos.

Quien de toda cosa huye, a toda cosa teme y a ninguna cosa aguarda y se hace cobarde, por el contrario; quien a ninguna cosa teme, se vuele decidido y atrevido de la misma manera el que se da todo regalo y pasatiempo y no se abstiene de ninguno se vuelve disoluto, pero el que huye de todo placer como los rústicos se hace un tonto sin sentido.

En el alma hay tres géneros de cosas: afectos, virtudes y hábitos. Llamo afectos a la ira, el temor, la envidia, el regocijo, el amor, el odio, el deseo, los celos, la compasión y en general todo lo que se añeja como tristeza o alegría y como facultades aquellas que nos permiten ser capaces en nuestro trabajo, arte u oficio. La virtud en las acciones y los afectos se ejercita y tanto el exceso es error, como la falta es afrenta, por lo que tomar el justo medio es lo más favorable de manera que ganar virtud es una medianía.

El regocijarse o el entristecerse de todo no está bien. Pero hacerlo cuando conviene, en lo que conviene, con los que conviene, por lo que conviene y como conviene es buscar lo justo, lo cual es propio de la virtud. Por eso el exceso o el defecto (falta) son propios del vicio y de la virtud la medianía.

La virtud es pues un hábito voluntario trazado por la razón y la prudencia.

Contamos entre los vicios: el gozarse de los males ajenos, la envidia, la desvergüenza, el adulterio, el hurto y el homicidio. Está en el hombre el hacerlo o no hacerlo, la virtud o el vicio, de la misma manera decide el injusto y el disoluto.

El temor es una aprehensión por un mal venidero, como son la infamia, la pobreza, la enfermedad, la falta de amigos y la muerte y cuando procede, temerles es honesto, como en el caso de la infamia. El hombre valeroso en cuanto a hombre, no se espanta, pero teme cosas como conviene y como dicta la razón. Es pues la valerosidad o fortaleza una medianía entre la osadía y el temor. Matarse a uno mismo por salir de cosas de pobreza, amores o por cualquier cosa triste no es hecho valeroso sino acto de cobardía. La templanza es una virtud muy importante para la quietud del mundo.

Los placeres son de dos tipos: unos, los espirituales como el deseo de honra o de doctrina, estos no afectan al cuerpo ni al sentimiento, solo al pensamiento y los corporales o sensuales que sí tocan al cuerpo a través de los sentidos como el tacto, olor, gusto. Henchirse con comida y bebida en forma disoluta vuelve esclava a la persona de sus propios deseos porque sufre tristeza cuando no los alcanza.

El templado apetece cosas que importan para la salud y para conservar el cuerpo, que no sean perjudiciales o que contravengan con la honestidad y el cuidado de la propiedad o hacienda.

La liberalidad es la medianía en las cosas del dinero y los intereses, dar o recibir dinero. Ambos la prodigalidad y la avaricia son excesos. La prodigalidad destruye la hacienda porque es casi siempre acompañada de otros vicios. De todos los virtuosos, los liberales son los más amados, porque son útiles a los demás. El hombre que se juzga merecedor de grandes cosas es un necio y se dice henchido y, el que se juzga digno de menos de lo que es, es hombre de poco ánimo.

La mansedumbre es una medianía en lo que toca a los enojos, el exceso podría llamarse pasión, que es la ira. El que se enoja en lo que debe, con quien debe, también como debe, cuando debe y por el espacio de tiempo que debe, es alabado. Un hombre tal cual será el manso y la mansedumbre es alabada. El hombre manso pretende vivir libre de alteraciones sin que sus afectos o emociones lo muevan más de lo que quiere y le manda la razón, conforme a ella y en lo que ella dictare, cuánto tiempo le obligare enojarse y no más.

Los alterados y coléricos fácilmente se enojan con quien no deberían y más de lo que deberían, por lo que no deberían, aunque para ellos esta alteración rápidamente se les pasa, que es lo mejor que ellos tienen.

El que traspasa las leyes, el que codicia demasiado, el que no guarda igualdad se le dice injusto. La ley demanda que se hagan cosas de hombre valeroso no huir, arrojar las armas, no hacer afrenta a nadie, no herir a nadie o decir injurias. De esta manera la justicia es virtud perfecta y comprende a todas las virtudes.

El oficio del prudente es poder consultar las cosas buenas y útiles para sí, la salud y todo lo que importa para vivir prósperamente conservando el entendimiento y la razón.

La más perfecta ciencia es la sabiduría y esta es el entendimiento de las cosas y es el de mayor precio y quilataje. El principal oficio del hombre prudente y que entiende ciencia es el de aconsejar bien, con discurso de buena razón para conjeturar las cosas que se pueden hacer y poner en obra.

El hombre moderado es benigno y misericordioso capaz de perdonar en las particulares cosas, es el recto juez que juzga conforme a la verdad.

Las virtudes son hábitos y consisten en actuar por eso como ejemplo la salud es el hábito de cuidar el cuerpo y parece que de nacimiento tenemos una cierta fortaleza, templanza y justicia que junto con la prudencia se hacen hábitos acompañados de razón. No se puede hacer buena decisión sin prudencia, ni menos sin virtud. Porque la virtud pone el fin y la prudencia pone los medios para alcanzarla.

La amistad es una virtud y es una cosa necesaria para la vida, en los estados de prosperidad y abundancia, así como en los casos de pobreza o desventura, porque sirven de refugio. Los mancebos tienen la necesidad de los amigos para no errar y los viejos para que les hagan servicios y los de mediana edad para hacer hechos ilustres, porque yendo dos en compañía mejor podrán entender y hacer bien las cosas.

Siendo los hombres amigos no hay necesidad de la justicia. Entre los justos el más justo es el que más deseoso de amigos se muestra ser. La amistad no solo es necesaria sino alabamos a los que son aficionados a hacer amigos, hábil para trato deleitoso, con larga conversación, alegre porque nuestra naturaleza huye lo más posible de lo triste y apetece lo suave y deleitoso, digno de amarlo y escogerlo. Los amigos desean el bien a sus amigos.

Cuando los padres hacen los cumplimientos a los hijos y los hijos hacen los cumplimientos a los padres, la amistad entre ellos es durable y buena. El amigo es aquel que conversa con el amigo y ama lo mismo que él, de su dolor se duele y de su alegría se regocija y desea que dure y viva y, existe la buena voluntad mutua. Generalmente hablando, la buena voluntad es virtud y procede de la bondad. La concordia es conformidad de pareceres y opiniones.

En cuanto al amor propio no debe uno estar enamorado de uno mismo, pero es conveniente ser amigo de uno mismo. Importa mucho encontrarle gusto a lo que conviene y es de importancia y valor para alcanzar la virtud y la vida prospera, porque los hombres escogen las cosas deleitosas y huyen de las tristes.

El deleite está relacionado a los sentidos, como es la afición a la música, a la escultura, a la comida quitando lo desabrido a la vida y cada uno encuentra en su vida su propio deleite que le vale la pena ejercitar.

Concluido el hablar de las virtudes, los afectos y los deleites y los hábitos, podemos hablar de la felicidad que es fin y blanco de todas las cosas humanas. La felicidad no es hábito, pero si ejercicio, en los ejercicios se escoge como obrar cosas honestas y virtuosas, así como escoger juegos o aficiones deleitosas sin descuidar la propia salud, hacienda o intereses y todo conforme a la razón, el entendimiento es la virtud principal del que tiene conocimiento de las cosas honestas y divinas, es el más continuo de los ejercicios.

En la felicidad ha de haber mezcla de deleite, siendo la sabiduría la más valiosa a cultivar.

El que en los negocios de la vida se conduce según la razón, honrándola y respetándola, con vida recta, honestamente, practicando las virtudes de prudencia, templanza, justicia, valor, liberalidad, amistad y benevolencia, resultará ser un hombre sabio y feliz.

Con esto termina el resumen de los 10 libros de ética de Aristóteles.

Mi comentario y conclusión

Me gustó mucho este libro porque el que se le ponga nombre y apellido a las virtudes valiosas que conviene fomentar, así como a los vicios comunes que conviene evitar, creo que es algo muy necesario. Es un ejercicio que creo todos debemos reflexionar tarde o temprano. Creo que sería una reflexión útil en algún nivel escolar de preparatoria, especialmente en este siglo XXI en donde no se habla de estos temas, tan detalladamente.

Aristóteles le dedicó este libro a su hijo Nicomaco, de ahí el nombre, para su uso en su búsqueda de la felicidad. Yo lo agrego en mi blog para que quien lo lea aumente su léxico sobre las virtudes que existen y para darle difusión a las ideas de Aristóteles para alcanzar la felicidad.

Categorías
Psicología Positiva

La Brecha Entre el Placer y la Felicidad

Según Seth Godin

Tiempo de lectura: 2 minutos.

Traducido por Pedro Mosiño.

El placer es de corto plazo, adictivo y egoísta. Se toma, no se da. Trabaja con la dopamina.

La felicidad es de largo plazo, aditiva y generosa. Se da, no se toma. Trabaja con la serotonina. Entre ambas no sólo hay diferencia de significado, sino que existe una diferencia fundamental en el cableado del cerebro.

El placer y la felicidad se entienden como si fueran sustitutos el uno del otro. Pero no es así, pueden confundirnos en el corto plazo, pero a largo plazo son diferentes.

Ambos conceptos son constructos culturales, ambos responden a estímulos externos (ambientales o intrínsecos como la salud de la persona) pero más y más a estímulos culturales.

La mercadotecnia usualmente vende placer, es un corto y fácil camino para un ingreso repetitivo de una empresa. Enganchando a alguien en los caminos desde la cafeína, el tabaco, el video o el azúcar como modelo de negocio.

Últimamente las redes sociales están usando la dopamina, alrededor del miedo y el enojo para llevar un nuevo tipo de adicción.

Por otro lado, la felicidad es algo difícil de comprar. Requiere más paciencia, más planeación y más confianza. Es posible encontrar felicidad en la despreocupada visión del mundo de un niño, pero es más seguro encontrarla con madurez y como una serie de decisiones conscientes, buscando conexión, generosidad y evitando los golpes de dopamina del placer mercadotécnico.

Más ahora que nunca, nosotros controlamos nuestros cerebros, vigilando lo que ponemos en ellos, escogiendo los medios, las interacciones, las historias y las sustancias que ingerimos, cambiaremos lo que experimentamos.

Estos insumos nos guían a una narrativa que es soportada por nuestra dependencia a la dopamina y las historias que nos decimos a nosotros mismos.

¿Podría ser de otra forma?

«Rascarse la comezón es una ruta al placer. Aprendiendo a vivir con la comezón es parte de la felicidad».

Mi conclusión

La aclaración de la deferencia entre el placer y la felicidad, habla de que no es posible vivir dedicado el placer todo el tiempo porque este se satura y deja de ser una sensación placentera. La felicidad por el contrario es de largo plazo y producto de planeación y de hábitos virtuosos como son la prudencia, la templanza, la paciencia y la empatía con los desfavorecidos y los que menos tienen. Aplicar el método PERMA del Dr. Martín Seligman es la forma de planear el camino hacia la felicidad.

Categorías
Psicología Positiva

La Alegría y la Felicidad se Pueden Aprender

Mi Idea Básica

Para mi blog soyneuromkt.com de Pedro Mosiño Díaz.

Tiempo de lectura: 6:34 minutos.

Si se puede aprender a ser feliz y tener bienestar con:

A) La motivación de hacer cambios de hábitos mentales y físicos para el cuerpo, básicamente de actitud.

B) Tener conocimientos sobre nuestros talentos innatos. Conocernos a nosotros mismos.

C) Tener la disciplina para implementar algunas actividades diarias.

D) Contar con el mínimo de satisfactores de alimentación, higiene, techo y vestido para poder pensar más allá de ese ámbito de lo básico.

E) Haber aceptado tu pasado y estar abierto a crear tu futuro yo.

Premisas.

  1. La felicidad es un estado mental que se puede lograr independientemente de las circunstancias materiales existentes o de predisposiciones genéticas. Puedes ampliar tu conocimiento sobre las definiciones de felicidad que existen desde la antigüedad a la fecha.
  2. Todas las personas tienen talentos e inteligencias insignia que se pueden desarrollar.
  3. Todos tenemos capacidad de crear y soñar (la imaginación es la fuente de todo logro humano).
  4. El cerebro se puede entrenar para el optimismo y la alegría (Tali Sharot).
  5. Estar en nuestro «Elemento» como pez en el agua, también en el «Estado de Flujo» se logra cuando hacemos actividades que nos encanta hacer, se te dan bien en un punto de encuentro entre aptitudes e inclinaciones personales, usando talentos innatos (Mihaly Csikszentmihalyi y Ken Robinson). Este estado se puede describir como:
  • Un nivel de concentración profunda en la actividad que se desarrolla.
  • La sensación es placentera y feliz.
  • Los resultados de las actividades son satisfactorios y cada vez mejores.
  • La sensación de logro mejora la autoestima.
  • El tiempo transcurre sin sentirlo.
  • Las preocupaciones se olvidan.
  • Los malestares físicos no se sienten o se reduce la sensación de dolor en su caso.
  • El estado anímico es de facilidad, amable y mejora las relaciones interpersonales, abierto a la relación social con menos ansiedad y más optimismo.
  • Si procuramos que por lo menos una de nuestras actividades diarias sirva a otras personas, como un servicio a otros, podemos manejar nuestra vida como una empresa, con estándares de calidad y servicio siempre mejorables, en donde obtengamos la satisfacción de éxito de estas actividades. Lo cual ayudará a mantener la autoestima alta y con un nivel de bienestar agradable producto de ellas.

Cómo lograrlo:

  1. Se requiere un mínimo de salud física y mental, cuando se presenta la enfermedad hay que atenderla y de ser crónica, en su caso mantenerla bajo control, es importante para no tener esa distracción, así como el mínimo de satisfactores materiales ya mencionados.
  2. Definir con base en un esfuerzo de autoconocimiento, en qué áreas tengo talentos innatos, escogiendo de la lista de clasificación de las inteligencias múltiples (según Howard Gardner), combinándolas con los recuerdos de eventos, acciones o situaciones que hayan sido placenteros en donde hayamos sentido que estábamos en nuestro Elemento.
  3. Meditar para practicar la atención sostenida y la concentración requerida para practicar una actividad por periodos prolongados sin que los diálogos internos del pensamiento o las emociones nos secuestren. Puedes aprender fácilmente cómo meditar.
  4. Ajustar hábitos que mejoren la salud de nuestro cerebro, saber lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer. El Dr. Daniel Amen define los principales hábitos que permitirán lograrlo.
  5. Ajustar programa diario de actividades para fomentar las que nos ponen en ese estado de flujo (en nuestro elemento) convirtiéndolos en los motivos que le den sentido a nuestra vida.
  6. Practicar las actividades seleccionadas y seguir aprendiendo sobre su historia, nuevos avances, procedimientos para ser más experto, vía libros, conferencias de internet o programas afines. Contactar grupos o asociaciones de personas que compartan los mismos intereses para seguir desarrollándote y mantenerte al día.
  7. Hacer del uso de nuestros talentos un plan de vida con sentido. Desarrollando la creatividad en esa área y ponerlas al servicio de otras personas, de ahí la importancia de las relaciones sociales. Algunas actividades de ocio son leer, dibujar, pintar al óleo o acuarela, meditar, trabajos de jardinería, aprender de internet sobre nuestras aficiones, aprender a tocar un instrumento musical o un nuevo idioma. Si podemos conjuntar nuestro placer que puede dar el trabajo con el placer del ocio viviremos una vida ocupados con motivación permanente.
  8. Procurar las relaciones humanas alrededor de estas actividades. Las relaciones humanas satisfactorias ayudan al bienestar general, en términos de salud física y mental, a mantener sano el cerebro en él área de memoria de corto y largo plazo.
  9. Las relaciones sociales, la actividad física y cognitiva está demostrado que contribuyen a tener una vejez sana sin senilidad.

A lo mejor la pregunta ya no es ahora: QUÉ me hace feliz, sino CÓMO me hago feliz en las actividades del trabajo diario y también hacerlo para las actividades que se realizan en los periodos de ocio. Esta respuesta será útil para la etapa de retiro natural de las actividades laborales en la madurez, en donde tendremos que decidir qué hacer con nuestro tiempo, a donde dedicar esfuerzos, en qué gastar el dinero, con quien convivir, etc.

Un ejemplo de lograr el estado de flujo o de alguien que está en su elemento es un neurocirujano, en una operación de cerebro que dura 12 horas seguidas, en donde se le pasó el tiempo sin sentirlo, sus preocupaciones desaparecen, su estado de ánimo es amable y de buen humor, el trabajo se ejecuta satisfactoriamente con sensación de logro que le aumenta la autoestima y le genera placer. Termina la operación felizmente y sale satisfecho a informarle los resultados de la operación a la esposa de paciente. Existe una generación de noradrenalina, al mantener la atención sostenida y de dopamina, que da la sensación de placer.

U otros muchos ejemplos como dedicarse a ver por un microscopio 8 horas seguidas, o detrás de un telescopio, o ejercitando el cuerpo con cada vez más intensidad preparándose para una competencia o solo por mantener la salud combatiendo el sedentarismo, o participando sin un salario en una actividad útil para nuestra comunidad o una asociación civil no lucrativa, etc. en todos estos casos estas personas están en su elemento o estado de flujo.

¿Por qué algunas personas no pueden lograr el estado de flujo?

A) Carencia grave de salud que no le permite concentrarse en otro tema.

B) Carencia grave de satisfactores mínimos materiales de alimentación, higiene, techo o vestido.

C) Mente dispersa, con incapacidad de concentrarse por periodos prolongados en un mismo tema, en este caso recomiendo practicar la meditación como entrenamiento.

D) No han descubierto sus capacidades innatas, para ello recomiendo ver este blog el post correspondiente sobre las inteligencias múltiples; para identificarlas. Todos nacemos con capacidades y talentos, lo importante es encontrar cuales son y explotarlas.

E) Demasiadas capacidades que hacen que no se decidan para explotar alguna en particular. Recomendación: seleccionarlas las más favorables analizando las restricciones actuales y futuras para desarrollarlas óptimamente.

D) Falta de motivación para hacer esfuerzos físicos y mentales, demasiada pereza y búsqueda de paz y tranquilidad excesiva, tal vez por el desconocimiento de que el estado de flujo es más placentero y satisfactorio para la autoestima, porque genera placer a nivel Neurológico que estar frente al televisor o siguiendo redes sociales como Facebook como principal actividad fomentando el sedentarismo, vagando mentalmente en la casa, en la calle o el trabajo y las actividades de ocio.

Anexos para consultar en este blog:

Categorías
Psicología Positiva

Clases de Felicidad en la Universidad de Harvard

Tiempo de lectura: 3 minutos.

Como un muy buen complemento a este blog de psicología positiva me da mucho gusto compartirte las siguientes recomendaciones de la más famosa escuela de medicina de Estados Unidos, con referencia a aprender a ser más feliz:

¿Sabías que, en Harvard, una de las universidades más prestigiosas del mundo, el curso con más popularidad y éxito enseña como aprender a ser más felices?

La clase de Psicología Positiva dictada por Ben Shahar atrae a 1400 alumnos por semestre y 20% de los graduados de Harvard toman este curso electivo. Según Ben Shahar, la clase –que se centra en la felicidad, la autoestima y la motivación– les da a los estudiantes herramientas para conseguir el éxito y encarar la vida con más alegría.

Este profesor de 35 años, que algunos consideran “el gurú de la felicidad”, destaca en su clase 14 consejos clave para mejorar la calidad de nuestro estado personal y que contribuyen a la generación de una vida positiva:

🚩 Tip 1. Agradece a Dios por todo lo que tienes: Escribe en un papel 10 cosas que tienes en tu vida que te dan felicidad. ¡Enfócate en las cosas buenas!

🚩 Tip 2. Practica actividad física: Expertos aseguran que hacer ejercicio ayuda a mejorar el ánimo. 30 minutos de ejercicio es el mejor antídoto contra la tristeza y el estrés.

🚩 Tip 3. Desayuna: Algunas personas se saltan el desayuno por falta de tiempo o para no engordar. Estudios demuestran que desayunar te da energía, te ayuda a pensar y desempeñar exitosamente tus actividades.

🚩 Tip 4. Sé asertivo: Pide lo que quieras y di lo que piensas. Ser asertivo ayuda a mejorar tu autoestima. Ser dejado y quedarte en silencio genera tristeza y desesperanza.

🚩 Tip 5. Gasta tu dinero en experiencias: Un estudio descubrió que el 75% de personas se sentían más felices cuando invertían su dinero en viajes, cursos y clases; mientras que sólo el 34% dijo sentirse más feliz cuando compraba cosas.

🚩 Tip 6. Enfrenta tus retos: Estudios demuestran que cuanto más postergas algo, más ansiedad y tensión generas. Escribe pequeñas listas semanales de tareas y cúmplelas.

🚩 Tip 7. Pega recuerdos bonitos, frases y fotos de tus seres queridos por todos lados: Llena tu nevera, tu computador, tu escritorio, tu cuarto, TU VIDA de recuerdos bonitos.

🚩 Tip 8. Siempre saluda y sé amable con otras personas: Más de cien investigaciones afirman que sólo sonreír cambia el estado de ánimo.

🚩 Tip 9. Usa zapatos que te queden cómodos: Si te duelen los pies te pones de mal humor asegura el Dr. Keith Wapner, Presidente de la Asociación Americana de Ortopedia.

🚩 Tip 10. Cuida tu postura: Caminar derecho con los hombros ligeramente hacia atrás y la vista hacia enfrente ayuda a mantener un buen estado de ánimo.

🚩 Tip 11. Escucha música: Está comprobado que escuchar música te despierta deseos de cantar, esto te va a alegrar la vida.

🚩 Tip 12. Lo que comes tiene un impacto en tu estado de ánimo: No te saltes comidas, come algo ligero cada 3 o 4 horas y mantén los niveles de glucosa estables; evita el exceso de harinas blancas y el azúcar; ¡come de todo! Sanamente; varía tus alimentos.

🚩 Tip 13. Arréglate y siéntete atractivo: ¡Ponte [email protected]! El 41% de la gente dice que se sienten más felices cuando piensan que se ven bien.

🚩 Tip 14. Cree fervientemente en Dios: ¡Con él, nada es imposible!

La felicidad no es un tiempo constante, hagamos actividades planeadas que sabemos nos ayudan a mejorar nuestro bienestar y sentimiento subjetivo de felicidad planeándolas desde temprano.

Te invito a que te programes para leer también el post de psicología positiva, bienestar y felicidad, que amplía un poco más estos conceptos escrito por tu servidor. Espero te gusten y te sean de utilidad…

Categorías
Psicología Positiva

¿Cuántas Definiciones de Felicidad Humana Conoces?

¿Y Cómo Alcanzarla Según Varios Autores y Filósofos Occidentales?

Tiempo de lectura: 5:00 minutos.

Aristóteles: La felicidad que es fin y blanco de todas las cosas humanas, ha de ser mezcla de virtud y deleite, con obras honestas y divinas y actuar de acuerdo a razón y entendimiento que es el más continuo de los ejercicios. Escribió que el que en los negocios de la vida, se conduce según la razón, honrándola, respetándola con la vida recta y honestamente, practicando las virtudes de prudencia, templanza, valor, liberalidad, amistad y benevolencia, resulta ser el más sabio y más feliz de entre los hombres.

Zeno de Cyprus: La tranquilidad de la mente, nirvana para los budistas, se alcanza a través de la sabiduría, la templanza, con moderación y auto contención, justicia y Benevolencia.

Séneca: Considérate feliz cuando todo nazca de tu interior, cuando contemplar los bienes que los otros hombres arrebatan, codician y guardan con ahínco, no encuentren nada que tu desees conseguir.

Epictetus: No sufrimos por los eventos de nuestra vida, sino por nuestros juicios acerca de ellos. Júzgalos a tu favor.

Voltaire: Buscamos la felicidad sin saber dónde, cómo los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una.

Leibnitz: Amar es encontrar en la felicidad del otro, tu propia felicidad.

Augusto Comte: Vivir para otros no sólo es ley del deber, sino también ley de la felicidad. Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente, no condiciones de circunstancias. Lo esencial para ser feliz es tener colmado el corazón, incluso de dolor y aún en el dolor más amargo.

Víktor Frankl: La felicidad, encontrarle sentido a la vida, un propósito que nos mantenga ocupados. ¿Qué hacer con lo que me queda de vida? ¿Cómo ser? Darle sentido a la vida ya sea a través del amor a otra u otras personas, a una causa, a una organización, ejecutando acciones concretas, o darle sentido a través de la búsqueda de mayor sabiduría y difundirla. Lo conoce como Vida significada.creador de la Logoterapia.

Ken Robinson: La felicidad es el punto en donde confluye lo que te encanta hacer y lo que se te da bien, el punto de encuentro entre aptitudes e inclinaciones, fortalece tu sentido de identidad y mejora tu bienestar. La imaginación es la fuente de todo logró humano, la creatividad se aprende, así como aprender a leer, la gente produce mejor cuando hace lo que ama, cuando está en su elemento. Como pez en el agua.

Martin Seligman: Creador de la Psicología positiva. Una vida plena y feliz está compuesta de la suma y la construcción de tres elementos:

  1. La vida de placer. Sensaciones, poder disfrutar de los colores, los sabores, los olores, la música, la compañía, algunos lujos. Bienes materiales, vida hedonista.
  2. La buena vida. La vida en nuestro elemento, lo que se me da bien, me gusta, estoy preparado, lo domino. Como pez en el agua, esto en el trabajo y en el ocio.
  3. La vida con significado. Lo que de verdad me vale la pena vivir. Una causa, pertenecer a algo mayor que mi pequeño yo, agradecer.

Esta psicología está dedicada a diseñar y construir felicidad con base en la reestructuración de estos tres elementos, esto contrasta con el enfoque de eliminar la enfermedad.

Jorge Bucay: La búsqueda de la felicidad es una obligación, no es solo la alegría o estar contento es la serenidad de saber que estás en el camino correcto. Ve por lo que quieres, comprométete. Si no lo logras; sustitúyelo por otro y si no lo logras, olvídalo, no es para ti. Busca otra opción y dale sentido a tu vida con un nuevo camino, incluye siempre a la espiritualidad.

Diccionario de la Real Academia Española: La felicidad es el estado de ánimo que se complace con la posesión de un bien, podemos sentirnos felices amando, en cuyo caso sería el bien el amor, compartirlo u ofreciéndolo. O mediante el saber, el conocimiento del mundo y nuestros semejantes o quizá solo un plato de comida caliente, ofrenda divina para estómagos vacíos o quién sabe si con una sonrisa, la instantánea transformación de un rostro generalmente apesadumbrado en uno alegre.

Richard Layard: Los siete grandes factores determinantes de la felicidad: las relaciones familiares, un trabajo estable y gratificante, la comunidad y los amigos, la salud, la libertad individual, los valores personales y la situación financiera.

Albert Einstein: Lo importante es no dejar de preguntarnos, la curiosidad tiene su razón de existir.

Rick Hanson: Satisfacción, seguridad y conexión. A través de la meditación.

Dan Pink: Autonomía, la posibilidad de auto dirigir la vida, perfeccionamiento personal, significado tener un propósito más grande que mi yo.

Roberto Álvarez del Blanco: Las personas que se sienten bien están dispuestas a aprender nuevas capacidades, observar las cosas desde una perspectiva amplia, pensar en soluciones creativas a los problemas, colaborar con los demás y persistir antes de abandonar.

La felicidad es contagiosa: En cuanto mayor sea el número de personas felices que conozcas, mayor felicidad. Una cara sonriente produce alegría y deseo de intercambio, la búsqueda del trato con los demás como medio de realización personal, bienestar, confort psíquico de armonía interior y plenitud subjetiva. La felicidad que se comparte es doble y la tristeza compartida es la mitad.

También vale la pena mencionar el que valor subjetivo de la felicidad varía de etapa a etapa de la vida humana siendo la infancia y niñez, la pubertad, juventud y edad adulta cada una diferente con sus requerimientos básicos.

En las etapas de niñez, adolescencia y juventud las motivaciones principales estarán centradas en la educación necesaria para aprender una profesión, oficio o arte que garantice la futura supervivencia. En particular para la etapa de los 25 a los 35 años el dinero y la posición social serán los motores principales mientras que en la madurez la vida significada, con sentido, es mucho más importante.

Categorías
Psicología Positiva

Psicología Positiva: ¿Cómo Construir Nuestro Bienestar y Felicidad?

Tiempo de lectura: 9:44 minutos, si estás corto de tiempo lo puedes leer en dos días diferentes, la primera parte desde el inicio hasta el final del bloque 4, el resto en el segundo día.

¿Cómo Construir Nuestro Bienestar?

En principio quiero decir que buscar nuestra felicidad es nuestra obligación es fin y meta del hombre, como lo describe desde su época Aristóteles. En este mismo blog, en otro post, te presento las definiciones de felicidad según los filósofos occidentales más influyentes desde Aristóteles a la fecha, es lo que desearíamos para nosotros, nuestros hijos, nietos y para nuestro país.

El presente enfoque es reestructurar la vida en torno a cinco bloques de Temas Esenciales que influyen en el bienestar humano y la sensación subjetiva de felicidad. La orientación de la psicología positiva es ayudar a reducir la desdicha humana construyendo el bienestar y felicidad personal entorno a estos bloques y así es como los implemento en mi persona:

1. La Vida de Placer

Poder apreciar las sensaciones humanas, las que todos tenemos, de la vista, los colores, el sabor, el gusto, el tacto, disfrutar la compañía humana, disfrutar los pequeños lujos y juegos que podemos darnos.

Escuchar música que nos guste y nos den ganas de cantar. Conocer lo que disfrutamos y procurárnoslo en la mayor medida de lo posible sin empalagarnos, en forma dosificada sin caer en excesos, que afecten la salud, el patrimonio o dañen a terceros. Es decir, todo lo referente a nuestra parte hedonista.

Aquí las emociones positivas son importantes, estas se contagian, es recomendable evitar en lo posible los ambientes de emociones negativas. Cabe mencionar en este bloque a la alimentación balanceada y sobretodo el desayuno y un consumo adecuado de agua (dos litros diarios). Al final de cuentas buena parte de lo que somos es lo que comemos.

El profesor de psicología positiva de Harvard, Ben Shahar, recomienda también usar zapatos cómodos, mantenerse en una posición erguida con los hombros ligeramente hacia atrás y siempre ponernos guapos, lo mejor arreglados que podamos ya que esas tres elementos contribuyen también a que nos sintamos bien. Todas las recomendaciones del profesor Shahar ya están adicionadas a este post.

2. La Buena Vida

Desarrollar las actividades en donde tenemos capacidades y talentos tanto para el trabajo como en el ocio. Identificar nuestras fortalezas insignia es clave para este bloque. Dentro de las 14 fortalezas o inteligencias insignia tipo:

  1. Inteligencia lingüística.
  2. Inteligencia lógico-matemática.
  3. Inteligencia espacial.
  4. Inteligencia musical.
  5. Inteligencia corporal y kinestésica.
  6. Inteligencia intrapersonal.
  7. Inteligencia interpersonal.
  8. Inteligencia emocional.
  9. Inteligencia naturalista,
  10. Inteligencia existencial.
  11. Inteligencia creativa.
  12. Inteligencia colaborativa.
  13. inteligencia artística no musical.
  14. inteligencia adaptativa.

Es importante identificar cuáles tengo. Todos tenemos cuando menos dos o tres de esas inteligencias.

Para identificarlas, recordemos aquellas actividades que nos salen bien, que disfrutamos, en donde se pierde la noción del tiempo, se pasa rápido, las preocupaciones se nos olvidan, podemos estar absortos con una sensación placentera, el trato con las demás personas es abierto y amable.

Una vez identificadas estas, se puede rediseñar las actividades que hacemos en el trabajo y el ocio para maximizar el tiempo para estar en ese estado, también conocido como estar en «nuestro elemento”, «estado de flujo» o como “pez en el agua” según varios autores. En mi opinión es posible «Diseñar un día precioso” que cumpla estos requisitos y practicarlo. Escribirlo en un diario todas las mañanas.

3. La Vida Significativa

Comprometernos con una causa mayor que mi “pequeño yo”, como el poder ayudar a una institución o a una persona y/o agradecer a quienes nos han ayudados lo largo de la vida. Una opción es practicar alguna religión y sus ritos.

Las actividades filantrópicas y en particular las de compasión con respecto a nuestros semejantes, crecer en una forma no material, cuidando la salud con ejercicio y diversión compartida. El seguir aprendiendo, fomentando la sabiduría y compartiendo conocimiento puede ser un propósito de vida, otras actividades pueden ser involucrarnos en actividades de nuestra comunidad. Responder a las preguntas: ¿Con qué le doy significado a mi vida? ¿Con qué contribuyo a mi entorno?

4. Las Relaciones Positivas

Quizás el hallazgo más consistente en la psicología positiva es que las relaciones buenas con otras personas: amigos, familiares, compañeros de trabajo y nuestra comunidad son el factor que contribuye de manera más importante a la buena vida psicológica. Cabe indicar que de los aspectos que muestran correlaciones más fuertes con el bienestar y la sensación subjetiva de felicidad son de naturaleza social: por ejemplo, la extraversión, el apoyo social y el número de amigos, el matrimonio y el empleo gratificante.

Las buenas relaciones proporcionan apoyo emocional e instrumental en momentos de estrés y desafío, también proporcionan un sentido de conexión y la oportunidad de celebrar las cosas buenas de la vida. Tener alguien con quien podamos apoyarnos en situación de necesidad da tranquilidad emocional. Ser asertivo, decir lo que pensamos y pedir lo que queremos es mejor que quedarnos callados, ser dejados solo genera tristeza y depresión.

De forma general, sabemos que una buena relación es aquella en la que la comunicación positiva supera considerablemente la comunicación negativa. Esto lo constata también el estudio de la Universidad de Harvard llamado, ¿Que hace una buena vida? donde después de 75 años de duración del estudio, que inició en los años 1920 con alumnos y exalumnos llegan a tres conclusiones:

  1. Las buenas relaciones nos hacer bien para la salud y sentimiento subjetivo de felicidad,
  2. son buenas para la salud del cerebro a largo plazo y,
  3. ayudan a mitigar el dolor y las penas en las circunstancias difíciles de la vida en forma efectiva.

Buscar la satisfacción con la vida, enfocándose en lo positivo, aprendiendo y practicando con optimismo las actividades que desarrollamos.

¿Como ser más Feliz?

No hay arreglos fáciles, requiere un esfuezo de rediseño o ajuste de nuevas actividades y nuevos rituales o hábitos de vida diaria en los tres bloques mencionados y en nuestras relaciones humanas. Ponernos la obligación de ser felices ayuda a que estemos dispuestos a esforzarnos en el logro de las modificaciones requeridas y vencer la apatía que es el gran enemigo a derrotar; es nuestra responsabilidad y nadie lo hará por nosotros.

La felicidad no es un tiempo constante pero se puede hacer lo siguiente para construir el bienestar:

Trabajar en nuestra autoestima permitirnos ser humanos aceptando que cometemos errores.

Eliminar etiquetas juicios o evaluaciones negativas sobre nosotros mismos impuestos por otros (algunas desde la infancia) o por nosotros mismos. En este mismo blog hablare de un método que nos ayuda a eliminar esas etiquetas.

Reducir el número de cosas que hacemos, demasiadas cosas da la sensación de abrumamiento, generando estrés y depresión. La recomendación es hacer menos, no más. La cantidad afecta la calidad. Así, con más tiempo disponible se incrementa la creatividad y el tiempo disponible para aprender y disminuir el estrés, también genera tiempo para la reflexión e introducir actividades de ejercicio y meditación. No hacer nada y solo ver televisión o redes sociales tampoco es recomendable, se requiere un mínimo de estrés y actividad para mantener sano al cerebro.

La combinación de la vida de placer, la buena vida y de la vida significativa nos pone a hacer lo que queremos lograr, no lo que tenemos que lograr estará alineado con los intereses personales, valores, explotar nuestras capacidades y el sentido de propósito de nuestra vida.

Cuando no se tiene el lujo de tener un trabajo que cumpla los requisitos de la buena vida se recomienda introducir actividades extra laborales que si lo hagan durante la semana utilizando nuestras inteligencias insignia.

Cultiva las relaciones humanas sanas acentua lo positivo, demuestra interés al escuchar a los demás, has cumplidos sinceros, en el matrimonio, da tiempo para el amor, los detalles, la intimidad y la buena comunicación son importantes.

En la conexión entre cuerpo y mente necesaria cuidar el sueño adecuado de 7 a 8 horas diarias, ejercicio físico metódico regular preferiblemente diario.

El Ejercicio regular aumenta la autoestima y mejora el sistema inmunológico, la gimnasia aerovica, el yoga, andar en bicicleta, caminar o trotar son alternativas. Estos incrementan el nivel de felicidad, por la generación de noradrenalina y dopamina que son neurotransmisores que generan placer y felicidad subjetiva. Un lápiz o un bolígrafo entre los dientes nos obligarán a sonreír y a generar los neurotrasmisores asociados, con su respectivo impacto positivo en nuestra persona.

La Meditación Decrementa la ansiedad, mejora el humor, activa la corteza prefrontal provocando emociones positivas. La meditación es la higiene mental. Ambos, el ejercicio y la meditación, requieren tiempo y disciplina para hacerlo y es necesario para la salud mente/cuerpo.

Asimismo es necesario hacer actividades cognitivas o mentales, que mantengan nuestro cerebro ejercitado, leer, escribir, aprender otro idioma, tocar un instrumento musical son opciones para la salud a largo plazo, si consideramos al cerebro como un músculo, este debe ser ejercitado para que no se atrofie.

Un aspecto importante, practicar la gratitud mejora las relaciones humanas, la salud física, da alegría, optimismo, sensación de éxito y ayuda a ser benevolentes con los demás.

5. La Sensación de Logro

Sugiero la obtengamos al cumplir nuestras metas diarias de meditación, ejercicio, alimentación adecuada, terminar de leer un libro, escribir, actividades cognitivas y de ocio que utilizan nuestras inteligencias insignia y lograrlas cada día es, el quinto bloque importante para construir nuestro propósito de bienestar. El logro nos da sentimiento de orgullo en nosotros mismos y es bálsamo de satisfacción personal.

Poner la tecnología y nuestra capacidad de diseño para reestructurar los cinco bloques con los criterios mencionados y aplicarlos es una tarea a partir de ahora si queremos incrementar nuestra sensación de bienestar y felicidad.

Virtudes clave a practicar

  • La Búsqueda de la Sabiduría y conocimiento. La curiosidad tiene una razón de ser y ejercita la mente.
  • La Habilidad para usar nuestras inteligencias insignia.
  • La benevolencia o buena voluntad.
  • La justicia.
  • La templanza y la prudencia. Disciplina y autocontrol.
  • La perseverancia.
  • La búsqueda de la excelencia en lo que hagas.

Podría pensarse que este método difícilmente seria aplicable en circunstancias de enfermedad, carencia material grave o en situaciones particulares de duelo.

Sin embargo, en mi opinión, en algo podría contribuir a mejorar la sensación de bienestar, sobretodo dedicando tiempo a las actividades que podemos hacer aprovechando nuestras inteligencias insignia y sacar endorfinas del ejercicio y la meditación que nos provoquen la sensación subjetiva de felicidad.

Este post lo seguiré mejorando, porque es para mí una ciencia viva, en estudio y lo puedo ver por las diferentes pláticas y más libros al respecto que salen en YouTube por ejemplo y creo que me vale la pena seguir estudiándolo. Este post ha sido revisado en enero de 2018 incluyendo las recomendaciones del profesor Ben Shahar de la Universidad de Harvard.

Mis Fuentes de información libros, entrevistas y conferencias de los siguientes autores:

  • Martín Seligman (Psicología Positiva).
  • Ken Robinson (El Elemento).
  • Aristóteles (Ética Nicomáquea).
  • Viktor Frankl (El hombre en busca de sentido).
  • Howard Gardner (Las inteligencias múltiples en el siglo XXI).
  • Massimo Piguiuchi (La filosofía del estoicismo).
  • Jorge Bucay (El camino de la espiritualidad).
  • La entrevista de Mihaily Csikzentmihalyi por Eduard Punset (El Estado de Flujo).
  • El estudio de 75 años de la Universidad de Harvard dirigido actualmente por Robert Waldinger, ¿Qué hace una buena vida? (TED Talks).
  • Las 14 recomendaciones de Ben Shahar

Con Análisis y estructura de Pedro Mosiño Diaz y colaboración de Carlos Tamés Mosiño y Mauricio González Mosiño.