Como Funciona el Mundo


        Como Funciona el Mundo    

Tiempo de Lectura: 15 minutos.

    Cómo expliqué en la introducción el orden mundial está cambiando con rapidez como nunca lo había hecho a lo largo de nuestra vida, pero muchos de esos procesos ya han tenido lugar históricamente.      Mi objetivo es analizar esos episodios del pasado para, con ésta nueva perspectiva, intentar imaginar el futuro . Lo que siguira a continuación es una descripción resumida de la dinámica que he detectado al estudiar el auge y declive de los tres últimos Imperios que lograron que sus divisas se convirtieran en la moneda mundial de reserva (es decir los Imperios holandés, británico y estadounidense) asi como otros seis imperios importantes de los últimos 500 años (Alemania, China, Francia, India, Japón y Rusia. En el caso de las dinastías Chinas me remonto a la de los Tang (alrededor del año 600).     El propósito de este capítulo es simplemente proporcionar un modelo arquetípico que podamos emplear para analizar todos los ciclos y, de esa forma entender el momento actual de forma más clara.      Me he propuesto la misión de descubrir cómo funciona el mundo y la tarea de extraer principios universales y atemporales para afrontarlo con mayor solvencia. Para mí es tanto una pasión como una necesidad.

He aprendido que el factor determinante a lo largo del tiempo y en todos los países, a sido por encima de cualquier otra cuestión     la lucha por la distribución del poder y de la riqueza.  En menor medida también considero que han sido muy determinantes otros aspectos como las ideologías o la religion. Estás luchas se han sucedido de manera atemporal y universal y ha tenido enormes implicaciones en todos los aspectos de la vida de las personas.     Su desarrollo cíclico es comparable a la marea que sube y baja.      Por ésta vía también he entendido mejor cómo, a lo largo del tiempo y en todos los países, las personas que tienen la riqueza tienden a ser también las personas que poseen los medios de producción de esa riqueza, para mantener o aumentar su riqueza, trabajan con las personas que ostentan el poder político, con quiénes tienen una relación simbiótica, estableciendo de esta forma nuevas leyes y normas.  Esto ha sucedido de forma similar en todos los países a lo largo del tiempo, esta dinámica lleva a que     un porcentaje muy pequeño de la población llegue a amasar y controlar porciones excepcionalmente grandes de la riqueza y el poder,  pero su predominio puede llegar a sobre extenderse y a sobrepasar un cierto equilibrio y cuando llegan momentos malos, que perjudican a los menos ricos y los menos poderosos,     es habitual que éstos ultimos se revelen y terminen desencadenando conflictos, revoluciones o guerras civiles. Cuando estos enfrentamientos llegan a su fin emerge un Nuevo Orden Mundial y el ciclo vuelve a empezar con diferentes actores.  En este capítulo compartiré esta síntesis general y algunos de los detalles que la acompañan. Hace aproximadamente dos años cuando sentí la necesidad de responder a las preguntas que describo en la introducción, decidí sumergirme en esta tarea de estudio de la mano de mi equipo de investigación, buscando en los archivos, pero también hablando con los mejores académicos y profesionales del mundo, para buscar mayor profundidad y perspectiva. Hago mi investigación, la escribo,y se la muestro a los mejores académicos y profesionales del mundo, para someter mis ideas a una prueba de stress, analizo e incorporo todas las posibles mejoras, reescribo el trabajo, lo vuelvo a poner a prueba y así sucesivamente hasta que llego a un punto de rendimientos decrecientes.     Se que lo que aprendí a lo largo del camino es esencial para poner en perspectiva lo que está sucediendo ahora, y que eso también nos ayuda a imaginar cómo podemos lidear con acontecimientos importantes que nunca han sucedido a lo largo de nuestra vida, pero que si han ocurrido repetidamente a lo largo de la historia.

        Entender el Gran Ciclo    

Por las razones que se explican en este libro, creo que hoy en día estamos viviendo un gran cambio arquetípico relativo a la riqueza y el poder que afectará al Orden Mundial y a todos los países, alterando de forma profunda sus situaciones. Este gran cambio en las estructuras de poder y la riqueza no es evidente a primera vista, porque la mayoría de la gente no tiene en mente los patrones de la historia, y por tanto suele ignorar las similitudes de hoy con episodios de ayer. Por eso en este primer capítulo describiré en forma muy breve como veo el funcionamiento de la mecánica arquetípica que se esconde detrás de los acensos y declives de los Imperios y sus mercados.     He identificado dieciocho factores determinantes importantes que han explicado casi todos los procesos básicos de expansión y caída Imperial a lo largo del tiempo. Cómo modelo arquetípico, el Gran Ciclo describe y proyecta el auge y declive de los imperios e influye totalmente en la situación de esas potencias, por ejemplo, en sus monedas y mercados (esto último me interesa en especial).  Los tres ciclos más importantes son los que mencioné en la introducción: el ciclo que siguen los mercados de capitales y la deuda a largo plazo, el ciclo de orden (y desorden) interno y el ciclo de orden (y desorden) externo. Estos procesos impulsan oscilaciones de un lado a otro: nos llevan de la paz a la guerra, del  boom a la recesión, de un extremo político a otro, de la expansión a la desintegración territorial, etcétera. A menudo cuando empujamos la capacidad del sistema hasta extremos que superan los niveles de equilibrio, se desencadenan respuestas que sobrepasan su nivel de gestión y todo el paradigma se despeña bruscamente en la dirección opuesta. 

   Esta Idea de equilibrio es muy importante para entender cómo se sostiene el orden de cualquier sistema. Los ciclos han permanecido inalterados a lo largo de los siglos, básicamente por la misma razón que el ciclo de vida humano sigue siendo igual durante el paso del tiempo.  Al final es cierto que con el paso del tiempo la naturaleza del hombre no varia mucho. Por ejemplo el miedo, la codicia y los celos y otras emociones básicas se han mantenido constantes y siguen teniendo una gran influencia impulsora de los ciclos humanos. Si bien es cierto que los ciclos de vida de dos personas jamás son iguales, el arquetipo del ciclo de vida humana si es más o menos constante: los niños son criados por los padres hasta que son independientes, momento en el que crían a sus propios hijos y se dedican a trabajar, cosa que harán hasta que envejezcan, tras lo cual se jubilaran y morirán. Este ciclo sigue siendo en esencia el mismo.     De modo similar el ciclo económico del dinero, el crédito y los mercados de capitales tiende a repetir un patrón: se acumulan demasiadas obligaciones (por ejemplo se emiten bonos de deuda pública en exceso) y cuando esas deudas no se pueden devolver pagando con dinero fuerte, se genera un desequilibrio.  Ese patrón ha sido y sigue en esencia el mismo. Así, esto lleva a cada vez más personas a intentar vender sus activos para conseguir liquidez, pero tarde o temprano descubren que no pueden hacerlo, porque hay demasiados activos de deuda que la cantidad de dinero disponible. Una vez que esto sucede, los incumplimientos impulsan a quienes tienen activos a ganar más. Desde hace miles de años ese ciclo en esencia el mismo. También ocurre algo parecido en los ciclos del orden (y desorden) interno y externo. En los próximos capitulos analizaremos como la naturaleza humana y otras dinámicas impulsan tales ciclos.

        La Evolucion, los Ciclos y los Altibajos a lo Largo del Camino    

    La evolución es la mayor y única fuerza permanente en el universo. Sabemos que las cosas están cambiando, muy lentamente desde nuestra perspectiva, pero está cambiando.  Sabemos que con el tiempo, el orden actual no existirá y habrá otras cosas que lo reemplacen. Una vez que podemos entender y visualizar el cambio de largo plazo, tenemos que inventar como medirlo y luego ver porqué ocurren.     La evolución es el movimiento ascendente y tendente a la mejora que ocurre a raíz de la adaptación y del aprendizaje. En torno a esa evolución hay ciclos que encierran auges y declives relativos.  Es como un sacacorchos que apunta hacia arriba, pero describe bucles con trayectorias parecidas a oscilaciones. La evolución permite una mejora relativamente suave y constante de las cosas, porque la adquisición de conocimientos es más rápida e intensa que la perdida de conocimiento. Por ejemplo con el paso del tiempo vemos que nuestro nivel de vida aumenta porque tenemos muchos más conocimientos, lo que nos conduce a una mayor productividad, pero al mismo tiempo hay altibajos en la economía, porque existen ciclos largos de deuda, que si bien impulsan la actividad económica hacia arriba por un tiempo prolongado,     después mueven hacia abajo la producción, cuando resulta evidente que esa tendencia alcista desborda los niveles de equilibrio.  De hecho a veces son bruscos y dolorosos, ya que se cometen errores que tienen consecuencias, pero en última instancia, lo cierto que a largo plazo se produce un aprendizaje y se obtienen mejores adaptaciones. Juntos, la evolución y los ciclos forman los movimientos ascendentes con forma de sacacorchos que nos topamos en todo tipo de ámbitos: la riqueza, la política, la biología, la tecnología, la sociología, la filosofía, etcétera.     La productividad humana es la fuerza más importante que hace que la riqueza, el poder y el nivel de vida puedan aumentar con el tiempo. La productividad, es decir la producción per Capita, impulsada por la educación y la capacidad de innovación, la ética de trabajo, es algo que ha mejorado constantemente con el tiempo.  Es importante que los formuladores de políticas públicas lo comprendan, para lograr los mejores resultados para los países. Es como el proceso de los inversores y las empresas, que también tienen que determinar los factores que permiten determinar dónde están las mejores inversiones a largo plazo. Los avances tecnológicos en las comunicaciones y el transporte han hecho que hoy estemos más cerca que nunca los unos de los otros, lo que ha cambiado la naturaleza de las relaciones interpersonales, pero también teniendo un efecto profundo sobre los Imperios y sus estructuras. 

   Vemos tales mejoras evolutivas en casi todas partes: mayor esperanza de vida, mejores productos, mejores formas de hacer las cosas. Incluso nuestra forma de evolucionar ha progresado porque hemos encontrado mejores maneras de crear e innovar. Esta tendencia a mejor está presente en toda la historia de la humanidad.  Como resultado todos los datos dedicados a todo tipo de cuestiones socioeconómicas suelen mostrar pendientes claramente alcistas. Así queda de manifiesto en los siguientes conceptos reflejan la producción estimada del PIB (Producto Interno Bruto) real por persona y la esperanza de vida en ambos casos tomando como referencia temporal los últimos 500 años. Por imperfectas que sean es probable que sean las dos medidas de bienestar más ampliamente aceptadas. Como puede verse las magnitudes de las tendencias evolutivas alcistas que describen son similares a la mejora de los cambios que se han sucedido a nuestro alrededor.

El hecho de que las tendencias positivas sean tan pronunciadas muestra cuánto más contundente se ha vuelto el poder de la inventiva humana en relación con todo lo demás. Cómo se muestra desde esta perspectiva de panorama general de arriba a abajo, la producción per cápita parece estar mejorando de forma constante, evolucionando con mucha lentitud en los primeros años estudiados     y mucho más rápido a partir del siglo XIX cuando la pendiente se vuelve muy acusada y empinada, lo que refleja ganancias de productividad mucho más intensas y rápidas (crecimiento en forma de palo de hockey).

Este cambio de ganancias de productividad más lentas a más veloces se debió principalmente a las mejoras en el aprendizaje y la conversión de ese aprendizaje en nuevas formas de producción. Todo ello vino provocado por una serie de factores que se remontan a la introducción de la imprenta de Gutenberg en Europa a mediados del siglo XV (la imprenta se había utilizado en China algunos siglos antes) lo que a su vez aumentó el conocimiento y la educación disponible para muchas más personas contribuyendo al Renacimiento, la Revolución Científica, la Ilustración, la aparición del Capitalismo y la primera Revolución Industrial en el Reino Unido.

Las mejoras de la productividad, de base amplia que se derivaron de la invención del capitalismo, el auge del espíritu empresarial y la Revolución Industrial, cambiaron las estructuras de la riqueza y el poder alejando al mundo de una economía basada en la agricultura en la que la propiedad de la tierra era la principal fuente de poder y los monarcas nobles y religiosos trabajaban juntos para mantener su control. El cambio nos movió hacia una economía basada en la industria en que los capitalistas innovadores crearon y controlaron los nuevos medios de producción de bienes industriales; una vez que consolidaron su nuevo poderío trabajaron junto con aquellos que estaban en el gobierno para mantener en pie el sistema, lo que les permitió retener la riqueza y el poder.     Dicho con otras palabras desde la Revolución Industrial que desencadenó este cambio hemos estado operando en un sistema en el que la riqueza y el poder provienen principalmente de una combinación de educación, innovación y capitalismo lo que a su vez ha generado una nueva alianza de poder entre quienes dirigen los gobiernos y quienes controlan la mayor parte de la riqueza.  Conforme se siguen desarrollando los grandes ciclos, la forma en que este sistema evoluciona también sigue sujeta a cambios. Por ejemplo mientras que hace siglos la Tierra y la producción agrícola valían más que cualquier otra cosa, hoy ocurre lo mismo con muchas cosas digitales que no tienen una existencia física aparente, por ejemplo: el procesamiento de datos e información pero que en la práctica atesoran más valor. Esto está creando una disputa en torno a quien obtiene los datos y cómo se usan para generar riqueza y poder.

        Los Ciclos en el Marco de Tendencia Alcista.    

Debido a que el conocimiento y las mejoras de productividad son evolutivos, si bien estos fenómenos son importantes, lo cierto es que no causan cambios abruptos en quien tiene la riqueza y el poder.     En realidad esos vuelcos se dan por otras causas, por motivos de booms económicos, recesiones, revoluciones o guerras que a su vez son procesos que se ven impulsados principalmente por ciclos que se determinan a partir de relaciones lógicas de causa/efecto.

*En este momento la humanidad está cambiando sus formas de pensar, y está aumentando la productividad de maneras mucho más drásticas que nunca antes, incluso más espectacularmente que tras el descubrimiento y el uso del método científico. Los cambios tienen que ver por ejemplo con el desarrollo de la inteligencia artificial que es una fórma alternativa de pensar a través de un cerebro alternativo que puede hacer descubrimientos y procesarlos siguiendo instrucciones para saber qué debe hacer. En esencia la humanidad está creando una especie alternativa que tiene una enorme capacidad para detectar patrones y procesar con rapidez muchas ideas diferentes, aunque esta fórmula tiene problemas para comprender la lógica detrás de las relaciones y es evidente que no tiene emociones. Por lo tanto es una especie que es a la vez inteligente y estúpida, útil y peligrosa. Ofrece un gran potencial pero debe controlarse bien y en ningún caso ser desarrollada a ciegas.

Por ejemplo, las fuerzas de aumento de la productividad, el emprendimiento y el capitalismo que marcaron el devenir de la historia al final del siglo XIX también produjeron grandes brechas de riqueza y el sobreendeudamiento en tiempos posteriores, lo que llevo a crisis y recesiones económicas. En la primera mitad del siglo XX esta circunstancias enfrentaron al capitalismo con el comunismo y desataron grandes conflictos por la riqueza y el poder tanto dentro como entre los países. Aquí vemos cómo operan los ciclos de largo Gran plazo.     A lo largo del tiempo la clave del éxito ha sido la consolidación de aquellos sistemas en que personas bien educadas operan de forma cívica entre sí, desarrollando innovaciones, obteniendo financiación a través de los mercados de capitales y controlando los medios por los cuales esas innovaciones se convierten en producción, lo que a través de la asignación de recursos que propicia el mercado, hace que éstas personas sean recompensadas con la obtención de mayores beneficios.  Sin embargo en el largo plazo el capitalismo ha propiciado la aparición de brechas de riqueza y oportunidades como también ha dado pie a escenarios de sobre endeudamiento lo que conduce a revoluciones y guerras por decisiones económicas, procesos que a su vez han provocado cambios y alteraciones en el orden nacional y mundial.     Como te podrás imaginar la historia nos muestra que casi todos estos tiempos turbulentos se han debido a luchas por la riqueza y el poder (es decir a conflictos con forma de revoluciones y guerras y a menudo impulsados por crisis de dinero y crédito o por la emergencia de grandes brechas de riqueza o escenarios graves de origen natural sequías, inundaciones, epidemias, etcétera) esto nos recuerda que la gravedad de tales sucesos depende casi exclusivamente de la fortaleza de los países y de su capacidad para soportarlos.

Los países que tienen altas tasas de ahorro, poca deuda y una moneda de reserva fuerte pueden resistir los colapsos económicos y crediticios mucho mejor, que los países que no tienen muchos ahorros, tienen una deuda excesiva y no tienen una moneda de reserva sólida. Del mismo modo, aquellos que tienen un liderazgo fuerte y capaz y una sociedad cívica pueden mantenerse mejor que aquellos que carecen de estas circunstancias.     Igualmente las personas que son más innovadoras siempre se adaptaron mejor que aquellas que son menos creativas, lo que también se reproduce a escala macro. Como veremos más adelante estos factores son verdades universales y atemporales.

        Comentarios que quiero resaltar    

La premisa principal del libro El Nuevo Orden Mundial es que si quieres     prepararte para el futuro debes conocer los ciclos históricos del pasado.  Los tiempos del futuro cercano serán diferentes por ciertas razones, pero se pareceran mucho a otros tiempos que ha vivido la humanidad. Esa es la principal conclusión de Rey Dalio tras estudiar episodios análogos al presente, en los últimos 500 años:     los ciclos históricos siempre han sido muy similares entre sí.

En el libro explicará los ciclos que surgen del auge y la caída de los grandes Imperios como el Holandés, el Ingles y actualmente el Estadounidense.

En nuestros días asistimos al aparente declive de Estados Unidos y el ascenso de China como potencia dominante. Varias señales interpretadas bajo un análisis comparado con periodos históricos anteriores,     muestran que estamos a las puertas del nacimiento de un Nuevo Orden Mundial  con sus características de un ciclo arquetipico, con una fase de liderazgo, crecimiento pacífico y prosperidad, una perdida de competividad y productividad, con una crisis producto de una sobre expansión y un período de declive con pérdida de poder financiero, conflictos internos y guerras o revoluciones.

Todas estas señales que podemos identificar también hoy, preludian la consagración de la nueva potencia mundial, reiniciando de nuevo el Gran ciclo.     Este estudio nos permitirá anticipar el porvenir a partir del estudio del pasado.  Todos los Imperios experimentaron un auge y un declive propios de lo que Ray Dalio llama el Gran Ciclo y existen patrones o plantillas muy claras que nos indican en qué punto estamos a lo largo de ese ciclo.

El propósito del libro es transmitir lo que ha aprendido, enseñar lo que ha resultado más útil y presentarlo al gran público para su consideración y analisis. Ray ha hablado con expertos, leído libros y estudios y ha analizado estadísticas y documentos junto con su gran equipo de investigación, junto con poderosas computadoras que manejan los algoritmos que han desarrollado para monitorear la existencia de los ciclos arquetipos para estar alerta lo antes posible, para tomar decisiones basadas en el pasado, refinando la comprensión de las relaciones de causa y efecto hasta el punto de crear reglas para la toma de decisiones.

Los acontecimientos de esta forma ya no van hacia Ray Dalio y lo atropellan, él va hacia ellos, estudiando sus patrones que le permiten anticiparse, lo que le permite tener mucho éxito económico para los inversionistas de su Hedge Fund de Bridgewater Associates.

A lo largo de la historia muy pocos tipos de personalidad se han preocupado por estudiar estas situaciones y se han planteado qué patrones históricos podrían repetirse en el presente y en el futuro.

Así que se propuso estudiar entre otras cosas 1) el ciclo de los mercados de deuda 2) el ciclo de orden y desorden interno 3) el ciclo de orden y desorden externo y 4) estudiar particularmente a China y el conflicto latente con los Estados Unidos que se está intensificando con rapidez en especial en los campos del comercio, la tecnología, la geopolítica, el capital, las ideologías económicas, políticas y sociales.

Ray Dalio se ha propuesto la misión de descubrir cómo funciona el mundo y obtener principios universales y atemporales para afrontarlos con mayor solvencia, estudiando la lucha por la distribución del poder y la riqueza que tiene un desarrollo cíclico comparable a la marea que sube y baja.

    La evolución es la mayor y única fuerza permanente en el Universo.  Es también el movimiento ascendente y tendente a la mejora que ocurre a raíz de la adaptación y el aprendizaje, con auges y declives relativos en forma de bucle con trayectorias parecidas a oscilaciones, como un sacacorchos orientado hacia arriba a la derecha.

        La productividad humana es la fuerza más importante que hace que la riqueza y el poder y el nivel de vida puedan aumentar con el tiempo. La productividad, es decir la producción per Capita, impulsada por la educación, la capacidad de innovación, la ética de trabajo es algo que ha mejorado con el tiempo.    


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.