Parte 11 Reviviendo a las Bicicletas en Beijing


        Parte 11 Reviviendo a las bicicletas en Beijing    

Tiempo de Lectura: 14 minutos.

Mientras los pagos móviles transformaban el medio ambiente financiero de China, las bicicletas compartidas transformaron su medio ambiente urbano. En muchas formas la revolución de las bicicletas compartidas estaba regresando el reloj. Desde el tiempo de la Revolución comunista en 1949 hacia el ingreso del milenio las ciudades en China estaban haciendo equipo con las bicicletas. Pero con las reformas crearon una nueva clase media, las propiedades de los autos aumento y montarse en bicicleta se convirtió en algo en que los muy pobres podían obtener: un vehículo de dos ruedas.

Las bicicletas fueron empujadas a los márgenes de las ciudades y de las corrientes culturales principales. Una mujer en el más popular show de citas capturó ese materialismo cuando rechazo a ese pretendiente pobre diciendo “yo prefiero llorar en la parte trasera de un BMW que sonreír en la parte trasera de una bicicleta”.

Y luego de repente el universo alternativo de China revirtió la oleada empezando al final de 2015, los startups Mobike y Ofo empezaron a suministrar decenas de millones de bicicletas conectadas a internet y a distribuirlas en los alrededores de las mayores ciudades Chinas.     Mobike equipó a sus bicicletas con códigos QR al candado conectado a internet en la parte trasera de la bicicleta y automáticamente se puede abrir con la aplicación. Los usuarios de Mobike pueden viajar en la bicicleta a cualquier lugar que quieran ir y dejarla ahí para el próximo usuario.  Los usuarios de Mobike pueden ir en la bicicleta a cualquier lugar que quieran ir y desde ahí pagará el próximo usuario. Los costos están en función a la distancia y el tiempo pero pasados subsidios indicaron que pueden ser tan pequeños como 15 centavos o menos. Es un mundo revolucionario, una innovación mundial, realista que fue posible implementar gracias a los pagos móviles. Adicionar máquinas de lectura de tarjetas de crédito de punto de venta serían muy costosos y de reparación intensiva     pero los pagos móviles sin fricción son ambos baratos para poner en una bicicleta, e increíblemente eficientes.

El uso de la bicicleta compartida explotó. En el período de un año, las bicicletas cambiaron de rarezas urbanas a las de total omnipresencia estacionadas en cualquier intersección, en cualquier salida de tren subterráneo y agrupadas en tiendas o restaurantes populares. Raramente toma una mirada en cualquier dirección para encontrar una y 5 segundos para que la aplicación la libere. Las ciudades se convirtieron en un arcoiris de bicicletas brillantemente coloreadas en plateado para Mobike, amarillo brillante para Ofo y una pieza de azul verde y rojo para otras compañías imitadoras. Para el otoño de 2017 Mobike estaba registrando 22 millones de viajes por día todos ellos en China. Esto es cuatro veces el número de viajes globales que Uber estaba haciendo en 2016 que fue el último año que anunció sus totales.     En la primavera de 2018 Mobike fue adquirida por Wang Xing Meituan Diangping por 2.7 billones de dólares solo tres años después de que la compañía de bicicletas compartidas fuera fundada.

Algo estaba emergiendoo de esos viajes, probablemente la más grande fue el uso de las redes de internet de las cosas. La mayoría de las bicicletas de Mobike están equipadas con GPS alimentado por celdas solares, acelerómetros, Bluetooth, capacidades de comunicación de campo cercano qué se puede activar con un teléfono inteligente. Juntos esos sensores generan 20 terabites de datos por día y son alimentados de regreso a los servidores de la nube de Mobike.

        Líneas borrosas y nuevos mundos    

En un período de 2 años la revolución de las bicicletas compartidas reformaron el paisaje urbano y profundamente enriquecieron su recolección de datos. Esto es una ilustración dramática del cambio en el que el universo alterno de China lo hace mejor. Solucionar problemas prácticos borrando las líneas entre los mundos en línea y los mundos fuera de línea. Toma la fortaleza de la información y la apalanca para construir negocios que alcanzan el mundo real y directamente tocan todos los esquinas de nuestras vidas.

Construir ese universo alterno no se dio de la noche a la mañana requirió de empresarios guiados por el mercado, usuarios de primera vez de servicios móviles, super aplicaciones novedosas, ciudades densas, trabajo económico pagos móviles y un cambio en la cultura del apoyo del gobierno.

Ha sido un desordenado, caro y proceso disruptor pero el pago ha sido tremendo. China ha construido gigantes tecnológicos valuados en más de un trillón de dólares, una hazaña que no haya hecho ningún otro país fuera de Estados Unidos.

Pero el más rico de este nuevo mundo tecnológico de China todavía debe ser logrado como una materia orgánica que se guarda para aumentar con combustibles la revolución industrial.     Las ricas iteraciones en el universo alterno creado en China está generando una masiva producción de datos que alimentará a la revolución de la inteligencia artificial China. Cada dimensión de ese universo, la actividad del chat, los servicios online to offline, más entrega de comidas calientes, los viajes en bicicleta, en motoneta y los pagos móviles. Adicionan una capa de datos que no tiene precedente es esa actitud granular mapeando el consumo del mundo real y los hábitos de transporte.

La explosión de las aplicaciones de online to offline en las compañías agregó tremenda cantidad de datos de las vidas fuera de línea de sus usuarios. El que, el donde y el cuándo de las comidas, masajes y todas las actividades del día a día.

Los pagos digitales rompieron la caja negra de las compras reales del mundo del consumidor dándoles a esas compañías el dato real del comportamiento del consumidor. Las transacciones de persona a persona adiciona una nueva capa de datos arriba de esas transacciones económicas, la revolución de las bicicletas compartidas encarpeta a las ciudades en la transportación con dispositivos que colorearon las ciudades y la vida urbana. Decenas de millones de recorridos de la tienda a la casa, a las primeras citas, empequeñeciendo a las compañías como Uber y Lyft en ambas, cantidad y calidad de los datos.

El número de esas categorías ponen el descubierto la brecha entre China y Estados Unidos en esas industrias clave. Las estimaciones recientes tienen a las compañías Chinas superando a las competidores 10 a uno en la rentabilidad de comidas entregadas y 50 a 1 en los gastos de pagos móviles.

La explosión de las aplicaciones de online y offline le dieron a las compañías tremenda cantidad de datos de las vidas fuera de línea de sus usuarios. El que, a dónde ir y cuando de sus comidas, masajes y las actividades del día a día.     Los pagos digitales rompieron la caja negra de los campos reales del mundo del consumidor dándoles a esas compañías un dato Real del comportamiento del consumidor. Las transacciones de persona a persona adiciona una nueva capa del gasto social arriba de esas transacciones económicas.

La revolución de las bicicletas compartidas encantó a las ciudades en la transportación con dispositivos que colorearon las ciudades y la vida urbana.

Esto le ha permitido a los gigantes Chinos crecer sobre sus contrapartes, en ingreso y en capitalización de mercado.

En una época que requería construir a una economía y al vapor la inteligencia artificial requiere más que empresarios gladiadores y abundantes datos también requiere una camada de ingenieros entrenados en la inteligencia artificial y un gobierno interesado en abrazar el poder de esta tecnología transformadora. Estos dos factores expertos en inteligencia artificial y soporte del gobierno son las piezas finales del rompecabezas de la inteligencia artificial.

Cuando los pones en su lugar ellos completarán nuestro análisis de el balance competitivo de dos superpotencias en la definición tecnológica del siglo XXI.

        La historia de dos países    

En el pasado, en 1999 Los investigadores Chinos estaban en la obscuridad cuando llegó el estudio de la inteligencia artificial literalmente, permítame explicar.

Ese año yo visité la universidad de ciencia y tecnología de Hafei en China para dar una conferencia acerca de nuestro trabajo en Microsoft con respecto al reconocimiento de imágenes y voz. La universidad era una de las mejores escuelas de ingeniería en el país pero estaba localizada en el sur de la Ciudad de Hefei, un remanso remoto comparado con Beijing. En la noche de la presentación los estudiantes llenaron el auditorio y aquellos que no pudieron obtener un pase se pusieron en los vidrios de las ventanas con la esperanza de escuchar algo a través del vidrio. El interés era tan intenso que eventualmente le pedí a los organizadores que les permitieran a algunos estudiantes llenar los pasillos y sentarse en el estrado alrededor mío. Ellos escucharon interesadamente mientras     yo describía los fundamentos del reconocimiento de voz, la síntesis del habla, las gráficas de 3D y la visión computacional  ellos escribieron notas y acribillaron con preguntas acerca de los principios y agentes y las aplicaciones prácticas. China estaba claramente rezagada detrás de Estados Unidos por más de una década de investigación en la inteligencia artificial. Pero esos estudiantes eran como esponjas para cualquier conocimiento del mundo exterior. La exitación en el cuarto era palpable.

La presentación se alargó y ya estaba oscuro cuando yo dejé el auditorio y me fui hacia la puerta principal de la universidad. Los dormitorios de los estudiantes estaban alineados a ambos lados de la calle pero el Campus todavía estaba lleno y la calle vacía y de repente ya no estaba. Como si fuera una señal los estudiantes empezaron a salir fuera de los dormitorios todos alrededor mío y me encaminaron hacia la calle estaban desconcertados objetivamente absorbiendo lo que veían. Como un simulacro de incendio o una cámara lenta todo esto llevado a cabo en completo silencio.

No fue hasta que ellos se sentaron en la acera y abrieron sus libros de texto que me di cuenta lo que estaba pasando. Los dormitorios apágaban la luz a las 11 p.m. exacto, así que muchos estudiantes siguen estudiando con la luz de la calle a altas horas de la noche. Yo vi como cientos de brillantes mentes jóvenes, ingenieros Chinos se acurrucaron en el suave resplandor amarillo. Yo no sabía que el futuro fundador de una de las más importantes compañías de la inteligencia artificial estaba ahí, apretado en un par de horas de estudio en la oscura noche de Hefei.

Muchos de los libros que usaban esos estudiantes estaban anticuados o mal traducidos. Pero era lo mejor que podían obtener esos jóvenes estudiantes de los cuales les exprimían cualquier gota de conocimiento que tuvieran. El acceso de internet a la escuela era un bien escaso y estudiar fuera solo era posible si el estudiante obtenia una beca completa. Los páginas obtenidas de esos libros educacionales eran la única ventana que tenían al estado de la investigación global de la inteligencia artificial. Cómo han cambiado las cosas!.

        El material de una superpotencia de inteligencia artificial    

Cómo lo expliqué anteriormente para crear una superpotencia de la inteligencia artificial se requieren 4 bloques constructivos: abundantes datos, emprendedores tenaces bien entrenados, científicos de inteligencia artificial y un medio ambiente que la apoye, ya hemos visto como el ecosistema de empresas exportadoras entrenar a una gran cantidad de generación de los más inteligentes empresarios y como el universo alterno de China creó el ecosistema más rico de datos.

Este capítulo evalúa el balance de poder de las dos ingredientes remanentes la experiencia de la inteligencia artificial y el soporte gubernamental. Yo creo que en la época de la implementación el descenso de Silicon Valley está en el borde de la experiencia. Esta no es tan buena y como para ser soporte de la cultura política tecnofila de China, viene de pavimentar el camino para la implementación más rápida de tecnologías qué cambian el juego, a medida en que la inteligencia artificial se filtra dentro de la economía completamente en esta era primaria, la cantidad de ingenieros en inteligencia artificial sobre la calidad de investigadores de élite, la fortaleza real en la era de la implementación no vendrá de los de la mano de los pocos científicos de élite que empujan los límites de la investigación, yo creo que vendrá de una armada de entrenados ingenieros que hacen equipo con empresarios y convierten sus descubrimientos en empresas que cambian el juego.

China está entrenando justo a esa armada, en mi conferencia en la comunidad de la inteligencia artificial China ha venido cerrando la brecha con Estados Unidos mientras que América todavía se denomina con investigadores superestrellas, las compañías Chinas y las instituciones de investigación han llenado el rango con el tipo del bien entrenado ingeniero, que puede usar esta tecnología y el despliegue en la era de la inteligencia artificial. Lo ha hecho cazando la extraordinaria hambre de conocimiento que yo observé en Hafei con una que yo observé una explosión en acceso a la investigación global de tecnología de punta. Los estudiantes de la inteligencia artificial ya no están en la oscuridad leyendo libros de texto anticuados. Están tomando una faja de la cultura abierta de la investigación para observar conocimiento directamente de la fuente en tiempo real. Esto significa diceccionar las últimas publicaciones académicas de alto nivel en los grupos de Wechat y en transmisiones de clases en los teléfonos inteligentes. Esto significa estudiar las últimas publicaciones académicas y debatir los enfoques de científicos de alto nivel en las grupos de WeChat.

Esas startups están ahora ricamente conectadas y le permiten a la comunidad jugar con alcances intelectuales en el nivel élite entrenando a una generación de investigadores que ahora contribuyen a mayor nivel en el campo y también aplicar elementos de alta tecnología y algoritmos de fuente abierta a     productos para plásticos como los drones autónomos sistemas de pago, con tu imagen facial y el mobiliario inteligente del hogar.

Estos start ups ahora están luchando por una rebanada cada vez más dominada por el grupo de jugadores mayores, las llamadas siete grandes que incluyen a Google, Facebook, Amazon, Microsoft, Baidu, Alibaba y Tencent con sus computadoras gigantes de están divididas entre Estados Unidos y China y están haciendo jugadores audaces para dominar la economía de la inteligencia artificial. Ellos están usando billones de dólares en efectivo y reservas vertiginosas de datos, para engullir al talento disponible de inteligencia artificial. Colaborando para construir las redes eléctricas de potencia para la inteligencia artificial, redes computacionales privadas ya distribuidas con machine learning a través de la economía con los gigantes corporativos siendo utilizados como servicios públicos. Es un inquietante fenómeno para aquellos que valúan un ecosistema de inteligencia artificial abierto y también poseen el abierto potencial para el ascenso de China.

Pero trayendo el poder de la inteligencia artificial para soportar en la economía no puede ser hecho por empresas privadas solamente requiere un medio ambiente de política favorable que pueda ser acelerado por el soporte en el gobierno. Cómo recordarás tan pronto como que se perdió contra Alpha Go, el Gobierno Central Chino creo un plan hacia el liderazgo en la inteligencia artificial. Cómo la campaña de innovación masiva y el emprendimiento masivo el plan Chino respondió a través de flujos de nuevos fondos incluyendo subsidios para los nuevas empresas en inteligencia artificial y generosos contratos gubernamentales para acelerar la adopción. El plan también cambio las incentivos para la política de innovación alrededor de la inteligencia artificial. Los alcaldes de todo China se animaron a cambiar sus ciudades y convertirlas en vitrinas para las nuevas aplicaciones de la inteligencia artificial. Ellos están señalando las vehículos y sistemas de reconocimiento facial en los transportes públicos enganchando las redes de tráfico al cerebro de la ciudad para optimizar el flujo.

Detrás de estos esfuerzos descansa una diferencia central entre la cultura política Americana y la cultura China. Mientras el sistema político Americano agresivamente castiga a las equivocaciones o desperdicios en los fondos para la mejora tecnológica, el enfoque tecno utilitario de China premia la inversión y a la adopción.

Ningún sistema puede reclamar superioridad moral o el largo camino de libertad y el logro tecnológico Americano no tiene paralelo en la era moderna, pero creo que en la era de la implementación de la inteligencia artificial el enfoque Chino tendrá un impacto para acelerar el despliegue general de más datos y colocando las semillas para un crecimiento adicional. Es un ciclo autoperpetúado que requiere alquimia particular de datos digitales, misión empresarial, experiencia ganada con las dificultades y voluntad exitosa de política.

Para ver en dónde están esas dos superpotencias primero debemos entender la fuente de esa experiencia.

        Comentarios a resaltar.    

Mobike en 2015 empezó a suministrar decenas de millones de bicicletas conectadas a internet y a distribuirlas en las grandes ciudades. Sus bicicletas contaban con códigos QR, un candado conectado a internet y a la parte trasera de la bicicleta qué automáticamente se podría abrir con la aplicación. Los usuarios pueden viajar en una bicicleta a cualquier lugar que quieran ir y dejarla ahí para el próximo usuario. Los costos están en función a las distancias y el tiempo pero pasados los días significan que pueden ser tan pequeños como 15 centavos. Una innovación mundial realista que fue posible implementar gracias a los pagos móviles de WeChat. Fue toda una Revolución, se empezaron a ver en cualquier salida del tren subterráneo y agrupadas frente a las tiendas. Las ciudades se convirtieron en un arcoiris de bicicletas brillantemente coloreadas. Para el otoño de 2007 Mobike estaba registrado 22 millones de viajes por día.

China ha construido gigantes tecnológicos valuados en más de un trillón de dólares. Una hazaña que no lo han hecho ninguno otro país fuera de Estados Unidos. Las ricas iteraciones en el universo alterno creado en China están generando una masiva producción de datos que alimentará a la revolucion de la inteligencia artificial en China. Cada dimensión de este universo, la actividad de WeChat los servicios de online to offline (como las comidas calientes, los viajes en bicicleta en automóviles de Didi y los pagos móviles) adicionan una capa que no tiene procedente en su exactitud granular mapeando el consumo del mundo real y los hábitos de transporte.

El qué, el dónde, y el cuando de sus comidas, masajes y las actividades del día a día, y los pagos digitales rompieron la caja negra de las compras reales del mundo del consumidor dándoles a esas compañías un dato real del comportamiento de cada usuario.

Esto le ha permitido a su los gigantes Chinos crecer sobre sus contrapartes en el ingreso y en capitalización de mercado. Una economía hallada por la inteligencia artificial requiere más que empresarios gladiadores y abundantes datos, también requiere una armada de ingenieros entrenados en la inteligencia artificial y un gobierno interesado en abrazar El poder de esta tecnología transformadora. Estos dos factores expertos en inteligencia artificial y su aporte del gobierno son las piezas finales del rompecabezas de la inteligencia artificial.

La era de la implementación de las aplicaciones de la inteligencia artificial vendrá de la mano de una armada de bien entrenados ingenieros que hacen equipo con empresarios que convierten esos descubrimientos en empresas que cambian el paradigma y algoritmos de fuente abierta.

El poder de la inteligencia artificial en la economía no puede ser hecho por empresas privadas solamente, requiere un medio ambiente de política favorable que puede hacer acelerado por esa porte del gobierno.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.