Manual de Finanzas Personales. Parte 4


Tiempo de Lectura: 24 minutos

Las Tarjetas de Crédito y el Fondo de Emergencias

        Introducción    

En esta parte presento los siguientes temas:

• La necesidad de tener un fondo de emergencias, cómo calcularlo de acuerdo a nuestras necesidades y como crearlo en un corto período.

• Las ventajas del uso de las tarjetas de crédito, y porqué es conveniente no endeudarte más allá del 30% de tu salario, incluyendo todos tus productos financieros como crédito hipotecario, automotriz o de tarjeta de crédito.

• Qué debes tomar en cuenta para seleccionar la tarjeta de crédito más adecuada a tus necesidades y estilo de vida. Y las ventajas de ser “totalero”.

• Tips de viaje y las tarjetas de crédito.

• La verdad sobre el Buró de Crédito, que es y cómo funciona y como puede funcionar a nuestro favor y los riesgos de tener mala calificación en él mismo.

• Tus derechos como moroso, según la Condusef. Y una receta práctica para salir de deudas, así cómo eliminar las deudas de raíz.

• Qué las deudas te las llevas a la tumba, a menos que los contratos de los productos financieros estipulen que se tiene un seguro que permite la condonación de los adeudos.

• Que sepas que en caso necesario se puede renegociar con los bancos, cuando hay el riesgo de impago por pérdida de empleo, fracaso de un negocio u otra razón.

• No es delito deber, entre más rápido se haga la renegociación más barato y rápido se solucionará el problema.

• Las quitas, que son y las consecuencias en el historial crediticio.

        El Fondo de Emergencias    

        Todos estamos salados de vez en cuánto    

Alguna vez se nos descompuso el auto y no sabías de dónde sacar para pagarlo? te has quedado sin trabajo y lo que tenías ahorrado simplemente no te alcanzaría para vivir si eso pasara? si te hospitalizaran tendrías que pedir prestado? si tuvieras que hacer un viaje por alguna urgencia familiar o de negocio tendrías con qué que solventarlo? sí contestaste si alguna de éstas hipotéticas preguntas o ya te han ocurrido algunas similares te Urge crear tu fondo de emergencias.

        Para qué es el fondo de emergencias?    

Siempre hay algo por muy previsores que seamos qué nos puede fallar en nuestros mejores planes. Claro unos más que otros, para la mayoría un imprevisto de éstos puede implicar un tarjetazo no planeado o salir corriendo a pedir dinero a los parientes. Una manera más barata y menos molesta es hacer un ahorro tipo “cochinito” para guardar el dinero que puedas necesitar para superar un evento inesperado. Pueden ser multitud de eventos de ese tipo como averías que no cubre ningún seguro, consultas médicas de emergencia, cuando el refrigerador ya no sirve y hay que cambiarlo rápidamente porque la comida se descompone, enfermedades de la mascota que no estaban previstas, en fin cosas difíciles de prevenir.

En este fondo también hay que incluir los deducibles de los seguros qué si son un desembolso de emergencia que pocas veces consideramos.

        El fondo de emergencia no se toca, como su nombre lo indica es exclusivo para imprevistos y no para otros fines.    

Cuando estás muy endeudado y tengas a los cobradores detrás de ti ese dinero que reconoces que vas a tener que pagar, no califica como emergencia, eso debe estar más bien en tu presupuesto.     En conclusión una deuda no es para pagarse con el fondo de emergencia.

La regla de dedo cómo les encanta decir a los financieros     es que tengas entre 3 y 6 meses de tu sueldo ahorrado para ese fin.

Ahora el tamaño del fondo depende de lo que puede suceder, el número de personas que dependen de ti o factores como el estilo de vida. No es lo mismo un trabajo estable a uno que pasas meses sin cobrar.

El fondo de emergencia lo deseas líquido. Es decir de disponibilidad inmediata para atender la emergencia, por lo que generalmente, ganará intereses minúsculos. Por eso no debe de ser excesivo, pero tampoco ser tan mínimo que cuando llegue el emergencia no te alcance y tengas que recurrir a los familiares, a la tarjeta de créditoo a vender bienes y no exactamente al mejor precio por aquello de la urgencia.

        Entonces cuánto necesito?    

1.- Cuánto gastaste en tu última emergencia?

2.- Cuánto supones qué será la más cara de tus emergencias que podrías tener y que no cubren los seguros de auto o médico o de casa habitación?

3.- Cuánto tienes ahorrado actualmente para emergencias?

        4.- Haz un promedio entre el punto dos y el tres y eso es lo que más o menos vas a necesitar?    

5.- Ahora resta lo que tienes ahorrado. Planea cuánto tienes que destinar mensualmente para alcanzar el punto 4 en más o menos 3 años. No más.

Empieza ya a formar tu fondo de emergencia y agrégalo a tu presupuesto.

        En donde debes tener tu fondo de emergencias?    

La recomendación es que sea una cuenta separada intocable. Con disponibilidad a un día. Por lo que nos generará rendimientos mínimos, pero ese costo es la seguridad de tenerlo disponible cuando se necesite.

En qué instrumentos financieros puede estar ese dinero?: Cuentas a la vista, Fondos de inversión de deuda a corto plazo con disponibilidad diaria, Pagarés de rendimiento diario, o Certificados de depósito. Todos reguladas por la Condusef.

Qué porcentaje de mis ingresos debo destinar al fondo de emergencias: necesitas separar 8.33% de tus ingresos mensuales para reunir un mes de sus ingresos en un año. si quieres acelerar la formación del fondo, solo multiplica este factor.

        Tu Deuda No es Culpa de tu Banco    

Veremos cómo lidiar con el excesivo uso de la tarjeta de crédito y cómo usarla responsablemente. Y en caso necesario cómo reestructurar adeudos..

Todos conocemos por lo menos una historia de alguien que por el uso de la tarjeta de crédito se quedó con una deuda impagable, aunque tuviera ingresos considerables, a grado tal que tendría que renegociar adeudos y dejar de utilizar el plástico. Porque el otro camino era la bancarrota.

A veces confundimos generosidad, amor o romanticismo con el precio de los regalos y la verdad es que bien poquito tienen que ver una cosa con la otra.

Cómo dice un dicho antiguo “regala afecto, no lo compres”. No te enganches en las dinámicas de quién da más con la pareja, familiares y amigos. Cuida tu dinero.

        Tu deuda no es culpa de tu banco.    

Existe quien jura que el origen de sus deudas crediticias son los bancos. Pese a que durante el año firmaron como si no hubiera mañana, en todas las ventas nocturnas, baratas, e incluso en salidas de fin de semana. Algunos piensan que el villano de la película es el banco, pues para qué me dieron ese el límite de crédito si me lo iban a cobrar? Esa es una pregunta real que se hacen muchos deudores. Parecería que algunos usuarios del crédito fueran víctimas inocentes de gastarse el patrimonio completo no solo el de ellos sino de hasta el de sus tataranietos.

La realidad es que el bien o el mal uso del crédito realmente no es asunto del banco, sino de los usuarios. Nadie les pone una pistola para firmar o los obliga a comprar.

No es que los bancos nacionales sean unas santas palomitas. Un norteamericano se quejaba de que en Estados Unidos el crédito le costaba 14% en tasa de interés. Aquí en México hay instituciones que cargan un 50% y más anual que manejan las instituciones más caras. Mientras las personas están convencidas de ser víctimas, nunca aceptarán que tienen un problema de administración de gasto o de conocimiento de ésta herramienta. Tampoco necesitarán buscar una solución al problema, si piensan que es culpa de otro.

De entrada hay que entender que el crédito NO es un aumento de sueldo, el hecho de tener una tarjeta de crédito no te da más recursos para gastar. Lo único que te ofrecen es más flexibilidad para pagar lo que estás comprando. Puedes adelantar una compra pero como dicen los especialistas financieros el crédito es un ahorro a la inversa.

En teoría no deberías endeudarte por montos que al mes sean mayores al 30% de tu sueldo ya contando créditos hipotecarios de casa, coche, tarjeta de crédito, etcétera. De lo contrario tarde o temprano te vas a ahorcar con tanta deuda.

Con el crédito en vez de ir ahorrando para comprar algo, lo compras ahora, pero tienes que ir separando para pagarlo. A muchos les gusta la parte de comprar ahora, pero se les olvida que hay que pagar y todo con el mismo sueldo. También hay que considerar que el crédito no es dinero gratis. Usar los recursos de alguien en este caso del banco o algún otra sociedad financiera     siempre tiene un costo y hay que conocerlo bien . Ni modo, es un negocio y no una sucursal de Las Carmelitas Descalzas.

        Elige el financiamiento adecuado, hay un crédito para cada cosa    

El crédito es una herramienta de verdad útil si la usas con planeación para amortiguar el consumo en el tiempo. Además es necesario para generar un buen historial. Eso sí, toda herramienta es tan buena o mala dependiendo del uso que le demos.

        Y cómo nos metimos en este problema?    

Para saber porqué tenemos esta tarjeta carísima o nos hicimos coleccionistas de plásticos? Hay que remontarnos a los orígenes, como obtuviste tu primera tarjeta?

a) Comparé todas las opciones y elegí la mejor tasa y condiciones incluyendo la anualidad?

b) Casi me la regaló una señorita en un stand en el súper o en el banco o en la farmacia o en un centro comercial o en cualquier lugar en donde esto sucedió.

c) Era la tarjeta adicional de mi mamá o de mi papá.

La opción b) es la forma en que la mayoría la obtuvimos. El problema de este modo de entrada es que no necesariamente tienes la mejor tasa, los mayores beneficios o es la más más afín a tu perfil de compras. Trata de independizarte cuando antes de crédito que te comparten tus padres para que ganes tu propio historial crediticio para cuando quieras un crédito hipotecario o automotriz que no sea caro o complicado.

Lo ideal sería la opción a). Qué nos hubiéramos dado a la tarea de cazar la mejor tarjeta y solicitarla cuando ya estuviéramos informados de cómo usarla y conociéramos nuestras capacidades de pago. No te preocupes; todavía puedes solicitar esa tarjeta a tu medida o simplemente convertir a las que tienes en algo más acorde a tus necesidades y más barato, en cuanto al costo del financiamiento, mismo que se irá a tu cuenta de gastos.

Nota: en junio de 2020 había 25.7 millones de tarjetas de crédito otorgadas en México a la tasa de interés promedio efectiva del 36.06% anual.

Para la misma fecha en Máximo más o menos la población de mayores de 18 años era de 94.5 millones de un total de 126.02 millones de habitantes. Solo el (25.7÷94.5×100)= 27.2% de la población adulta tenía una tarjeta.

        Qué tomar en cuenta para encontrar la tarjeta adecuada para cada uno de nosotros?    

    • Tasa de interés.-  Este es el costo de crédito y cambia no solo de banco a banco sino de tarjeta del mismo emisor, es variable y puede modificarse con el tiempo debido al tamaño de nuestras deudas, el nivel de riesgo que representamos para el banco y la situación económica en general. De cualquier forma es importante revisar las tasas introductorias de cada producto para saber cuál podría potencialmente convenirnos más. El crédito se vuelve más caro con las crisis, por ejemplo en el peor momento de la crisis de octubre del 2008 a Julio de 2009 las tasas de interés subieron de 33.5% a el 41.78% y cayeron después a 31.7% para el periodo de octubre a enero del 2010.

    • Costo anual total o (CAT).-  Es el término de medida de comparación entre productos financieros, es como el hermano mayor de la tasa de interés, porque la incluye. También integra todos los conceptos por lo que el banco te puede cobrar como: las comisiones, los gastos o los impuestos. al final se expresa como un porcentaje (%), entre más bajo sera mejor opción.

Por ley los bancos y las instituciones de crédito deben informar al público del CAT de sus productos. Pueden encontrarse en posters y folletos en el Banco. También puedes hacer tu propio cálculo del CAT en los simuladores de la página web del Banco de México, acércate en w.w.w.banxico.org.mx también si es el caso, busca el comparativo de tarjetas de crédito hipotecario y automotriz que publica periódicamente la Condusef.

    • Los programas de recompensas  Ver las diferentes opciones que te ofrece cada producto. Para Los viajeros el programa de recompensas por millas puede convenirles. Por ejemplo las hay tan variadas como unas tarjetas de crédito para los aficionados a las Chivas o al América, así que seguro encontrarás algo que se adapte a tu estilo de vida.

    • Las comisiones.-  en algunos bancos si tienes más de un producto financiero con ellos, te reducen y hasta eliminan las comisiones. Pregunta si es el caso.

    • Los servicios.-  las tarjetas pueden tener teléfonos de asistencia en el camino, reservaciones de eventos y hasta concierge por si quieres sorprender al galán o a la princesa con una cena romántica. Obvio depende de: si es un plastiquito sencillito o una tarjeta oro, platino o diamante.

    • Los seguros.-  algunas tarjetas tienen protecciones cómo seguros contra robo y extravío, seguros por clonación o fraude, seguros de compras, con las que extiende la garantía de electrodomésticos y electrónicos, seguro de protección de precio por si pagaste algo más caro y encuentras al mismo artículo a menor precio y te lo compensan, seguros contra accidentes en viajes, seguros de autos por si lo rentas en tal o cual agencia, ahí mismo te ahorras el seguro.

        Obliga a tu banco a bajarte la tasa de interés.    

Ser un buen pagador tiene sus ventajas y una de ellas es volverte un cliente valioso para el banco. Los bancos no quieren dejarte ir, y eso hay que capitalizarlo para disminuir el costo de nuestros créditos. Si tú hablas con tu banco y le dices que has encontrado tasas y anualidades más bajas lo más probable es que te las bajan a la mitad, tanto como del 44% al 19%, como ya existe un antecedente.

Hay que estimular la competencia entre los bancos. A los bancos les cuesta trabajo amortizar los gastos necesarios para atraer a un nuevo cliente y les toma casi 3 años, por lo que no te dejaran ir fácilmente por unos puntitos en la tasa de interés. A sí que si eres buen pagador y te cobran de más, siempre puedes hablar y renegociar.

    Las tarjetas funcionan de la siguiente manera:  tienes del día 1 al día 30 para gastar usando la tarjeta. Después viene un período de gracia normalmente de 19 días, qué es el período de pago del día 30 al 49. Después de ese período si no has pagado y tienes saldo así sea $1 peso tendrás el cargo de intereses sobre el saldo pendiente. Es es el cargo por usar el dinero ajeno.

Si pagas el total (le llama totalero) antes del día 49 el cargo por intereses es cero y no importa cuál sea la tasa de interés que cargue tu banco. Estas usando el dinero ajeno gratis, de todos modos hay que buscar la tarjeta más barata que se adapte a tus necesidades, con los beneficios que más te convienen por si en algún momento quieres usar financiamiento. La otra cara de la moneda es que no seas “totalero” y eso implica pagar lo que firmas mucho más caro que el resto de los mortales que compran de contado.

        Otro dato de Banco de México:    

• El 48.7% de los tarjetahabientes en el país no son “totaleros”. Es decir arrastran la deuda de un período de pago a otro acumulando deuda más intereses. Tómese en cuenta que es una decisión personal o de conveniencia para nuestras finanzas dejar o no que nuestra deuda aumente.

Ahora veamos las razones que tienes para el uso de la tarjeta de crédito, obvio usándola a nuestro favor:

    1.- Hacer Historial.-  Para obtener créditos mayores para autos o casa habitación los bancos e instituciones de crédito necesitan conocerte y saber cuál es tu historial de puntualidad en los pagos.

    2.- Planeación y Jineteo.-  Si eliges tu fecha de corte conforme a los pagos claves de tu mes. Tienes una quincena extra para equilibrarte, en vez de andar siempre escaso los primeros 14 primeros días, porque se te vienen todos los pagos y apenas puedes respirar hasta la segunda quincena, finalmente esos 30 días de financiamiento son tuyos para manejarlos y si pagas puntualito tú eres el que se beneficia. Para la compra de bienes duraderos, electrodomésticos o electrónicos indispensables a largo plazo. Pagar a meses sin intereses son una maravilla, si pagas a tiempo..

    3.- Son una escalerita.-  Normalmente las primeras tarjetas son más caras y básicas en sus beneficios. Conforme los emisores observan que también portado eres te van ofreciendo mejores condiciones. Versiones corregidas y aumentadas, con más servicios y con la anualidad más barata.

    4.- Control y remedio contra los olvidadizos.-  Cómo que no te acuerdas de que se te fueron $4,000 pesos? para eso sirve el estado de cuenta. A ese no se le olvida el yo invito, la fiesta del jueves o ese suéter que se te pegó en la tienda, etcétera.

    5.- Posibilidad de Acceso.-  desde abrir una cuenta en un hospital, mientras que el seguro de gastos médicos hace su entrada triunfal. Hasta comprar en algunos establecimientos o sitios de internet, la tarjeta es una llave para acceder a algunos servicios donde necesitas algún tipo de respaldo o garantía.

Tampoco es conveniente pagar todo con la tarjeta de crédito. También es recomendable usar la tarjeta de débito, organizar mejor tus gastos para no llenarse de deudas que luego no puedas pagar. Es importante saber cuando te sirve, cuando pagar con ellas, cuánto te cuestan, cuándo vale la pena financiarte y cuándo es mejor que te amarres las manitas y no comprar, porque ya quedamos que nadie nos obliga a gastar.

        Tip de viaje    

Sí perdiste tu tarjeta en un viaje al extranjero, puedes desactivarla con la app y reportarla con tu banco o a la compañía de pagos electrónicos. Ya sea MasterCard, Visa o American Express. Aunque no tengas todos los datos a la mano ellos te la repondrán en un plazo de 24 a 72 horas y la puedes recoger tu mismo en cualquier país.

Los datos están en las páginas de internet y te contestan en tu propio idioma. Algunas pueden gozar del beneficio del anticipo en efectivo, que te puede ayudar en una urgencia o simplemente para continuar tu viaje con tranquilidad.

    Importantísimo: Entender que en cualquier caso, el pago mínimo es una parte muy pequeña de lo que debes. Si solo pagas esa proporción de lo que gastas, lo que dejaste pendiente en tu tarjeta genera intereses por pagar incrementando tu deuda.  Si encima sigues firmando y firmando tu deuda se convierte en una “bola de nieve” en la mayoría de las tarjetas.

En México la proporción de pago mínimo que se va a reducir el capital o sea lo que originalmente firmaste es menos de la mitad y el resto son intereses, comisiones e IVA.

Cómo es poco lo que se destina al capital y se siguen generando intereses, al pagar solo el mínimo, estamos encareciendo lo que compraste.     Por eso lo ideal es ser totalero o de pérdida pagar el doble o el triple del mínimo, lo que reduce dramáticamente el período en que estás endeudado.  Al final de cuentas el crédito es un negocio para el banco y éstas son las reglas del juego, que por cierto aceptamos cuando firmamos el contrato de nuestra tarjeta. Por eso hay que leerlo. Financiarnos es una elección personal, no es ni buena ni mala, dependerá de la administración y necesidades de cada quien.

    • Otro dato de Banxico:  en junio de 2020 el 24% del saldo de las tarjetas estába a meses sin intereses.

No solo en los bancos se puede pedir crédito. Cada vez hay más instituciones o entidades que te pueden dar financiamiento, sociedades financieras de objeto múltiple (sofoms), sociedades financieras populares (sofipos) los famosos Fintechs o instituciones de tecnología financiera de préstamos colectivos o de préstamos entre pares (peer to peer) entre otras.

Lo ideal es que optes por instituciones reguladas y que pidas a quién le pidas leas los contratos y condiciones antes de aceptar.

        La verdad sobre el temido Buró de Crédito    

En la mente de muchos mexicanos el Buró de Crédito es una lista negra en dónde se van todos los morosos. Eso es ver el vaso medio vacío, en realidad las sociedades de información crediticia, qué es el nombre real de estás bases de datos, son un registro de que también o qué tan mal, hemos pagado los financiamientos que hemos pedido en los últimos 6 años, incluyendo tanto a empresas como a personas físicas.

Es decir no solo hay taches sino también palomitas y estás pueden ser justamente la llave para que te otorguen mayor crédito en mejores condiciones. En México hay dos sociedades de información, la más famosa es el Buró de Crédito, qué es el nombre comercial de Trans-Union de México S.A. y tiene la información de todos los usuarios de crédito.

        Cómo funciona?    

Cada vez que pides un crédito, la institución o empresa que te va a prestar el dinero consulta tu historial para evaluar si puedes dártelo. Para definir en qué condiciones y hasta qué monto tienes capacidad de pagar, sin que te metas en problemas. En esas bases de datos está registrado cualquier tipo de crédito o préstamo que hayas solicitado en bancos, cajas de ahorro, sociedades financieras de objeto limitado, tiendas departamentales, los cargos automáticos de servicios, deudores del pago de impuestos a Hacienda, hasta las cuentas de celular, así que ojo con los retrasos.

Tú puedes consultar tu historial de crédito una vez al año de forma gratuita, vía internet, por teléfono o en las oficinas de la institución de información crediticia, las veces subsecuentes tienen un cargo que depende del medio de envío que elijas. Si tienes un incumplimiento permanecerá 6 años a menos que esté en juicio y en ese caso solo se borra hasta que se resuelva. El historial crediticio se actualiza cada mes, si tuvieras un pago vencido y lo líquidas ésta información se refleja en el siguiente periodo.

Cualquiera puede tener broncas de pago por cambios radicales en su vida, como la pérdida de un buen empleo o el fracaso en un negocio, pero el chiste no es cerrar los ojos y cruzar los dedos para que no nos demanden.     Hay que atacar el problema y enfrentarlo. Es un asunto de salud mental y financiera,  estar en el buró de crédito con registros negativos implica no poder solicitar otros financiamientos, como un crédito hipotecario o para una emergencia. Es mejor prevenir que pagar de más.

        Tus derechos Como Moroso    

Desde 2014 la Condusef emitió una serie de disposiciones que regulan a los despachos de cobranza al contactar a los deudores.

        Que dice?:    

• Los agentes de cobranza deben identificarse al realizar la llamada de toda institución, dar toda la información del crédito vencido y dirigirse al deudor de manera respetuosa y educada. Nada de palabrotas o amenazas.

• Comunicarse en un horario de 7 de la mañana a 10 de la noche, nada de desmañanar o hablar de madrugada.

• Tampoco engañar a los deudores, asegurando que de no saldar la deuda pueden ser privados de su libertad. Pues en México nadie puede ser encarcelado por deudas de carácter civil. Si éstas deudas son resultado de un fraude es otro boleto.

• No podrán afirmar que el moroso tiene una demanda o que tiene notificaciones judiciales o incluso que se ha iniciado un juicio en su contra, si dichos señalamientos no son ciertos.

• Está prohibido que utilicen formas o papelería que simulen instrumentos legales.

Si los cobradores incumplen con estas ley, las entidades financieras que los contraten pueden ser multadas por un cargo de 200 a 2,000 días de salario.

        Cómo salir de deudas?    

Claramente no te has metido por arte de magia en este problema, sino por los hábitos que has tenido durante meses (o años en la mayoría de los casos) que urge que modifiques. Si no, hagas lo que hagas siempre estarás en las mismas. Cómo las deudas no se acumularon por generación espontánea es muy importante que seas honesto contigo y revises dónde están tus lados flacos y cuáles son las cosas que compras que están fuera de tus posibilidades. Cambiar tus hábitos de gastos es tan importante como pagar la deuda, es lo que te permitirá liberar tus recursos para liquidarla y evitará que vuelvas a caer en el mismo problema.

• Empieza por escribir lo que sabes que te ha desequilibrado económicamente.

• Revisa los estados de cuenta.

• Mira a tu alrededor, electrónicos, ropa o un intenso calendario social, un auto que no corresponde a tu salario, sino al jefe de tu jefe, todos estos no se pagan solos.

Haz una lista de lo que es más sencillo modificar. En este punto podrías regresar a la parte 1 para algunas ideas de ahorro y a la parte 3 para hacer un nuevo presupuesto.

        Elimina las deudas de raíz    

Después de años en la asesoría financiera Sofía Macías autora del libro Pequeño Capitalista ha encontrado cuatro causas principales de las deudas. Identifica la tuya y corrígela antes de pensar en otra estrategia, cómo pedir un nuevo crédito o negociar una condonación de parte de tu deuda, porque si no, saldrás de ésta pero no tardarás en meterte en otra.

a) Gastar como poseídos y por arriba de nuestras posibilidades.

b) Los imprevistos y no tener fondo de emergencias. Aquí entran tanto enfermedades, como desempleo o un problema de negocios.

c) No saber usar el crédito o considerarlo como un ingreso extra. No saber las fechas de corte y de pago de la tarjeta o andar usando la tarjeta para algo que sería mejor sacar un crédito automotriz o hipotecario.

d) Endeudamiento para prestarle a alguien más, que no pudo o no quiso pagar después. Aquí entra prestar tu tarjeta o la riezgosisima decisión de que te pongan como aval.

        Qué pago primero?    

La más conocida de las estrategias para acabar con las deudas especialmente y si son de tarjetas de crédito o cualquier financiamiento a tasa variable. Es la llamada “bola de nieve” el título se le atribuye a Dave Ramsey pero con este u otro nombre es la misma estrategia que recomienda cualquier especialista en finanzas personales.

1.- Después de haber revisado qué hábitos cambiarás, donde puedes ahorrar y cómo modificar tus gastos determina qué monto mensual máximo puedes destinar para el pago de tus deudas y escríbelo $_________.

La cantidad idealmente debe sobrepasar por un margen razonable el pago mínimo de tus tarjetas o mensualidad de los créditos. Si no llegas ni a eso, urge negociar con el banco para frenar el crecimiento de algunos de los adeudos. Más adelante adelante veremos algunas estrategias.

2.- Enlista todas las deudas desde la que tiene la tasa más alta y es la más cara, a la de la tasa más baja. O la del monto más grande al más pequeño. Calculando el costo mensual de cada una de ellas.

3.- Paga al menos el mínimo de cada tarjeta pero enfócate en la primera de tu lista y destina lo más que puedas a ésta.

4.- Una vez que liquides la primera deuda, sigue abonando el mismo monto mensual que escribiste, a la siguiente deudan en importancia. Cuando termines con ésta enfócate en la tercera y así sucesivamente hasta que termines de pagarlas todas.

    Porque funciona?  porque vas priorizando por costo de la deuda y cada vez que terminas con una, la proporción que pagas al capital de la siguiente aumenta,     con esto ya no solo aportas al pago de intereses, sino que ya abonas al capital.  Qué es lo que firmaste originalmente, en total; como te quedas menos tiempo con las más caras, te sale más barato. Se llama “bola de nieve” porque ha medida me que vas saldando deudas y sigues abonando, el pago “agarra vuelo” y acabas mucho más rápido, que sí quisieras saldarlas todas al mismo tiempo.

        Negocia con el banco, no muerde    

Normalmente los deudores se esperan a tener el agua al cuello para negociar con el banco. Sí fueras a la sucursal en cuanto empiezes a tener problemas para pagar te ahorrarás mucho dinero, angustias y llamadas incómodas. Muchos suponen que al llegar al banco les van a querer cobrar todo o que simplemente perderán el tiempo, cuándo puede ser justo lo contrario, finalmente el banco lo que quiere es que le pagues, no hacerte la vida imposible, tenlo en mente.

Un beneficio de negociar antes del impago es que en caso de que la propuesta de tu banco no te convenga, puedes acudir a otros que pueden estar interesados en que transfieras tu crédito con ellos en mejores condiciones. En caso de créditos hipotecarios la institución puede iniciar un juicio si el acreditado debe más de 3 mensualidades.

        Unos cuantos consejos y recordatorios    

• Deber no es delito y en México nadie puede ser encarcelado por ese motivo, no creas en las intimidaciones de ese tipo.

• Si vas a dejar de pagar por desempleo verifica si tu crédito te protege contra es eventualidad.

• Solicita comprobantes escritos de cualquier negociación.

• No firmes nada hasta que entiendas completamente los términos e implicaciones de la negociación.

• La falta de pago te da registros negativos en el historial crediticio que afectarán tus posibilidades de financiamiento en el futuro.

• Determina de forma realista cuánto puedes pagar mensualmente para no volver a caer en mora.

        Las expectativas razonables que te puedes formar al renegociar con un banco son:    

Un mayor plazo para pagar y con esto las mensualidades se vuelven más accesibles.

Qué pasen tu deuda a un esquema de pago fijo donde ya no se generen intereses y por lo tanto tienes la certeza de cuánto y cuándo vas a pagar.

Qué te ofrezcan un nuevo crédito qué englobe todas tus adeudos pero con una mejor tasa.

En casos de deudas extremas la condición para el plan de pagos es que la tarjeta quede congelada hasta que termines de pagar y viéndolo objetivamente es conveniente, porque asi elimínas la “compritis aguditis”.

Que apliquen, deducciones del adeudo total de la masa enorme que se generó, por lo que firmaste más los intereses. Que no pagaste.

    • Primera advertencia.-  Las reestructuras simples no son una marca negativa en tu historial. Las quitas sí y son una mala señal para otros otorgantes de crédito porque implica que además de que te atrasaste en los pagos, lo que debías al final ya no lo pagaste completo.

    Segunda alvertencia.-  Es importante que veas la quita como un último recurso y no te ilusiones que será borrón y cuenta nueva. Es solo para casos extremos y para situaciones desesperadas, al final es negociar con el banco una cantidad menor y que quede cerrada. Suena mágico pero este hechizo financiero tiene su maldición: la marcota que deja en tu historial crediticio por 6 largos años en los que es muy difícil, sino casi imposible, que te den un crédito. Si tú puedes pagar el total apretandote el cinturón o haciendo una reestructura opta por éstas opciones.

        Consejos para cuando no hay de otra    

Si de plano ya redujiste tus gastos, buscaste ingresos extra y ya él ni con un milagro puedes pagar más del mínimo, entonces no queda de otra que la quita y debes seguir estos pasos:

1.- Ahorra para tener con qué negociar.- Siempre tendrás que ofrecer un monto para negociar y saldar el adeudo. Puede ser que tengas que vender algo para reunir dinero.

2.- Entiende bien las implicaciones de tu decisión para tu historial crediticio y busca asesoría en una organización especializada que en México es la Defensa del Deudor.

3.- Si tienes varios créditos al menos mantén uno al corriente.

4.- Todo por escrito.- Pide la carta convenio de tu acreedor con las condiciones de la quita, y una vez que termines de pagar pide tu carta finiquito y estado de cuenta en ceros.

        Los bienes son para los males    

Sí ya ajustaste todo lo que pudiste y aún no hay forma de generar flujos de efectivo suficientes para tu deuda, sobre todo si está a tasa variable y siguen creciendo como bola de nieve; como dicen las abuelas: los bienes son para los males. Puede ser que ahora ya vas a prescindir de ese automóvil o casa de vacaciones y el auto cambialo por uno más chico, incluso hazte a la idea de usar por unos meses otros medios de transporte.

Los automóviles y las casas son de las cosas a las que las personas más se aferran porque creen que son parte de quiénes son o les dan estatus, pero la verdad es que todos podemos adaptarnos a prescindir de algo y esto a veces puede incluso mejorar nuestra calidad de vida.

Empieza a hacer una lista y busca cuál es el valor de mercado de lo que puedes vender. Te puedes dar una idea con amigos o con especialistas en esos artículos, en anuncios de periódicos, revistas de segunda mano o incluso en páginas de internet.

Si tienes casa propia, libre de gravamen puedes utilizarla como garantía para conseguir crédito más barato y pagar la deuda al “chas chas” y quedarte solo con ese crédito que puede tener plazo para pagar de 5 a 15 años normalmente y te pueden prestar hasta el 60% del valor del inmueble a una tasa cercana al 10% qué es bastante más conveniente que el 40% o 50% de tasa de interés qué pagan las familias endeudadas con la tarjeta de crédito.

        Las deudas de tarjetas te las llevas a la tumba.    

Muchos de los productos financieros incluyen un seguro de vida, por lo que quedan soldados cuando el deudor fallece. Esta información viene en el contrato de adhesión de cada producto de crédito y es necesario revisar para saber si aplica y hasta qué monto.

        No te preocupes ocúpate    

Siempre hay una manera de salir de deudas y de la angustiante situación que conllevan. Entre más temprano ataques el problema más barato será y menos te tardarás en salir de él, y lo más importante:     analiza cómo te metiste en ese problema, aprende de tus errores y busca soluciones de raíz.  Tapar un hueco con otro, solo te hará que al final tengas un megaboquete.

Conclusion

Seguir todas estas reglas nos daran tranquilidad y una situacion holgada y la clave al final de cuentas es ajustar nuestro gasto a nuestros ingresos reales y utilizar dos tarjetas de credito con el minimo costo de interes y pagar lo que debemos al 100% dentro del periodo para no generar intereses como funcionan las tarjetas American Express la cuales yo recomiendo, mas otra tarjeta bancaria de bajo interes para usarla en los cajeros automaticos y sacar efectivo y utilizarla en establecimientos de no aceptan American Express


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: