Categorías
Empresa

Principios de Ray Dalio Sintesis Parte 4

Tiempo de Lectura: 9 minutos.

LOs Chiken Mc Nuggets de MacDonalds un logro de Ray Dalio.

Ray Dalio Arrancando Bridgewater Associetes

Tiempo de lectura: 9 minutos.

Bridgewater realmente era un rearanque de un negocio que tuve con Bob Scott, un amigo de Harvard Business School y otros compañeros de otros paises, antes de trabajar en Dominic & Dominic. Empecé un pequeño negocio, hicimos esfuerzos de corazón por vender commodities Americanos a otras Países. Le llamamos Bridgewater porque estábamos haciendo puentes entre los océanos y tuvo un buen inicio, en 1975 ya no había mucho de esa empresa de commodities, pero como ya existía en papel, yo la usé.

        Yo trabajé al inicio, desde mi departamento de 2 recamaras en Nueva York, hasta que el compañero con quién vivía se mudó y usé su recamara como oficina. Trabajé con un compañero con el que jugaba Rugby y él contrató a una una gran mujer que trabajaba como nuestra asistente. Esto era Bridgewater.    

Y por supuesto, yo tomaba la mayor parte de mi tiempo en seguir a los Mercados y poniéndome yo mismo en los zapatos de mis Clientes Corporativos para demostrarles cómo manejar riesgos, como si yo fuera ellos.

        Y por supuesto yo seguí mercadeando mi propia cuenta. Empujando a los clientes al éxito como misión, controlar su mercado era mucho más divertido que tener un trabajo convencional. Mientras mis gastos estuvieran cubiertos, yo sabía que era feliz.    

Los Rusos durante esa época estaban comprando mucho grano y querían mi consejo, así que me casé con Bárbara, compramos una casa y viajamos a la URSS. Llegamos a Moscú en 1976 en año nuevo, recorrimos del aeropuerto a través del polvo de nieve, cruzamos la Catedral de San Basilio hacia una gran fiesta con un montón de amables Rusos amantes de la diversión.

Mis negocios siempre me han permitido viajar a lugares exóticos y conocer interesantes personas, si hago dinero de esos viajes es como la cereza en el pastel.

        Modelando Mercados como Máquinas    

Yo estaba realmente metiendo la cabeza en el ganado, la carne, los granos como el maíz y la soya y el aceite se semillas, los adoré porque eran algo concreto y menos sujetos a distorsiones de valor y llegué a encontrar las relaciones entre ellos.

Debido a que el ganado come grano, más que nada maíz y soya y debido a que ambos granos compiten por el área sembrada, estos mercados están muy relacionados. Aprendí todo lo imaginable acerca de ellos, cuáles eran los rendimientos de cada plantío en las mayores áreas, y a convertir niveles de lluvias en diferentes semanas de la temporada de siembren estimando el rendimiento de la producción agrícola.

        Aprendí a proyectar los niveles de cosecha, los costos de acarreo, los inventarios de ganado por grupo de peso, márgenes de venta al menudeo, las preferencias de los clientes por tipo de corte y la cantidad de ganado que tendría que sacrificarse por temporada.    

        Esto no fue un aprendizaje académico, personas con práctica en el trabajo, me enseñaron cómo trabajan los procesos agrícolas y yo los organice en modelos. Lo que me dijeron lo usé para mapear las interacciones de éstas partes a través del tiempo.    

Por ejemplo: conociendo cuánto ganado, gallinas y cerdos están siendo alimentados, cuánto grano comen y que tan rápido ganan peso, yo podía proyectar cuánta carne llegaría al Mercado y cuánto maíz y soya sería consumido. De la mismo forma viendo cuánta área era plantada de soya y maíz en todas las áreas agrícolas, hacíamos regresiones que demostraban que la cantidad de lluvia afectaba los rendimientos.

        Finalmente aplicando pronósticos de predicción de la precipitación pluvial, yo podía proyectar el tiempo y la cantidad de producción de soya y de maíz. Para mí todo funcionaba como “una máquina preciosa con relaciones de causa y efecto lógico”.    

    Entendiendo estás relaciones podía llegar a generar reglas de decisión o Principios que yo podía modelar en mi calculadora hp67 y graficar con colores las diferentes relaciones.  Cuando salieron las primeras computadoras yo podía alimentar números y observarlos convertir en gráficos las diferentes hojas de cálculo.

Sabiendo cuánto ganado, cerdos y pollos progresaban a través de su producción, cómo competían por los dólares de los comedores de carne, qué comerían, que gastarían y porqué. Así cómo los márgenes de utilidad de los empacadores y como los comerciantes influienciarian el comportamiento de los consumidores finales (por ejemplo que tipo de corte promocionarian en publicidad), yo podía ver cómo la máquina de producción de precios, los precios de ganado, cerdo o pollo con los cuales yo podía apostar.

    Estos modelos básicos que fuí refinando eran suficientemente buenos para producirme dinero.  Yo estaba utilizando un enfoque diferente del que aprendí en mis clases de economía de Harvard, en dónde la oferta y la demanda eran medidas en cantidades vendidas.     Yo encontré mucho más práctico medir la demanda como la cantidad erogada (en vez de la cantidad comprada) y ver quiénes eran los vendedores y quiénes eran los compradores y porque compraban y vendían.  Yo ampliaré este concepto en el libro sobre Principios de Economía e Inversión.

        Visualizando sistemas complejos como máquinas y descubriendo las razones de causa y efecto entre ellas, escribiendo los principios y alimentándolos como algoritmos en las computadoras de forma tal que pudieran tomar decisiones, para mí se convirtió en una práctica estandard.    

No me mal entiendan aún con este método llegué a perder hasta $100,000 dólares en una apuesta y fue realmente dolorosa y aprendí que nunca en los mercados puedes estar completamente seguro de nada.

Está lección cambio mi enfoque en la toma de decisiones en una forma que rebervera en todo el libro y al cual puedo atribuir mi exito actual. Pero yo cometí algunos otros errores hasta que cambie completamente mi comportamiento.

        Construyendo el Negocio    

Aunque hacer dinero es muy bueno. Tener un trabajo significativo que valoremos mucho y unas relaciones que se caracterizan por ser saludables, cuidadosas y con trato personal, en la cual nos sentimos a gusto, con personas que nos ayudan a crecer, nos apoyan, nos animan y siempre están ahí cuando las necesitamos, es una gran ventaja.

Piensa esto: no tiene sentido ganar dinero, porque no tiene valor intrínseco, su valor viene de lo que tú puedes comprar con el y no se puede comprar todo. Es más adecuado pensar en lo que realmente quieres, cuáles son tus metas y después trabajar viendo que necesitas para alcanzarlas.

        Cuando defines lo que realmente deseas vale la pena valuarlo en su dimensión de cada una de ellas. En mi caso yo quería trabajo significativo y relaciones significativas al mismo nivel y valoraba mucho menos el dinero.    

En los tardíos 1970, yo empecé a enviar mis Observaciones acerca de los Mercados via Telex a los clientes. La génesis de estás “Observaciones Diarias” (granos, semillas, ganado, carne, Economía y Mercados Financieros) era bastante sencilla.     Mientras que nuestro negocio primario era manejar exposición al riesgo, nuestros clientes también me hablaban para pedirme opinión acerca de los Mercados.

Tomar esas llamadas empezó a convertirse en algo que consumía mucho tiempo, así que decidí publicar mis pensamientos cada día, de forma tal que otros entendieran mi lógica y me ayudaran a mejorarla.     Fue buena disciplina pues me obligaba a investigar y a reflexionar cada día.  Ahora casi 40 años después y diez mil publicaciones, estás son leídas, reflexionadas y argumentadas por clientes y por los responsables de crear política pública, y lo sigo escribiendo y lo haré hasta que a nadie le interese o me muera. También se convirtieron en un canal de comunicación de nuestro negocio.

    Adicionalmente de proveer a los clientes con éstas Observaciones y asesoría, yo empecé a manejar sus exposiciones al riesgo, comprando y vendiendo a su nombre . Unos me pagaban una cuota fija y algunas veces recibía un porcentaje de las ganancias.

Dentro de mis clientes importantes estaba McDonald’s qué es un gran comprador de carne de res y Lane Processing que era el mayor productor de carne de pollo en el país. Les generé una gran cantidad de dinero a ambos especialmente a Lane Processing que especuló más con los precios del mercado de grano y la soya en particular, que lo que obtenía de manejar el negocio de venta de carne de pollo.

Durante esa época Mcdonald’s creo los Mac’Nuggets de pollo pero no podían introducirlo a su mercado porque temían que el precio del pollo pudiera subir, mientras que los productores como Lane no querían vender a precio fijo por temor a que les subieran sus costos y desaparecieran sus utilidades.

        Me puse a pensar en el problema y concebí que un pollo en términos de economía podria ser visto como una simple máquina consistente a un pollo más su alimento. El más volátil costo para el productor era el alimento. Así que enseñe a Lane a usar una mezcla de futuros de maíz y soya para fijar los costos del grano y así poder proveer a McDonald’s a precio fijo.    

        Eliminando el riesgo del incremento del precio de la carne de pollo, McDonald’s introdujo al mercado en 1983 los McNuggets de Pollo.    

Me sentí fantástico en poder ayudar a que esto sucediera.

Yo identifiqué el mismo tipo de relaciones en el mercado de ganado y el mercado de la carne de res. Por ejemplo yo les demostré a los criadores de ganado     como podían obtener grandes utilidades, observando las relaciones de costo (costo inicial de ganado, maíz y soya) y lo que venderían 6 meses más tarde.

        Yo desarrolle una forma de vender diferentes cortes de carne fresca para entregar a futuros a precio fijo, mucho más abajo que los precios de la carne congelada, y con grandes utilidades para el vendedor.    

Combinando el profundo conocimiento de mis clientes sobre cómo funcionaba su     “máquina de negocio” con mis conocimientos de como operaban los Mercados,  funcionó muy bien para una ventaja mutua, haciendo sobre todo a los Mercados más eficientes.

        Mi habilidad para visualizar esas máquinas complejas, eventualmente cambiaron la forma en que funcionaban esos Mercados. Y como siempre era una emoción trabajar con las personas exitosas.    

        Comentarios    

Bridgewater Associetes se llama así porque nació de un compañía que pretendía hacer puentes de negocio internacional de venta de commodities Americanos, con otros países.

Ray Dalio inicio trabajando con un compañero y una asistente, en su departamento en nueva York de dos recámaras. Al principio le tomaba la mayor parte del tiempo en seguir a los mercados y poniendose en los zapatos de los clientes corporativos para enseñarles cómo manejar los riesgos de precios de commodities en el Mercado de futuros, como si fueran ellos,     empujandolos al éxito como misión.  Ganaba dinero para sus gastos, era divertido y se sentía feliz.

En 1974 conoció a Bárbara su futura esposa, una Española, se casó con ella dos años después y viajarián a la URSS de luna de miel, en 1976 que coincidieron con las fechas en que los Rusos compraban muchos granos y querían su asesoría.

        Aprendió todo lo imaginable con respecto al mercado de la carne, el ganado, la soya, el maíz, la mecánica de sus interrelaciones con el agua de lluvia, el acarreo, los niveles de cosecha, los inventarios de ganado por grupo de peso, los márgenes de venta al menudeo, las preferencias de los clientes por tipo de corte y la cantidad de ganado que tendría que ser sacrificada por temporada.    

Lo aprendió de personas que lo usaban en sus     » máquinas de negocios » en la práctica  que le explicaron sus procesos que posteriormente Ray Dalio modelaba para tracearlos a través del tiempo.

        Aplicando pronósticos de predicción de niveles de precipitación pluvial podía proyectar la cantidad de soya y maíz, Todo funcionando como una máquina preciosa, con relaciones conocidas de causa y efecto, hasta poder llegar a la » máquina de producción de precios» con las cuales podía apostar en el Mercado.    

Estas relaciones de causa y efecto, tal cual como recetas,     los convirtió en algoritmos y lo introdujo a las computadoras alimentándolos con datos de forma tal que las computadoras puedieran sugerir decisiones,  una vez analizada una gran cantidad de datos, rápidamente y sin emoción o sesgo alguno.

Combinando su profundo conocimiento de la “máquina de negocio” de sus clientes con sus conocimientos de como operan los mercados, funcionó muy bien para ventaja mutua. Y eventualmente cambiaron la forma en que funcionaban los Mercados.     Hoy todos en estos mercados, utilizan modelos, acumulan datos, generan algoritmos y los corren en sus computadoras. Ese ha sido otro de las grandes aportaciones de Ray Dalio sobre el Mercado de commodities.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: