Categorías
Tecnología e Innovación

Capitulo 3 La Economía de la Rosquilla

Comentarios al libro de Kate Roswarth. Parte 3 de 7

Del hombre Económico Racional a Los Humanos Socialmente Adaptables

Tiempo de lectura: 6minutos

Fig 3.2 El Circumplejo
El nuevo Retrato de la Humanidad: Comunidad, Sembradores y Acróbatas

        Introducción    

Aquí veremos a el hombre económico racional solitario, calculador, competitor e insaciable de todo tipo de bienes y servicios, con gran oposición al trabajo y gran interés por los lujos, como lo describió Stuart Mill.     Pero también la autora presentara los 5 grandes cambios en nuestro ser, que nos ayudarán a entrar en un paraíso seguro y justo para la humanidad.

Para saber de dónde viene recordemos a Ádam Smith que dijo que por más egoísta que pueda ser un hombre todavia existen algunos principios innatos, que lo llevan a interesarse por los demás, aunque no saque nada a su favor. Dijo que en ese interés por los demás se combinan sus diversos talentos, motivaciones y preferencias únicas que generan un complicado carácter moral.

Años después Stanley Jevons desarrollo la idea del hombre calculador cuyo comportamiento logró representar matemáticamente y es la idea que se incorporó hasta nuestros días en el 2020. Lo que se convirtió en un prototipo para describir al hombre. Por último el uso generalizado del término “consumidor” aumenta bastante en los países industrializados y     deja muy atrás al nombre de “ciudadano” que es el más amplio porque puede abordar cualquier aspecto de la vida cultural, social, politica y económica mientras que los consumidores sólo hayan sus precios en el mercado.

Es primordial para la ciencia económica hacer un nuevo retrato de la humanidad, es decir del “Yo Económico” dando lugar a que se permita prosperar dentro de un espacio seguro y justo dentro del área de la rosquilla.    Según la autora los bocetos de este nuevo retrato ya han empezado a realizarse e incluyen cinco grandes cambios

        Los cambios, sumerjamonos en ellos:    

1.- Lejos de actuar en nuestro propio interés somos seres sociales y prósperos en la reciprocidad.

2.- No tenemos preferencia fijas tenemos valores fluidos.

3.- En vez de ser seres aislados, somos interdependintes.

4.- En vez de cálculos, hacemos aproximaciones.

5.- Lejos de dominar la naturaleza estamos profundamente encarnados en las redes de la vida, el sol,la tierra y sus recursos.

Aunque ya se han mencionado estos fascinantes cambios aún no existe un modelo, la autora parte del modelo de las sociedades occidentales, cultas industrializadas, ricas y democráticas. Personas que no son la mayoría de la humanidad actualmente.     La ciencia clásica económica ha dejado de lado la importancia de la moral y la motivación del ser humano que también es propenso a dar y a compartir cualquier ámbito de la vida y corresponder uno al otro.

Según los economistas Sam Bowels en 2011, los habitantes de las culturas occidentales solemos practicar lo que se conoce     como “reciprocidad fuerte” somos cooperadores condicionales tendemos a cooperar en la medida en que también los otros lo hagan,  pero a la vez somos     “castigadores altruistas” dispuestos a castigar a los desertores y aprovechados,  aunque esto tenga un coste personal y es esto lo que Kate piensa que nos va a conducir al Gran Éxito de la Cooperación de la Sociedad.

Las formas de satisfacer las necesidades de la sociedad van a depender de las normas sociales y de reciprocidad que varía en función de la estructura económica, es decir: en función de la familia, el mercado, la información abierta común y el estado.

Según la autora las personas tenemos unos gustos definidos que no dependen de nuestra economía, pero cuando existe una información de productos nuevos o un cambio de precios en ellos o cualquier variación, podrian cambiar nuestros hábitos de compra.     Así según Edward Bernays estamos gobernados por personajes de los cuales nunca hemos oído hablar,  modelan nuestros mentes, conforman nuestros gustos y sugieren nuestras ideas. Son ellos quienes tiran de los hilos que controlan la mente pública.

Un grupo de psicólogos en 1980 reflejo 10 valores personales básicos que se encuentran en cada una de las culturas estos son:     1.- autonomía, 2.- estimulación, 3.- hedonismo, 4.- éxito, 5.-poder, 6.- seguridad, 7.- conformidad, 8.- tradición, 9.- benevolencia, y 10.- universalismo.  Estos son los valores que motivan nuestras acciones. Swarts encontró que de los 10 valores básicos se pueden agrupar en dos ejes clave tal y como se ilustra en la     Fig 3.2, el primer eje 1 y la auto potenciación centrada en el estatus y 2 en el éxito personal y la autotrascendencia centrada en el bienestar de todos.

Ver Fig. 3.2 El circumplejo.

Los valores que motivan estas acciones aportan una mayor riqueza en el hombre económico. Así esperamos que los demás actúen para después seguirlos, cómo los jóvenes eligen la música considerando cuál es el éxito del momento. Para muchos psicólogos uno de los efectos más perniciosos es el consumo ostentoso en cuanto a lujos con la esperanza de no ser menor que el vecino. Los economistas han tratado de cambiar los comportamientos de la gente modificando los precios relativos de las cosas, pero la influencia de los actos del resto de los miembros de la red es mucho más fuerte.

    “La economía conductual” llamadas asi por Daniel kahneman estudió los numerosos sesgos cognitivos causantes de llevar a los humanos a desviarse del modelo de racionalidad.  Por ello es importante la información que se ofrece o que flota en el ambiente, así como que las personas sean conscientes de sus actos por ejemplo:     en el caso de la sostenibilidad ambiental considera que son más eficientes las políticas destinadas a incorporar en las escuelas la ecoalfabetizacion, que más gasto en conservación forestal.

Según las pruebas realizadas, hay una serie de estrategias que nos permiten entrar al área segura de la rosquilla más fácilmente; son políticas que por un pequeño coste pueden tener un gran exito sobre todo gracias a la tecnología digital, como por ejemplo un recordatorio de mensaje de texto, que hace que los pacientes se tomen su medicina a tiempo, también las indirectas, como les que pueden ser eficaces a la hora de reducir el consumo de agua y energía por lo que se han creado grifos automatizados.     Los efectos de la red son necesarios para sacar a flote normas y valores como el deber, el respeto, el cuidado y el respeto a los derechos humanos.

Para crear normas sociales y un elevado capital social en las comunidades que tienen una renta baja, tiene un fruto gigantesco generar una ética renovadora del contrato social para mejorar la atención sanitaria. Así pues el reto actual consiste en seguir aplicando estas tres estrategias para conseguir el éxito a mayor escala, encarnando hacia al interior de la rosquilla esos cuidados. Naciones enteras pueden negociar internacionalmente a través de las indirectas y los efectos de red.

Según la autora tres imágenes surgen una y otra vez como bocetos preparatorios de la nueva representación de los humanos, una era como comunidad, otra como sembradores y otra como acróbatas. Ver figura 3.3 de un nuevo retrato de la humanidad en bocetos preparatorios.

Ver Fig 3.3 Un nuevo retrato de la humanidad.

    La imagen de la comunidad  nos da a entender que somos seres comunitarios dependientes el uno del otro a lo largo de nuestra vida por este mundo,     la imagen de sembrador  refleja a seres subordinados de las sociedades que ecoevolucionan con la naturaleza del mercado natural y del que dependemos y     la última que refleja algunos acróbatas  como individuos que tienen capacidad de conseguir objetivos actuando con reciprocidad confiando y cooperan entre ellos mismos.

        Conclusiones    

En este capítulo Kate nos presento los 5 cambios que propone para que la humanidad entre al espacio seguro y justo de la Rosquilla.

Hace énfasis en la necesidad de regresar al concepto de ciudadano que aborda el rol en la cultura, la sociedad y la economía y dejar de lado el concepto de solo consumidor.

        En resumen los cambios son: somos seres sociales, tenemos valores fluidos, somos interdependintes, hacemos aproximaciones y no dominamos a la naturaleza.    

El ser humano es moral, propenso a dar, y a compartir cualquier ámbito.

Tiene reciprocidad fuerte es decir es cooperador condicional y también castigador altruista.

Estamos gobernados por gente que mueven los hilos y no la conocemos.

La economía conductual estudia los sesgos cognitivos que desvían al hombre del modelo racional.

La sustantividad ambiental es más eficaz a través de la eco educación en las escuelas.

Somos comunidad, sembradores y acróbatas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.