Categorías
Psicología Positiva

Marte y Venus Hacen las Paces parte 4 de 5

Comentarios al libro de John Gray

Tiempo de lectura: 7 minutos.

        Introducción    

En esta parte veremos las cuatro claves para construir una relación de pareja, como encontrar nuestra unidad, y como evitar los juicios negativos y el resentimiento:

        Como construir una relacion de pareja    

Existen cuatro claves para crear relaciones que brinden apoyo y recompensa:

1.- Comunicación con un propósito determinado, con la intensión de entender y ser entendido.

2.- Comprensión correcta, con el propósito de comprender, apreciar y respetar nuestras diferencias.

3.- Abandonar los juicios, liberar los juicios negativos sobre nosotros y los demás

4.- Aceptar y asumir responsabilidad equitativamente de lo que obtenemos de la relación y practicar el perdón.

Estas cuatro claves pueden liberar el potencial interior para crear relaciones amorosas y satisfacer nuestras esperanzas y sueños. Nos permiten ver porque nuestras relaciones pudieron tener problemas y nos ofrecen una base sobre la que se puedan construir relaciones en el futuro, estables y enriquecedoras.

A continuación entraremos en algunos detalles de cada una de esas 4 claves:

        1.- Comunicación con un propósito determinado.    

La importancia de decir la verdad acerca de nuestros sentimientos es esecial en las relaciones exitosas. La intimidad se alimenta de la verdad. Sin embargo, si no conocemos el propósito implícito de la comunicación, terminará fracasando.

Cuando nos sentimos molestos o amenazados, la comunicación muchas veces se vuelve retorcida y manipuladora.

Cuando comunicamos para intimidar, amenazar, desaprobar, herir, hallar faltas o hacer que alguien se sienta culpable, estamos haciendo mal uso de la comunicación. Es posible que logremos ejercer control, pero inevitablemente generaremos resentimiento.

La comunicación verdadera y eficaz tiene la intensión de compartir nuestra comprension con la otra persona.

        2.- Comunicación correcta.    

La comunicación es un vehículo con el cual podemos entendernos. La comprensión correcta enriquece nuestras relaciones, mientras que los malentendidos la hechan a perder, la comunicación con un propósito determinado nos permite ampliar la comprensión correcta.

Es muy común que las mujeres no se sientan escuchadas, y es del todo cierto la mayoría de las veces, se quejan constantemente de ésta falta de atención de sus parejas y pueden llorar y sentir que no las aman.

Los sentimientos cariñosos, positivos y vulnerables del enamoramiento inicial pueden olvidarse rápidamente gracias a los malos entendidos y a las suposiciones falsas. Esas suposiciones falsas pueden llegar a provocar conductas imprevistas.

Gran parte de la tensión emocional de las relaciones es por los malos entendidos. Lo que realmente hace que la comunicación funcione es   la intensión de comprender , existen varios niveles de comprensión para que la comunicación tenga éxito en una relación y estas son:

a) Una comprensión profunda de nosotros mismos y los demás.

b) Una comprensión profunda de que los hombres y las mujeres reaccionan diferente ante el estrés.

c) Una comprensión de los verdaderos sentimientos detrás de las acciones y reacciones de los demás.

d) Una comprensión más profunda de los verdaderos sentimientos implícitos en lo que hacemos y decimos. ¿Porque digo lo que digo?, ¿Porque pienso lo que pienso y ¿porque hago lo que hago?

e) Una mayor comprensión de las apariencias que no reflejan la realidad.

f) Una comprensión de que lo que para ti es fácil preguntar, puede resultar difícil preguntar para otra persona.

g) Una comprensión de lo que para ti es fácil de oír pudiera resultar doloroso para los demás.

h) Una comprensión de que lo que piensas que puede ser útil para ti, puede no ser útil para los demás.

La comprensión correcta empieza cuando nos damos cuenta de que todos somos individuales y únicos y de que es muy fácil ocasionar malos entendidos. Al entender y respetar nuestras diferencias realmente estamos construyendo puentes que nos unirán.

I) Una comprensión de que las personas hablan diferentes idiomas que quizá solo en apariencia suenan iguales.

        Temor a ser diferentes.    

Las personas inseguras están en todas partes, por eso automáticamente se lanzan sobre aquellos que empiezan a sobresalir y que no son iguales a ellos mismos. Por esta razón, en ocasiones las diferencias son consideradas como amenazas.

        Las diferencias son mágicas.    

Cómo imanes con cargas complementarias, las personas se atraen, al ir comprendiendo podemos apreciar esas diferencias. Las diferencias entre parejas realmente son complementarias, por ejemplo si soy demasiado agresivo es probable que me sienta atraído por alguien más calmado y receptivo.

Esas diferencias complementarias son las que nos atraen y crean el misterioso sentimiento que llamamos amor. Cuando aceptamos las diferencias, también empezamos a ver las semejanzas. Y aunque somos únicos también somos en muchas cosas similares.

Esta aparente paradoja apunta hacia una maravillosa verdad acerca de las relaciones: la persona correcta para compartir nuestras vida es una fusión de semejanzas y diferencias complementarias.

He aquí unos comentarios de parejas que se sienten diferentes:

«Somos completamente diferentes pero lo que nos mantiene unidos es que ambos somos muy intensos».

«Somos diferentes en muchos aspectos; Henry es una ave nocturna a mí me gusta vivir el día, Henry es un soñador y yo una práctica; a Henry no le preocupan las cosas y yo me preocupo por todo. Sin embargo a cierto nivel somos uno solo».

«A veces la amo, a veces la odio, pero el corazón me dice que estar juntos es lo correcto».

«Muchos de nuestros problemas son completamente diferentes, aprendimos a sobrellevarlos sin que ninguno se sienta mal o indigno».

«Durante dos años nuestro amor fue perfecto, luego dejamos de sentir amor, una mañana desperté y me di cuenta de que éramos dos personas diferentes con pocas cosas en común, me sentí deprimida y a partir de ahí empecé a aprender acerca del amor genuino, a amar a la persona que era y no a la persona que yo quería que fuera».

En cada uno de estos ejemplos, el amor fue alimentado con el tiempo mediante la aceptación y la comprensión. De esta manera, el amor cumple con el propósito de armonizar diferencias y crear relaciones positivas y duraderas.

        No juzgar 

Liberarse de los juicios negativos es la tercera clave para crear una relación de apoyo, es el resultado del entendimiento correcto.

Las autoevaluaciones negativas de nosotros mismos nos impiden disfrutar por completo de lo que tenemos y de nuestra vida en general. El juicio y la crítica son símbolos de baja autoestima.

Cuando podemos amar, aceptar, apreciar y respetar a los demás, automáticamente empezamos a aceptarnos y a apreciarnos. Nuestra autoestima y autovaloración crecen día con día cuando creamos relaciones amorosas.

La mayoría de los juicios negativos que hacemos son proyecciones hacia los demás de la opinión que secretamente tenemos de nosotros mismos.

        Como encontrar nuestra unidad    

La verdadera relación nace de la conciencia y la apreciación de la forma en que somos diferentes, reconocer nuestras semejanzas suscita actitudes positivas como la compasión, la empatía, la comprensión, la aceptación, la tolerancia y la unidad.

Aceptar nuestras diferencias crea atracción, apreciación, interés, respeto y un propósito, como vemos no son las diferencias las que nos separan sino nuestros juicios que hacemos sobre esas diferencias, juicios normalmente nacidos de malos entendidos.

        Aceptar responsabilidad.    

La cuarta clave para que las relaciones funcionen es asumir responsabilidad por lo que sucede en la relación y saber perdonar.

Asumir la responsabilidad por lo que sucede en la relación es importante. Perdonar es imposible cuando no nos consideramos responsables de la relación..

    La actitud de la víctima es que no se siente responsable de lo que sucede .

Alguien así echa a perder nuestra relación y nuestra vida. Siempre tiene el resentimiento a flor de piel y no está dispuesta a aceptar que mal interpretó la situación o que la empeoró.

    Cuando sentimos resentimiento con alguien, de alguna manera ya no deseamos confiar, ni aceptar a esa persona.  No la aceptamos porque equivocadamente, piensan que sabemos lo que necesitan al estar resentidas, leer la mente de una mujer por otra mujer es posible, pero es imposible que el hombre lea la mente de una mujer resentida.

Cuando estamos resentidos comúnmente sucede que no tratamos de evaluar porque hizo lo que hizo el que nos dejó resentidos, no evaluamos lo que siente. En cierta forma solo se ve una víctima y un villano.

        Como provocamos sin darnos cuenta.    

Así como nuestro comportamiento provoca reacciones, también lo hacen nuestros pensamientos y sentimientos. Es mucho más difícil percibir como afecto a los demás cuando nuestros pensamientos y sentimientos son los que provocan, y ejercen un efecto.

Cuando juzgamos a otra persona abierta o encubiertamente, ella tenderá por un momento a reaccionar en la forma en qué la culpamos, si la culpamos de falta de amor, reaccionará con falta de amor, si la culpamos de imprudente, reaccionará imprudentemente, si la culpamos de falta de interés, reaccionará y se comportará con poco interés.

        Cuanto más importante es para nosotros una persona, más nos afectan sus juicios sobre nosotros.    

Cuando una mujer juzga a su hombre de falta de cariño y atención, es probable que el reaccione temporalmente de esa manera.

Cuando un hombre juzga a su mujer de irracional y en extremo emocional, ella tenderá a ser irracional y extremadamente emocional.

Cuando nos sentimos resentidos, nos aferramos a nuestros juicios negativos firmemente arraigados, hasta que experimentamos el perdón.

Por muy buenos que digamos que somos capaces de disimular el resentimiento se revela en nuestras acciones, reacciones, elecciones de palabras, lenguaje corporal, ojos y tono de voz. Saldrá a la superficie nos demos cuenta o no.

El resentimiento acumulado socava el crecimiento del amor en una relación. El primer paso para liberar el resentimiento es aceptar la responsabilidad; comprender cómo provocamos las respuestas que recibimos y luego con una mayor comprensión de nuestra pareja y con una mejor comunicación, el perdón llegará con más facilidad.

        Responsabilidad y resentimiento reprimido.    

Al juzgar mal a las personas provocamos su disfunción. El hombre y la mujer reprimen sus sentimientos con facilidad y esa represión puede hacer la relación muy confusa.

        Las buenas intenciones no bastan.    

Cuando sentimos resentimiento, no hay forma de ocultarlo a la otra persona. Siempre lo pondrá en guardia para protegerse de nuestra censura. Sabiendo esto acerca del resentimiento, ahora seremos capaces de asumir la responsabilidad cuando reconocemos juicios negativos ocultos o expresados, que en realidad provocan gran parte del abuso o la falta de apoyo que recibamos.

El conocimiento es poder. Conocer nuestras diferencias, me da el poder de aceptar más, entender, respetar y apreciar. Conocer cómo nuestros resentimientos provocan a los demás nos libera para ser más responsables de lo que obtenemos y poder perdonar con mayor facilidad.

        Conclusión    

Siguiendo estas cuatro claves para construir nuestra relación, evitar resentimientos, aprender a perdonar, respetar nuestras diferencias y lograr trabajar como unidad de pareja, nos permitirá tener una relación más satisfactoria y duradera. Te invito a buscarla en tus relaciones con el género opuesto y ponerla en práctica.

La verdadera aceptación vendrá de reconocer nuestras semejanzas y diferencias, la eliminación de juicios equivocados sobre nuestras diferencias que permitirán una mayor comprensión y empatía con nuestra pareja.

El estar dispuesto a perdonar y reconstruir la comunicación sin resentimiento cada vez que sea necesario, mantendrá la puerta abierta a una comunicación fluida. Te invito a compartir estos consejos con tu pareja y tratar de implementarlos poco a poco en donde veas que puedan ser de utilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.