Categorías
Psicología Positiva

Encontrando un Sentido a Nuestra Vida parte 3 de 5

Comentarios al la semblanza de Viktor Frankl del libro Cuando el Mundo Gira Enamorado de Rafael de los Rios

Tiempo de lectura :7:00 minutos

        Introducción    

En donde Víktor plática sus primeras experiencias como prisionero del campo de concentración más sanguinario de todos los que existieron en la Segunda Guerra Mundial, nos comunica su visión sobre el amor a Dios y el amor verdadero a su esposa. Su amistad con el Dr. David Sick y El Kapo Gustav Herzog. Y su primera definición de lo que es la logoterapia y como aplicarla, cuando decide volver a escribir su libro  El médico y el alma.

El kapo se metió a su cueva y ni David ni Víktor supieron nada de él hasta el atardecer, cuando lo volvió a ver le pregunto, cómo le fue en su cueva Dr. Herzog, el contestó: solo hacia mucho frío, pero me sentí realmente bien. Ahora que recuerdo solo tenía claustrofobia cuando era pequeño, Víktor solo guardo silencio…Gustav Hertzog comprendió su situación y trato de demostrar ser amable.

Debo contarle más cosas sobre mí doctor Frankl cosas realmente íntimas, recalcó, pero antes me gustaría saber porque no huyó Usted a los Estados Unidos cuando los alemanes invadieron Austria, tengo entendido qué le dieron un visado en Viena y que si usted hubiese marchado América ahí habría podido difundir sus ideas sobre la logoterapia, me equivoco?

    No, no se equivoca, efectivamente conseguí un visado para emigrar a Estados Unidos,  con ese documento era libre para marcharme y defender mi teoría. Mis padres estaban contentísimos y compartían conmigo la alegría de verme a salvo en el extranjero.

Entonces por qué no lo uso? Porque sabía que al poco tiempo de marcharme mis padres serían deportados a cualquier campo de concentración, la duda me corroia. Un día soñé que había mucha gente en una formación cientos de enfermos, esperando ser llevados a las cámaras de gas, yo sentí una compasión tan profunda que decidí unirme a ellos,     creí que debía hacer algo trabajando como psiquiatra en un campo de concentración, lo cual sería algo con un sentido incomparablemente mayor que difundir mi teoría en Manhattan.

Estando todavía en Viena me di cuenta que debía sacrificar mi libertad por causa del bien de mis padres. Cuando se enfrenta uno ese tipo de preguntas se desea ansiosamente una respuesta del cielo, mi padre era un judío piadoso, había recogido un pedazo de mármol de la sinagoga más grande de Viena, esa piedra formaba parte de las tablas que contenían los 10 mandamientos. En el mármol estaba grabada una letra hebrea de color dorado, mi padre me comentó que la letra que aparecía era solamente el número 4 del cuarto mandamiento qué dice, honra a tu padre y a tu madre.     Después de eso decidí quedarme en Austria.

Cómo murió su padre Víktor? Estaba desnutrido y adquirió una neumonía, respondió Víktor, cuando fui a visitarlo ese mismo día comprobé que había aparecido un edema pulmonar terminal, su respiración era cada vez más entrecortada y decidí gastar la última ampolleta de medicamento contra el dolor que había conseguido de contrabando en el campo de concentración y se la suministre, cuando habíamos terminado le hicimos unas pocas preguntas: esta mejor? papá, puedo hacer algo más por ti? No gracias… hay algo que quieres decirme? nada… gracias, yo sabía que a la mañana siguiente ya no lo encontraría vivo.

Doctor yo sé que usted ama y quiere mucho a su esposa pero en mi caso mi mujer y yo tenemos excesivos problemas, dijo el kapo y ahora que estoy encerrado aquí, me doy cuenta que la culpa es mía, sólo y exclusivamente mía, sufro una amargura constante, todo giraba alrededor de satisfacer mis impulsos sexuales. Yo era oficial del ejército austríaco ganaba dinero suficiente y no tenía mala fachada, pero con el paso de los tiempos volví a las andadas visitando prostíbulos, después me echaron del ejército por mi caracter pendenciero y claro, nuestro matrimonio por todos lados se vio afectado. Ama todavía a áKaterina? Le pregunto Víktor?

Creo que si, contesto El Kapo entiendo que la ama, pero su amor es lo suficientemente sólido como para luchar contra sus propios vicios? El kapo dijo: Oh doctor soy un hombre de mierda!

    El amor verdadero, explico Víktor, es aquel que no sólo desea la capa externa de la otra persona, sino que ama sobre todo lo espiritual, lo qué hay en ella, su persona, eso que hay único e irrepetible en el ser humano,  no lo que existe detrás de las apariencias sexuales y puramente físicas, quien ama de verdad no es sólo el aspecto físico de la otra persona, sino ve al ser humano mismo, a la persona a quien ama como alguien incomparable e insustituible.

Sr. Herzog si pudiera encontrar un doble de su esposa con sus características físicas y psíquicas, podría usted amarla como a la original? Podría amarla igual que a la primera esposa? Su respuesta sería no, Porque? Porque si su amor es verdadero, no tiene en cuenta sólo esas cualidades físicas o psíquicas.     No mira sólo el ser amado, por lo que tiene, si no lo que el ser amado “es” como algo único en el mundo, insustituible por un doble, en definitiva el amor se dirige hacia la persona espiritual  no hace al hombre ciego pero ese se dice al contrario, le abre los ojos al hombre para percibir la personalidad espiritual de quién se ama y todos sus valores.     Lo que realmente ciega al hombre son las pasiones señor Herzog.

Exactamente de esas dos cosas tendremos que seguir hablando en otro momento porque llegamos ya al campo de concentración, después de pasar la interminable lista, llegó un oficial de la SS y pidió que sacarán de la formación a 100 prisioneros, no aptos para el trabajo, entre ellos escogíeron a Víktor, esta selección de personas debería ser enviada, en camiones a las cámaras de gas. El oficial de las SS se dirigió a un soldado y le ordenó a los seleccionados previamente que se subieran a los camiones.

Como casi todos los que estaban internados en el campo Víktor, padecia el llamado edema de hambre, es decir un estado de extrema debilidad y de grave desnutrición, sus piernas estaban tan hinchadas y la piel tan tirante que le resultaba imposible doblar las rodillas, tampoco podía atarse los zapatos. Si quería que entrasen sus pies hinchados no quedaba espacio para los calcetines, aún cuando los hubiese tenido, sus zapatos caminaban llenos de nieve y admitían como tristes viajeros unos pies siempre mojados, con sus correspondientes congelaciones, moretones y llagas. Parecían no tener fin esas marchas sobre los campos nevados.

Llegado un punto de desnutrición e imposibilidad de caminar se dió cuenta que su vida corría peligro y lo comento con el Dr.David su mejor amigo, me enviarán a la cámara de gas?

Dios mío si, Asi es, rezó en voz alta, libera a mi madre de este sufrimiento que yo voy a a padecer,     te ofrezco mi muerte a cambio de que ella,  Dios mío que no padezca lo mismo que yo.

        Acaso nos escucha Dios?, A esta gente horrorosamente torturada y humillada?    

Yo encontré desde mi juventud, a los 15 años, una mejor definición de Dios: dijo Víktor:     es quizá como el interlocutor de nuestros diálogos más íntimos . Al cerrar estas palabras salió su joven sonrisa y dijo, esto significa que lo que uno piensa en su soledad y en su máxima sinceridad consigo mismo se está dirigiendo a Dios, mientras quienes no tienen fe interpretan los sueños como diálogos con alguien distinto a ellos.

Cómo psiquiatra pienso que en todas las personas existe un sentido religioso aunque cerrado o reprimido en el inconsciente, esta presencia de Dios es la que se debe sacar al exterior y a la conciencia.     La presencia de Dios en el inconsciente, es la que se debe sacar al exterior de la conciencia, para encontrarle sentido a la vida, en cierto modo la logoterapia consiste en eso.

Cómo es posible que Dios permita tanto sufrimiento aquí en Auschlitz? Porque el sufrimiento tiene un sentido que muchas veces sólo Dios conoce.

No resulta fácil de aceptar sufrimiento como algo bueno, pero cuando lo asumimos con valentía ya estamos adoptando una actitud que nos hace crecer por dentro, entonces nos convertimos en personas que aceptan un sentido trascendente de la vida, en personas que aman a Dios y sufren por Dios,     lo importante David es encontrarle un sentido a la existencia, el mismo Albert Einstein afirma que ser religioso significa haber encontrado una respuesta a la pregunta de cuál es el sentido de la vida,  también el filósofo Wittgenstein dice que creer en Dios es ver que la vida tiene un sentido, en definitiva Dios es lo que da sentido a todo, entiendes.     Despues de esto sonaron tres pitidos de un silbato que anunciaban el momento más terrible en un campo de concentración: el despertar.

Ya en marcha sobre los caminos nevados el psiquiatra decidió no pensar en sus pies y se obligó a dirigir su atención a otras cosas: pronto se imaginó de pie en la plataforma de un salón de conferencias bien iluminado, caliente y que frente a él tenía un auditorio atento, sentado comodamente en sus butacas y estaba dando una conferencia sobre la psicología en un campo de concentración, asi si tenía éxito,     conseguia distanciarse de los sufrimientos y observarlos cómo si ya hubieran transcurrido, tanto él mismo, como sus dolores se convirtieron en objeto de un estudio científico muy interesante.

Creo que mi idea de volver a escribir el libro  El médico y el alma va tomando cada vez más cuerpo y estoy decidido hacerlo aunque sea en papeles de fumar.

Fíjense bien en esta plática de Víktor y David:

Es curioso David, en esta segunda fase de nuestro internamiento, ya no nos importan los golpes diarios, casi continuos que padecemos.     Estamos en total apatía, con un sentimiento de que todo nos da igual Y sin embargo lo que si nos hace daño es que nos traten como simples animales domésticos y no como seres humanos.  Pero observa como con esa insensibilidad, los prisioneros nos rodeamos enseguida de un caparazón protector muy eficaz.

En una ocación caminando sobre la nieve y de regreso al campo de concentración en kapo le propinó con una vara dos golpes en la cabeza rapada y fría, te han dolido esos golpes de vara Viktor? Le susurró David. Lo que dijo Víctor fue,     ya sabes que no es el dolor físico lo que hiere, es la agonía mental causada por la injusticia, por el carácter irracional de todo esto.

El Dr. David Sick sufrió grave daño a su salud, por la falta de alimento y empeoraba día con día hasta que finalmente fue transferido al barracón de enfermos. Una noche después del trabajo, Viktor pudo entrar para verlo, algo que estaba rigurosamente prohibido, lo vio y entonces comprendió que a su amigo tan sólo le quedaban unas horas, le dijo: Fisher y los demás te mandan saludar.

Necesitas algo, sabiendo que no podía ofrecerle nada, sólo vuestras oraciones respondió, el cirujano,     rezar por mi, para que muera sin el menor asomo de odio, para que perdone de corazon. Porque a los hombres hay que perdonarlos.

De acuerdo, cuenta con ellas. Los demás quieren que te trasmita su agradecimiento por haber cuidado de sus pies y habernos evitado morir en las cámaras de gas.

David Sick, efectivamente falleció dos horas después, Victor se imaginó dando una conferencia acerca de los médicos héroes de la Segunda Guerra Mundial, misma que se hizo realidad años después. Se imaginó diciendo: estos médicos supieron morir, asumir el sufrimiento en forma auténtica.     Quién es pues el hombre?  Víktor prosiguió; el hombre es un ser que siempre decide lo que es, el hombre es ese ser que ha inventado las cámaras de gas de Auschwitz, pero también es ese ser que ha entrado en esas cámaras con la cabeza erguida, con dignidad y con el Padre Nuestro en los labios.

Y dónde está? Víktor respondeme? ese Dios? que pese a los hornos crematorios, ordena amarle con todo el corazón? Comprendo cómo te sientes Kurzg, contestó Víktor serenamente, pero creo que deberías respetar las creencias de los demás. Una persona puede entrar en el horno crematorio con la cabeza erguida y en la mente ofreciendo su sacrificio a Dios, que es el valor supremo para nosotros, incluso perdonando a sus asesinos como acaba de hacer David, su vida y su muerte tenia sentido, por eso no había desesperación en nuestro joven cirujano.

Las personas no solo se mueven por los instintos, sino también por la persona espiritual. Los psicoanalistas pensamos que la persona es un conjunto de instintos, apunto Kurt Picher y cuando hablamos de lo espiritual decimos que se trata de una sublimación de esos instintos.

Porque el corazón de la persona es algo espiritual, por eso la Biblia cuando se refiere a la persona espiritual, dice que el hombre debe amar a Dios con todo el corazón, con todo el alma y con todas las fuerzas.     Para quienes creemos significa que el hombre debe amar a Dios, el valor supremo,  bajo todas las condiciones y en todas las circunstancias, aunque se vea privado de todos los valores relativos, aunque corra el peligro de perder el penúltimo valor; que es la vida.

Asi como hay una sexualididad inconsciente, hay también una religiosidad inconsciente y son tareas del hombre encontrarlas; porque muchas veces se reprimen los instintos y también se reprime a Dios.

        Conclusión    

En esta tercera parte llegamos a conocer buena parte del pensamiento de Viktor con respecto a la amistad, el amor a su esposa y sobretodo el amor a Dios tambien presenta su definición de logoterapia que presentaría en su libro  El médico y el alma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.