Categorías
Psicología Positiva

El algoritmo de la felicidad Parte 10 de 12

Comentarios al libro de Mo Gawdat CBO de Google

Tiempo de lectura : 6:00 minutos

Introducción

La muerte de Ali puso a Mo Gawdat frente a la verdad fundamental de la vida y la muerte. Al cristalizar mi comprensión, intensificó mi compromiso de vivir una vida que mereciera la pena. También se llevó el último miedo, ya no temo morir. (Como Mo, la pérdida de mis dos hijos y mi esposa también me pusieron frente a las cuerdas y tuve que aprender a dejar ir el dolor. Hoy como Mo, ya no tengo miedo a morir, se que es es algo natural, real y llegara a su tiempo).

La mayoría de nosotros residentes de las culturas occidentales nos negamos a hablar de la muerte. Como resultado hay muchas cosas que no sabemos de ella y eso a su vez, nos aterra aún más.

Los mitos en que creemos

Si nos permitamos mirar de cerca a la muerte en lugar de apartar la vista, le encontraremos un lugar significativo en nuestra vida. En lugar de considerarla el enemigo a las puerta. La primera etapa consiste en eliminar algunos mitos.

Hay un día para morir

La muerte es parte integral del proceso de la vida. El instante en que nacemos, es el instante en que empezamos a morir. Mientras lees esto te estás muriendo. Unos 25 billones de glóbulos rojos morirán en los próximos cuatro meses, en el momento en que hayas acabado de leer este capítulo más de 150 millones de células de tu cuerpo habrán muerto, de ellas dos mil serán neuronas, células que en teoría el organismo no reemplaza. La muerte no es un acontecimiento, es un proceso. No hay nada éspecial en el día en que desaparecemos.

Morimos un poco cada dia

A cada un minuto miles de millones de vidas se extinguen pacíficamente después de desempeñar su papel, a la hora de mantener vivo al ecosistema, la única especie que convierte a la muerte como un problema es la nuestra.

Otro mito, la muerte nunca es bienvenida

En nuestro interior todos sabemos que no hay escapatoria. Sin embargo esperámos concertar una cita con la muerte en lugar de que llegue sin ser invitada. Y preferimos una cita tardía, si aún disfruto la vida y tengo salud, vuelve dentro de 30 años o mejor aún de 300. De hecho no te molestes déjame tu número y yo te llamo cuando llegue la hora.

Más pronto o más tarde todos estamos preparados para morir.

Otro mito, la muerte es dolorosa

Otro desacuerdo con la muerte es como morimos, parece cruel pero siempre habrá una mejor manera de morir. Pero cuando llegue la muerte siempre es repentina y siempre inoportuna. La forma poco importa.

Si pidiéramos morir a media noche , mientras duermes y rodeado de nuestros seres queridos es una de las mejores formas de morir.

Una muerte dolorosa es lo que más tememos. Pero no hay muerte dolorosa sino una vida dólorosa, en sus últimos momentos antes de la muerte, cuando desaparecemos desaparece el dolor.

La muerte no te hará daño

Sin embargo a veces vivir más no significa vivir mejor, Peter Saúl especialista en cuidados intensivos examina la dicotomía en su conferencia TED “Lets talk about daying” hablemos de la muerte, la promesa de salvar vidas es inspiradora, pero también sería más correcto etiquetar el producto como una prolongación de la vida.

Para empezar es un milagro que estemos vivos, observa en tu forma física los cientos de funciones vitales que han de operar sin tregua para sostener tu continuidad.

Decenas de miles de proteínas cada una con una instrucción sofisticada. Piensa en los miles de billones de células que necesitan alimentarse, ser protegidas y ser sustituidas.

Si muta un único gen, o falla un órgano vital o un todo un sistema deja de funcionar, la máquina colapsa. Hay innumerables posibilidades de daños.

La muerte no nos engaña, todos nos iremos algún día.

El continuo de la vida extensa

No hay consenso general en la creencia de que existe vida después de la muerte, como una interrupción de la vida, pero desde una perspectiva diferente parece obvio que es la vida la que interrumpe la muerte. La muerte dura infinitamente y la vida inicia y acaba muy pronto.

El yo físico es una ilusión, la vida no es nuestro cuerpo, sometido a las limitaciones del espacio tiempo. Cuando pienses en ti mismo piensa en tu yo real, no en la forma física que te representa. Eso es lo que es la vida en realidad.

Aunque nuestra forma física se disuelva, en realidad nunca morimos.

En la definición de Mo Gawdat, la muerte es el final de nuestra forma física, pero no es lo contrario a la vida. La muerte es lo opuesto a nacer. El nacimiento y la muerte son los portales a travez de los cuales llegamos y abandonamos esta forma física.

Si pudiéramos conocer que estaremos bien después de la muerte, no nos importaría tanto morir, ¿verdad?

La mayoría de los informes de las experiencias cercanas a la muerte son similares, las personas atraviesan un túnel, ven una luz y se encuentran con sus seres queridos. Ven jardines en donde reina La Paz, el amor y la ausencia de conflictos.

Irónicamente nuestra mortalidad es maestro de vida. Así que vamos a aprender a encontrar la felicidad a pesar de nuestra muerte o incluso debido a la muerte.

Antes de morir deberíamos vivir una vida feliz

Muerte y felicidad

El camino a la alegría consiste en considerar a la vida en lo que vale. Las ilusiones del control, las de lo material del mundo físico, el orgullo del conocimiento, el intento por retrasar el deterioro de la vida son ilusiones todas aplastadas por la muerte.

Solo así serás libre de ilusiones. Sin ilusiones trascenderás el pensamiento hasta el nivel más elevado de la felicidad. Como cualquier otra verdad aplaztante. Aceptar la muerte te liberará, pero antes te fastidiara.

El mejor coaching vital del mundo

Si esperamos la muerte, la escuchamos y hablamos de ella en lugar de esforzarnos por fingir que no existe, nos enseñará tres lecciones, no como morir sino como vivir la vida plena y que sea interesante vivirla.

Primera lección:

La vida es ahora.

Segunda lección:

El principio y el final de la vida son como un las cubiertas de un libro. Por significativo que parezca ningún acontecimiento importa tanto como las páginas que hay en medio. Por lo que vive el momento como si fuera tu ultimo día de tu vida.

Cada día muere una porción de ti, muere y jamás regresa? Nos pasamos la vida corriendo y demorando vivir la vida, vívela mientras puedas.

Vive antes de morir

Tercera lección:

Tienes que comprender que cuando llegue la hora lo dejaras todo detrás: la riqueza material, las personas que amas y todo lo que te resulta tan querido.

Esto te plantea la pregunta más importante de todas: ¿Porque nos aferramos con tanta fuerza, cuando tarde o temprano todo habrá desaparecido?

La vida es un juego de suma cero, llegamos sin nada y nos iremos sin nada. No podemos ganar nada que no perdamos al final.

Lo que vivimos y tenemos es como un alquiler, disfrútalo plenamente mientras seas el arrendatario pero tarde o temprano lo regresaras felizmente a otros. Si nada es mío, entonces no puedo perder nada.

Alquila una vida plena y feliz

Una vida de alquiler también me llena de esperanza porque sé que los malos tiempos también pasaran. Las épocas de tristeza, enfermedad, perdida y privación, las cicatrices que portamos la debilitan pero nada está aquí para permanecer.

No tengo miedo a morir porque elijo morir en mis propios términos. Elijo alcanzar cada experiencia que aparece en mi camino y disfrutarla plenamente pero no dejo que nada me posea, cuando aprendemos a desprendernos aprendemos a morir antes de morir. Toda la vida es nuestra, para disfrutarla.

Entonces vive en Paz

Conclusión

La vida es ahora, vivir y disfrutar una vida de alquiler feliz y plena, que de entrada reconoce que no te podrás llevar nada, una vez que haya terminado el ciclo del arrendamiento. El juego de suma cero, el portal de entrada y salida del nacimiento y la muerte que son como las portadas de un libro, en donde lo que importan son las hojas que están dentro y que pueden ser vividas como si fueran el último día de tu vida. Son ideas que nos cambian la perspectiva que tenemos de la muerte y espero te ayuden a vivir la vida aquí y ahora con nuestro algoritmo de la felicidad resuelto favorablemente. Ahora sabemos que esperar de la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.