Categorías
Tecnología e Innovación

Homo Deus Parte 15 de 15

Comentarios al libro de Yubal Noa Harari

Tiempo de lectura: 7:00 minutos

Introducción

En donde Yubal termina el libro definiendo más la probabilidad de una vida basada en donde el procesamiento de datos es lo más importante, conectándose al sistema global de procesamiento del “Internet :de todas las cosas”.

Registra, Sube, Comparte

El flujo incesante de datos desencadena nuevas inversiones y disrupciones que nadie había planeado y que aún no comprendemos. Nadie entiende cómo funciona la política global o hacia dónde se dirige, pero no es necesario, los Dataistas creen en la mano invisible del flujo de datos.

A medida que el sistema global de procesamiento de datos se vuelve omnisciente y omnipotente, conectarse con el sistema se convierte en origen de todo sentido y los algoritmos te observarán constantemente y les importara lo que haces y sientes, esto gusta mucho a la mayoría de la gente.

Que sentido tiene hacer o experimentar algo si nadie se entera y no sólo no aporta algo al intercambio global de información, las experiencias no tienen valor si no son compartidas y necesitamos encontrarle sentido en nuestro interior y así darle sentido al universo. Conectando únicamente nuestra experiencia a el flujo de datos y así los algoritmos descubrirán su sentido y nos dirán que hacer.

La nueva consigna dice: si experimentas algo regístralo, si registras algo súbelo, si subes algo compartelo.

A lo largo de estos comentarios hemos preguntado repetidamente que hace superiores a los humanos sobre los demás animales. Él Dataismo tiene una respuesta nueva y sencilla. El humano puede escribir un poema y subirlo a la red, con lo que enriquece el sistema global de datos. Esto hace que sus bits cuenten y los demás animales no pueden hacer esto.

No se trata de estar a la moda, es cuestión de sobrevivencia, debemos demostrar al sistema que tenemos valor y el valor no consiste en tener experiencias, sino en transformar dichas experiencias en datos que fluyan libremente.

En el siglo XXI él dataismo también podría dejar de lado a los humanos al pasar de una visión del mundo homocéntrica a una visión del mundo data céntrica.

El internet de todas las cosas está pensado ser sagrado porque está creado para estar al servicio de los humanos.

Los sentimientos humanos ya no son los mejores algoritmos del mundo, existen algoritmos superiores que utilizan una potencia computacional sin precedentes y bases de datos gigantescas. Los algoritmos de Google y Facebook no sólo saben cómo nos sentimos sino también un millón de datos sobre nosotros que ni siquiera sospechamos.

Algunas directrices Dataistas prácticas para la humanidad:

¿Sabes quién eres de verdad? Olvídate de las montañas o los museos, ¿te has hecho tú secuencia de ADN? Qué esperas hazlo hoy mismo.

Cómprate un dispositivo biométrico portátil que mida las 24 horas tu tensión arterial y tu ritmo cardiaco y conéctalo a tu teléfono inteligente, permite que Google o Facebook manejen tus datos y registren todos tus me gusta y en conjunto con el internet de todas las cosas te dirán con quien casarte, que carrera profesional seguir o la conveniencia o no de iniciar una guerra.

Una Onda en el Flujo de Datos

Es cuestionable que las sensaciones, las emociones y los pensamientos desempeñen una función importante en la toma de decisiones. ¿Pero es el único sentido? Él dataismo está alcanzando una comprensión cada vez mayor de la toma de decisiones pero también podría estar adoptando una concepción más sesgada de la vida. Desde los musicólogos hasta los biólogos le dan al dataismo una perspectiva especialmente buena por lo que en la actualidad se propaga hacia todas las disciplinas científicas, en consecuencia, este paradigma cada vez se hace más más difícil de refutar y aunque estuviera equivocado, sería difícil resistirse a el.

Si el dataismo consigue conquistar al mundo ¿Qué nos pasara a los humanos? Al principio acelerará la búsqueda humanista de la felicidad, salud y poder, ya que promete satisfacer esas aspiraciones.

Para alcanzar la inmortalidad, la dicha y los poderes divinos de la creación, necesitamos procesar cantidades inmensas de datos, mucho más allá de las capacidades del cerebro humano por lo que los algoritmos lo harán por nosotros. Nos forzaremos en modificar el internet de todas las cosas con la esperanza de que nos haga más saludables, felices y poderosos.

En verdad no se puede predecir el futuro. Todas estas situaciones hipotéticas que se han esbozado hasta ahora deberán entenderse como posibilidades más que como profecías, cuando pensamos más acerca del futuro, nuestros horizontes están limitados por las ideologías y los sistemas sociales del presente.

La democracia y el capitalismo nos obligan a pensar un futuro democrático y capitalista y el mismo humanismo dificulta que se piense en un futuro posthumano.

¿Entonces a qué debemos prestar atención verdaderamente? El mundo está cambiando más de prisa que nunca y nos vemos inundados por cantidades de datos, de ideas, de promesas y de amenazas. Los humanos ceden su autoridad a los mercados libres, al conocimiento masivo y a algoritmos externos debido a que no pueden procesar el aluvión de datos externos.

La gente no sabe a qué prestar atención y no sabe en qué centrarse. Unas recomendaciones útiles a ese aspecto son estas:

Si pensamos en cuestión de meses deberíamos centrarnos en problemas de migrantes en América y Europa y la desaceleración de la economía China.

Si pensamos en cuestión de décadas el calentamiento global será de primerísima importancia, así como la desigualdad creciente y la disrupción del mercado laboral debido a la inteligencia artificial y la robótica industrial.

Pero si se toma una una visión más amplia de la vida todos estos problemas y preguntas quedan eclipsadas por tres procesos interconectados:

1.- La ciencia converge en un dogma universal que afirma que los organismos son algoritmos biológicos y que la vida es procesamiento de datos. En otras palabras para un input o entrada de datos el organismo elabora procesos secuenciales que provocan un output o salida previsible

2.- La inteligencia como capacidad para resolver problemas, utilizando experiencias previas, se desconecta de la conciencia, los algoritmos externos o con interfase biológica y con procesador se dedican a procesar datos a alta velocidad y la conciencia como las sensaciones, emociones y pensamientos, caminara por su propia vereda.

3.- Los algoritmos externos no conscientes podrán conocernos mejor a nosotros mismos y les podríamos pedir ayuda a estos para conocer nuestro Yo, y las preguntas de que ocurrirá a la sociedad, la política y la vida cotidiana, como algoritmos no conscientes pero inteligentísimos podrán tomar decisiones por nosotros.

Mi Conclusión

Este libro me pareció de gran valor, me abrió los ojos para apreciar el valor de la Historia como disciplina que permite entender bien de donde venimos y el porque de muchas situaciones actuales, respondiendo muchas preguntas que me permitieron entender porqué actuamos de cierta manera, la importancia de conceptos tales como la democracia, el humanismo liberal, el libre mercado, la globalización, el impacto de los avances de la biología especialmente la cerebral, el desarrollo de la informática, los derechos humanos y el desarrollo de las tecnologías exponenciales que han generando un mundo con cambios cada vez más rápidos con crecimiento exponencial y globalizado, todo funcionando con su respectivo algoritmo, digitalizable y con la capacidad de ser convertido en datos para proyectar a la humanidad hacia lo que yo creo será una era de abundancia, paz, y salud que espero llegue a la mayor parte de la población mundial.

Lo anterior llegara si se logra resolver con anticipación las amenazas del calentamiento global eliminando todas las fuentes de contaminación por el uso de combustibles fósiles, de contaminación producto del uso de el ganado vacuno y otros contaminantes industriales de no menor importancia, todos con gases de efecto invernadero que son la amenaza de cambio más grave para la calidad de la vida humana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.