Categorías
Tecnología e Innovación

Homo Deus Parte 13 de 15

Comentarios al libro de Yubal Noa Harari

Tiempo de lectura: 10 :00 minutos

Introducción

En donde Yubal describe con todo detalle la agenda del futuro de la Humanidad y la nueva posible religión del Dataismo de los algoritmos biológico e informáticos que dominarán desde la musicología hasta la salud y la economía mundial.

La Gran Desconeccion

Los nuevos descubrimientos científicos socavan la filosofía liberal que depende de mercados libres y de la democracia y porque creen que cada individuo es único y valioso, cuyas opciones libres son la fuente única de autoridad.

En el siglo XXI tres acontecimientos pueden hacer que esa creencia quede obsoleta:

1.- Los humanos perderán su utilidad económica y militar y el sistema entonces dejara de darles valor.

2.-El sistema seguirá encontrando valor en los humanos colectivamente pero no en los individuos.

3.- El sistema encontrará valor a algunos individuos, pero estos serán una nueva élite mejorada y no la masa de la población.

Los ejércitos más avanzados del mundo se basan hoy más en tecnología de última generación que en carne de cañón ilimitada, dejando a los Generales muchas decisiones en manos de los algoritmos, lo mismo sucederá en las ciberguerras del siglo XXI que durarán solo minutos.

En la fábrica tendremos robots de uso industrial para la producción trabajando junto con la inteligencia artificial que es una inteligencia inconsciente y que puede realizar muchas tareas mejor que los humanos, en cuanto a consistencia de calidad repetitiva, con la capacidad de reconocer pautas, patrones y tomar decisiones basadas en estos datos.

Para ejércitos y compañías comerciales la cuestión práctica económica es que la inteligencia es obligatoria, pero la conciencia es opcional. Un coche autónomo nos puede transportar de A a B en forma inteligente y no requiere la consciencia para disfrutar la música, admirar el paisaje o tener buenos sentimientos con sus clientes.

Algunos economistas predicen que los humanos no mejorados serán completamente inútiles por ejemplo en tareas administrativas, de manufactura, agentes de bolsa, abogados, jueces, policías y detectives podrían ser substituidos y tal vez enviados a una universidad para aprender una nueva profesión, nótese la palabra aprender, que será la nueva capacidad clave en la caja de herramientas humana del siglo XXI.

Incluso los médicos son blanco de los algoritmos, la primera y más importante tarea médica es diagnosticar correctamente enfermedades y después sugerir un tratamiento y por el poco tiempo que tiene disponible para atender a un paciente y la falta de información de enfermedades previas o el desconocimiento de nuevos medicamentos, no es extraño que a veces se equivoque en sus diagnósticos o recomiende un tratamiento menos que óptimo.

La inteligencia artificial del famoso Watson de IBM que ganó el concurso de jeopardy en 2011 ha seguido evolucionando hacia el diagnóstico de enfermedades, con enormes ventajas potenciales sobre médicos humanos.

La Clase Inútil

El dilema del nuevo siglo es que hacer con tanta gente superflua, los humanos tienen dos características principales: las físicas y las cognitivas, mientras que en las capacidades físicas podíamos ser superados, siempre fue posible encontrar tareas cognitivas para las personas, pero ¿que pasará cuando los algoritmos de la inteligencia artificial y la robótica sean mejores que nosotros recordando, analizando y reconociendo pautas? Incluso habilidades a las que se le consideraba como imposibles como el reconocimiento facial, en la actualidad los programas de reconocimiento son capaces de reconocer a la gente mucho más eficiente y rápido que los humanos, estos se utilizan para seguir la pista a sospechosos y criminales o para control de personal en oficinas y fábricas o reconocimiento de clientes repetitivos a un establecimiento. Por muchos años era inimaginable que los algoritmos pudieran manejar camiones con seguridad en una carrera con mucho tráfico, ahora Google y Tesla lo están haciendo, no sólo imaginándolo.

En 2010 solo el 2% de la población Norteamericana trabajaba en la agricultura, 20% en la industria y 78% en el area de servicios. A medida que los algoritmos expulsen a los humanos del mercado laboral la riqueza podría quedar en manos de la minúscula élite que posea los algoritmos creando una desigualdad social y política sin precedentes.

En el área de la creatividad computacional lo más notable es la creación de música clásica de el algoritmo desarrollado por David Cope profesor de musicología de la Universidad de California en Santa Cruz llamado EMI que le llevó 7 años desarrollarlo, pero una vez terminado compuso 5,000 corales estilo Bach en un solo día y ha seguido mejorando, ahora puede imitar a Beethoven y a Chopin entre otros y ya existe un álbum que se vende bien, llamado Classical Music Created by Computer.

En el area medica después de un análisis genético, uno de sangre, una resonancia magnética funcional, un algoritmo analizará junto con otras enormes cantidades de datos estadísticos y hará sus recomendaciones de tratamiento que serán tan buenos a la hora de tomar decisiones que sería una locura no seguir sus concejos.

La compañía de Monte View en California 23andMe puede leer el genoma por $99.00 dólares y hacer recomendaciones médicas en donde se indican riesgos potenciales a la salud para más de 90 rasgos o condiciones que van desde la calvicie a la ceguera. Google en el futuro con ese tipo de datos, más los que recaba con mi interacción en internet podrá conocerme mejor que yo. Los hábitos liberales como las elecciones democráticas quedarán obsoletas porque Google podría descubrir mejor mis propias opiniones políticas mejor que yo y esto es debido a que realmente las personas no se conocen bien así mismas.

Un estudio reciente de Facebook ha indicado que ya en la actualidad el algoritmo de Google es mejor juez de las personalidades y disposiciones humanas incluso que los amigos, familiares y cónyuges. Si has pulsado 300 likes en su cuenta el algoritmo de Facebook puede predecir tus opiniones y deseos mejor que tu esposa o esposo. También Amazon emplea algoritmos para estudiarnos constantemente y para recomendar productos y nunca olvida nada.

Los grandes proyectos humanos del siglo XX (superar el hambre, las pestes y la guerra) pretendían salvaguardar una norma universal de abundancia, salud y paz para toda la gente sin excepción. Los nuevos proyectos del siglo XXI serán alcanzar la inmortalidad, la felicidad y los poderes divinos de creación manipulado genes. Esperan también servir a toda la humanidad

Sin embargo como estos proyectos aspiran sobrepasar la norma, no a salvaguardarla, bien podrían derivarse a una creación de una casta superhumana que abandone sus raíces liberales y trate a los humanos normales como los europeos en el siglo XIX trataban a los africanos.

El Océano de la Conciencia

Es improbable que las nuevas religiones surjan de las cuevas de Afganistán o las Madrasas de Oriente Medio, es más probable que surjan de Silicon Valley, tecno religiones que prometan la salvación mediante algoritmos y genes. Es ahí donde gurús que prometan recompensas antiguas (felicidad, paz, prosperidad e íncluso vida eterna) pero aquí en la tierra con la ayuda de la tecnología, en lugar de después de la muerte y con la ayuda de seres celestiales.

Una de las nuevas tecnoreligiones será el tecnohumanismo que sigue viendo al hombre como la cúspide de la creación y se aferra a los valores humanistas tradicionales, que ha terminado su recorrido histórico y propondrá crear el Homo Deus, un Modelo humano muy superior con capacidades físicas y mentales muy superiores, con unos cambios a nuestro genoma y una reconexión de nuestro cerebro bastarán para poner en marcha una nueva revolución cognitiva que nos permita ser amos de la galaxia.

No será con la cría selectiva o con la limpieza étnica, sino que el siglo XXI se esperará lograr cambios en la ingeniería genética, la nanotecnología y las interfaces cerebro-ordenador.

Huelo Miedo

En el tercer milenio el humanismo liberal ha dejado paso al tecnohumanismo y a la medicina que se centra cada vez más en mejorar a los sanos que en curar a los enfermos. Médicos, ingenieros y clientes ya no quieren simplemente resolver los problemas mentales: buscan mejorar la mente. Así pues no es de sorprender que la psicología positiva o ciencia de la felicidad se haya convertido en un subcampo de la psicología desarrollado por Martín Selligman, Ed Dinner y Mihaly Csikszent, que afirman que la psicología no sólo tiene que estudiar las enfermedades sino también las fortalezas mentales para estudiar el mapa de la mente prospera.

Hoy la población desafortunadamente tiene que elegir entre 1,000 productos alimenticios del supermercado y comérselos viendo el televisor, sin prestar atención a su sabor o a su color. O ir de viaje a cualquiera de los miles de destinos turísticos actuales, destinos asombrosos y una vez ahí ponernos a jugar con los teléfonos inteligentes, debido a que se ha perdido la verdadera capacidad de atención.

El Clavo del que Cuelga el Universo

El Progreso tecnológico tiene en su agenda el plan de escuchar y controlar las voces interiores y se podrán jugar con los interruptores, aumentar el volumen aquí, reducirlo en otro punto y hacer que la vida sea mucho más fácil y cómoda, daremos Ritalin al soldado culpable y ciprés a la esposa insatisfecha y ese es solo el comienzo. Para la psiquiatria moderna muchas voces interiores no son otra cosa que desequilibrios bioquímicos.

En 2016 únicamente una candidata esta sentada en la sala de espera de la historia como nueva religión. Esa nueva candidata es la información. La religión emergente más interesante es el dataismo que no venera ni a Dioses, ni al hombre: adora los datos.

La Religión de los Datos

Él dataismo sostiene que el universo consiste en flujos de datos. Las ciencias de la vida han concluido en ver a los organismos como algoritmos bioquímicos. Así mismo tiempo los científicos informáticos han producido algoritmos cada vez más sofisticados. Él dataismo une ambos y señala que las mismas leyes matemáticas se aplicaran tanto a algoritmos bioquímicos como electrónicos.

De esta manera él dataismo hace que la barrera entre animales y máquinas se desplome y espera que los algoritmos informáticos acaben por descifrar a los algoritmos biológicos.

Produciendo así el Santo Grial generando la unificación global que unifican todas las disciplinas científicas desde la musicología y la biología hasta la economía. Él dataismo esta atrincherado en dos disciplinas madre, la informática y la biología, la del cerebro particularmente, en donde la biología es el más importante.

Los economistas ven la economía como un mecanismo de acopiar datos sobre deseos y capacidades y transformar esos datos en decisiones.

Quizá no estés de acuerdo en que los organismos son algoritmos, pero debes estar enterado que ese es el dogma científico actual hasta hacerlo irreconocible. La bolsa de valores hace funcionar la economía global y tiene en cuenta todo lo que ocurre en el planeta, los procesos están influenciados por experimentos científicos de éxito, escándalos políticos en Japón, erupciones volcánicas en Islandia e incluso actividades irregulares en la superficie del Sol. Para que el sistema funcione con fluidez es necesario tanta información como sea posible y que fluya libremente entre todos los actores.

El caso que existió como un único procesador de datos central se llamo comunismo, la gente trabajaba según sus capacidades y recibia segun sus necesidades, en otras palabras el gobierno se queda con el 100% de todas las ganancias, decidía que necesitabas y después satisfacía esas necesidades.

El capitalismo no ganó la guerra porque fuera más ético o porque Dios estuviera enfadado con los paganos comunistas, ganó porque el procesamiento de datos distribuidos funciona mejor que el procesamiento centralizado. Las fuerzas del mercado de esta forma fijan los precios y la asignación de recursos escasos para mejorar la eficacia y eficiencia del sistema.

Mi Conclusión

Esta Parte del libro pudiera parecer fantasiosa, especula sobre hechos probables, sin embargo la forma de argumentar las predicciones a mi juicio tiene mucha lógica y está en línea con las tendencias tecnológicas del momento, especialmente cuando has tenido la oportunidad, como hemos tenido en este blog, de conocer las tecnologías exponenciales convergiendo y que se desarrollan a un ritmo cada vez más acelerado. Conocer hacia dónde vamos y adaptarnos con anticipación nos garantiza una supervivencia más exitosa en el largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.