Categorías
Tecnología e Innovación

Homo Deus Parte 9 de 15

Comentarios al libro de Yuval Noa Harari

Tiempo de Lectura: 9:00 minutos

Introducción

Sobre el crédito, el sistema capitalista y su necesidad de permanente crecimiento económico, la religión consumista y el posible impacto ecológico del crecimíento sin control.

Porque los banqueros son diferentes a los vampiros

La búsqueda moderna del poder se ve alimentada por la alianza entre El Progreso científico y el crecimiento económico, mientras que todo el mundo está obsesionado por el progreso económico, en la era premoderna Príncipes, sacerdotes y campesinos asumían que la producción humana era más o menos estable y que una persona solo podía enriquecerse a costa de que alguien perdiera esa misma cantidad, otra idea era que sus nietos gozarán no gozarían de mejores condiciones de vida.

El estancamiento provenía principalmente por las fuentes de financiamientos de nuevos proyectos. Sin financiamiento no era fácil drenar marismas, tender puentes o construir puertos, no se diga de producir nuevas variedades de trigo, descubrir nuevas fuentes de de energía o abrir nuevas rutas comerciales. Los fondos eran escasos porque había poco crédito en aquellos tiempos y había poco crédito, porque las personas no creía en el crecimiento económico porque, la economía estaba estancada y se perpetuaba.

Finalmente el ciclo se rompió en la época moderna gracias a la creciente confianza de la gente en el futuro y el milagro resultante de la aparición del crédito. El crédito es la manifestación económica de la confianza. Hoy en día si quieres desarrollar un nuevo medicamento, pero no tienes suficiente dinero, puedes obtener un préstamo en el banco o dirigiéndote a inversores privados o a fondos de capital de riesgo.

Si un número suficiente de empresas prospera, la confianza en el futuro aumenta, el crédito se expande, las tasas de interés bajan y los emprendedores consiguen más dinero para más grandes empresas y empleos, esto con mayor facilidad y la economía crece.

En consecuencia, la gente tiene todavía más confianza en el futuro, la economía sigue creciendo y la ciencia progresa. En la naturaleza esos préstamos es un caso extraño, los únicos prestamistas del reino Animal son los vampiros, que salen todas las noches a obtener sangre, los que encuentran pueden presentarle a los que no encuentran, superando así la incertidumbre de su vida, tienen muy buena memoria para recordar a quien le prestaron con objeto de recuperar el favor y exactamente en la misma cantidad.

El Pastel Milagroso

Las religiones como el cristianismo o el islamismo ante el crecimiento poblacional intentaron formas de resolver los problemas de la humanidad con la ayuda de los recursos del momento ya fuera distribuyendo el pastel existente o prometiendo un pastel en el cielo.

La modernidad en cambio se basa en la firme creencia de que el crecimiento económico no sólo es posible, sino que es absolutamente esencial, problemas como él hambre, la peste o la guerra solo pueden resumirse en una idea simple, si tienes un problema probablamente necesitas más cosas y para tener más cosas alguien necesita producir más.

Los economistas modernos insisten en que él crecimiento económico es vital por tres razones principales:

Primera:Cuando producimos más podemos consumir más, aumentar nuestro nivel de vida y supuestamente tener una vida más feliz.

Segunda: Mientras la humanidad se multiplique, el crecimiento económico será necesario simplemente para permanecer donde estamos.

Tercera: Si queremos evitar decisiones duras, el resentimiento y la violencia necesitamos un pastel mayor.

Un crecimiento económico saludable genera una clase media próspera que es el fundamento de una democracia liberal. Hoy el éxito de los países como China se basa en el crecimiento económico, no importa la ideología. Los Chinos hacen todo lo que posible por el crecimiento aunque esto no habría complacido a Marx o a Lenin.

Este crecimiento se ha convertido en la nueva fe que pretende resolver muchos problemas y todos nuestros dilemas éticos, sacrificando muchas veces la igualdad social, la salvaguarda de la armonía Ecológica o la honra de nuestros padres. En la actualidad la idea generalizada de que el capitalismo de libre mercado es la forma más eficaz de asegurar el crecimiento a largo plazo.

A diferencia de otras religiones que nos prometen el pastel en el cielo, el capitalismo promete regalos aquí en la tierra e incluso a veces los proporciona. Gran parte del mérito de la superación del hambre corresponde a la fe capitalista en el crecimiento, merece también algún prestigio por reducir la violencia humana y aumentar la cooperación global que pueden generar acuerdos en donde todos ganan y hay beneficios mutuos.

A partir de la creencia del valor supremo del crecimiento el capitalismo deduce su mandamiento número uno: invertirás tus beneficios en aumentar el crecimiento. Hoy en día los capitalistas devotos emplean sus beneficios en contratar nuevos empleados, agrandar fábricas o desarrollar un producto nuevo. Nunca llegará un momento en que el capitalista diga «Ya está» ya habéis crecido lo suficiente, ahora puedes llevarla con calma.

Ahora hasta los juegos de ordenador y de mesa a diferencia del ajedrez giran en torno al crecimiento y la reinversión.

La ciencia ha proporcionado a la humanidad la posibilidad de expandirse y crecer porque los humanos tienen la capacidad de descubrir nuevos materiales y nuevas fuentes de energía. Las materias primas y la energía pueden agotarse pero el conocimiento es un recurso en aumento, lo cual habría el camino hacia el progreso.

En consecuencia en el 2016 la humanidad controla mucho mas materiales y energía que nunca y la producción ha aumentado muchísimo. Para los próximos años nuevo conocimiento como la nanotecnología, la ingeniería genética y la inteligencia artificial revolucionarán una vez más la producción y habríran grandes secciones nuevas de megamercados que no cesarán de expandirse. Solo piensa en grandísimo tamaño del mercado de producir robots con inteligencia artificial para el uso en el hogar como auxiliar doméstico, para las clases medias mundiales.

La amenaza real de la economía moderna es el colapso ecólogico, tanto El Progreso económico como el adelanto científico se desarrollan dentro de una biosfera frágil y a medida que adquiere impulso sus ondas expansivas desestabilizan la ecología.

Para proporcionar un nivel de vida como el de los norteamericanos prósperos a la población mundial necesitamos varios planetas más…pero solo, solo tenemos este.

La catástrofe ecológica generaría la ruina económica, agitación política y una caída en el nivel de vida generalizada e incluso podría amenazar la existencia misma de la civilización humana.

Si los descubrimientos desestabilizan a la ecología y a el ecosistema y amenazan a la humanidad debemos descubrir algo para protegernos. Si la capa de ozono se reduce tendríamos Cancer en la piel, si las nuevas industrias contaminan la admosfera provocando el calentamiento global en extensiones masivas deberemos construir mundos virtuales que nos proporcionen todo lo bueno de la vida aunque el planeta este tan caliente, triste y contaminado como el infierno.

La humanidad se encuentra trabada en una carrera doble. La del crecimiento económico y científico (1000 millones de Chinos y 1000 millones de Indues desean vivir como norteamericanos de clase media y no hay ninguna razón para poner en suspenso sus sueños), por otro lado debemos estar un paso más adelante del Argamedon Ecológico. Un Apocalipsis ecólogico tendría consecuencias diferentes para castas humanas diferentes y serán los más pobres los principales afectados inicialmente.

Incluso si lo malo se pone peor y no puede detenerse el diluvio, los ingenieros podrán construir una Arca de Noé tecnológica para poner a la casta superior a salvo, al tiempo en que dejaran a millones de personas que se ahoguen. La fe en esa Arca de Noé es una de las mayores amenazas al futuro de la humanidad y al ecosistema.

Aún si corriéramos lo suficiente de prisa y consiguiéramos eludir el colapso económico y el derrumbe ecólogico, la propia carrera generaría enormes problemas. A escala individual provoca altos niveles de estrés y tensión. Después de siglos de crecimiento económico la vida podría ser más calmada y pacífica, al menos en los paises más avanzados. En el mundo moderno somos los humanos los que hacemos funcionar el negocio por lo que día y noche estamos sujetos a una presión constante. Para ello en la modernidad se sostiene que el crecimiento es el valor supremo en cuyo beneficio debemos hacer todos los sacrificios y correr todos los peligros necesarios. En el plano colectivo, se anima a gobiernos, empresas y organizaciones a que midan su éxito en términos de crecimiento económico y a temer al equilibrio como si fuera al diablo.

En el plano individual se nos anima a aumentar constantemente nuestro nivel de ingresos y el nivel de vida. En consecuencia la gente está animada a desear más y las disciplinas milenarias que refrenaban la codicia están desmanteladas. Así el capitalismo está santificado. Un sistema voraz y caótico crece a pasos agigantados, sin que nadie comprenda que es lo que nos ocurre y hacia dónde nos dirigimos tan apresuradamente, por lo que deberíamos comprender sus defectos antes de que cause catástrofes apocalípticas.

A la larga, el capitalismo no sólo ha logrado prevalecer sino superar el hambre la peste y la guerra. De modo que el pacto moderno que prometió poder sin precedentes ha cumplido esa promesa pero ¿a qué precio? Pues con la pérdida de sentido, aunque hoy la humanidad es más pacífica y cooperativa.

Los capitalistas están dispuestos a conceder todo a la mano invisible del mercado, sin embargo si todo está a la venta íncluso los tribunales y la policía, la confianza se evapora y el negocio se marchita.

¿Que ha salvado a la sociedad moderna del colapso? La humanidad no fue salvada por la ley de la oferta y la demanda, sino por el auge de la nueva religión: El Humanismo.

En la próxima entrega de la semana que entra presentaré las ideas de Yubal en el area del humanismo.

Mi Conclusión

En esta sección Yuval Harari nos explica desde el punto de vista histórico la importancia, el impacto y el funcionamiento del capitalismo dentro de nuestra sociedad. Al mismo tiempo señala que la amenaza más importante para la humanidad es el colapso ecólogico del calentamiento global y que no observa la reacción de la cultura capitalista para protegerse de ese riesgo sino que al contrario, el deseo de un nivel de vida más elevado para más de 2,000 millones de personas adicionales de China e India, que demandaran más recursos materiales y más consumo de energía que afectaran con graves consecuencias a la ecología, si no se descubren adelantos tecnológicos que lo eviten a la velocidad requerida.

Yo opino que la ciencia se moverá y asignará recursos de todo tipo para reaccionar a tiempo a este desafío, ya hay tecnologías que convergen para eficientar el uso de recursos, ahorros logísticos y de costo y operación comercial con Amazon Prime, la impresión 3D molecular que permitirá producir la cantidad exacta, en el momento exacto de los bienes requeridos, sean biológicos o físicos con una fracción del costo. La bionanotecnologia de uso médico y la robótica industrial para bajar costos en la producción, la inteligencia artificial para operaciones de diagnóstico de todo tipo incluso médico o legal. Lo que corresponde en mi opinión es darle difusión a nivel mundial a lo ya conocido y a máxima velocidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.