Categorías
Tecnología e Innovación

Homo Deus Parte 6 de 15

Comentarios al libro de Yubal Noa Harari

Tiempo de lectura: 8:00 minutos.

Introducción

La Red del Sentido

A la gente le cuesta trabajo entender los órdenes imaginados por lo que da por hecho que solo hay dos tipos de realidades; la objetiva y la subjetiva (esta explicación es uno de los aportes más valiosos que me deja este libro). La gravedad es una realidad objetiva las cosas existen independientemente de nuestras creencias y sentimientos. Como la gravedad existía antes de Newton y afecta a todo.

En cambio la realidad subjetiva depende de mis creencias locales y sentimientos muy personales. Sin embargo hay un tercer tipo de realidad. Las realidades intersubjetivas que dependen de la comunicación entre muchos humanos y no de creencias o sentimientos de individuos humanos.

Muchos de los agentes más importantes de la historia son intersubjetivos, como el dinero, que implica no sólo un valor objetivo sino también depende de que yo crea que el billete verde vale un dólar. No podemos comer, beber o vestirnos con los billetes, pero podemos intercambiarlos con alguien que también cree en su valor.

El valor del dinero puede evaporarse cuando la gente deja de creer y no sólo el dinero, también puede ocurrir con leyes, Dioses e incluso imperios enteros. Los valores intersubjetivos como los Dioses Griegos, los imperios del mal y los valores de culturas apenas solo viven en la imaginación.

No queremos aceptar que Dios, nuestra nación o nuestros valores son meras ficciones porque esas cosas dan sentido a nuestras vidas. Queremos creer que nuestra vida tiene un sentido objetivo, que nuestros sacrificios son importantes para algo que trasciende las historias de nuestra cabeza. Pero en realidad la vida de la mayoría de las personas tiene sentido únicamente dentro de la red de historias que se cuentan unas a otras.

El estudio de la historia implica contemplar cómo esas redes de sentido se desenreda, crea una nueva red y de comprender que lo que en una época a la gente le parece lo más importante (como luchar en las cruzadas contra Saladino en Jerusalem para que el Alma accediera al cielo) se vuelve totalmente absurdo para sus descendientes que piensan que el Alma y el cielo solo son historias inventadas por los humanos. Si matar o robar te enviaba al infierno, matar musulmanes infieles a Dios, en esas épocas, haría que Dios te recibiera en el cielo. De esta forma hilo a hilo la sociedad medieval tejió su red de sentido con falacias para la imaginación.

Así es como se desarrolla la historia. La gente teje una red de sentido en ella con todo su corazón, pero más pronto que tarde la red se desenmaraña y cuando miramos atrás, no podemos entender cómo se pudo haber tomado o no en serio. Dentro de 200 años la democracia y los derechos humanos quizá les parezcan incomprensibles para nuestros descendientes.

Tiempo de Soñar

Los Sapiens dominan el mundo porque son los únicos en poder tejer una red intersubjetiva de sentido. Una red de leyes, fuerzas, entidades y lugares que solo existen en su imaginación común. Esta red le permite a los humanos iniciar cruzadas, revoluciones socialistas o movimientos a favor de los derechos humanos, la empresa Google, el dólar estadounidense o la Unión Europea. Solo los Sapiens pueden imaginar tales quimeras. Los Sapiens utilizan el lenguaje para crear realidades completamente nuevas.

No hay ningún otro animal que pueda medirse con nosotros, no porque carezcan de alma o de mente sino porque carecen de la imaginación necesaria y el manejo del lenguaje necesario. Los leones pueden saltar, correr, morder y desgarrar pero no pueden abrir una cuenta bancaria o armar un pleito legal.

La historia toma los cambios climáticos o las mutaciones genéticas, pero se concentra en la importancia mayor de los relatos que la gente inventa y en los que cree. Corea del Norte y del Sur son diferentes no por los genes o el clima sino porque están gobernadas por ficciones diferentes .

A medida que las ficciones en que creen los Sapiens se convierten en códigos genéticos, matemáticos y ingenieros electrónicos harán que la realidad intersubjetiva sé coma por completo a la realidad objetiva y la biología se fusionará con la historia. En el siglo XXI la ficción puede convertirse en la fuerza más poderosa de la tierra, sobrepasando incluso a los asteroides o la selección natural. De forma que si queremos entender el futuro debemos descifrar las ficciones que dan sentido al mundo.

Mi Conclusión

Aquí Yubal nos define los tres tipos de realidad, objetiva, subjetiva e intersubjetiva y la importancia de estas últimas para el funcionamiento de las instituciones humanas que le dan cohesión y son una base para su funcionamiento.

Una respuesta a «Homo Deus Parte 6 de 15»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.