Categorías
Empresa

Los Políticos deben llegar Sabiendo o Debemos Esperar a que Aprendan ?

Comentarios al reportaje del periódico Excelsior de Víctor Verdugo

Tiempo de lectura : 5:00 minutos

A raíz de la llegada en años recientes de un conjunto de gobernantes cuya característica más sobresaliente es la ignorancia en las materias claves de gobierno han surgido 2 posiciones frente al peligro que representan para el país los que ahi gobiernan.

La llegada de Fidel Castro el mayor y luego el menor Raúl Castro yposteriormente Miguel Díaz Canel y la de los desequilibrados Abdalá Bucaram, Daniel Ortega, Evo Morales, los esposos Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, el golpista Hugo Chávez, Nicolás Maduro y ahora Andrés Manuel López ponen a aquellas posiciones que menciono en el primer párrafo a América Latina en un debate que debemos de tener y la resumo así:     la primera y más socorrida es de que hay que darle tiempo al gobernante para que aprenda, la otra es que el gobernante desde su iniciación como candidato debe de tener un bagaje de conicimientos elemental  sobre economía, conocimiento de la situación internacional, política monetaria nacional, política fiscal y de finanzas públicas y del papel de las economías de mercado en la globalidad.

En lo que podríamos llamar la parte política de sus conocimientos, es obligada una claridad total en la ventaja de contar con un robusto estado de derecho para generar la confianza de los inversionistas y no inversionistas. Y para construir al mismo tiempo una cultura de legalidad que hicieran posible la convivencia civilizada entre los gobernados.

Esta segunda es en donde hemos estado pocas ocasiones en México, así como en América Latina, que bien no es infrecuente en tiempos recientes, la llegada de profesionistas con altos grados académicos, las más de las veces sus conocimientos eran más teóricos que prácticos y en consecuencia fue mucho lo que echaron a perder, intentando aprender. La absurda defensa de la primera de las dos posibilidades cobra relevancia por lo visto y padecido en México en estos primeros 16 meses del actual gobierno.

Y agrego: las pésimas decisiones comenzaron a manifestarse antes de la toma de posesión, es decir antes de ser el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Desde las primeras decisiones de López y su congreso afirmé que su gobierno sería un costoso desastre, en este momento y aún hoy sus defensores acríticos exigieron y exigen que le diéramos más tiempo, para que? para aprender a gobernar? quién le enseñaría?

La realidad es diferente, ante lo padecido estos 16 meses de nulo aprendizaje que seguramente se mantendrá durante los cincuenta y cuatro que le faltan, el costo que se deja ver por errores evidentes y ocurrencias de índole diversa ya es altísimo y que crece día con día.

De llevar a cabo un apretado recuento de las tragedias que han sufrido los gobiernos de los Castro en Cuba, de Ortega en Nicaragua, de Evo Morales en Bolivia, de Chávez y Maduro en Venezuela y los Kirchner en Argentina, el costo de los países que han debido pagar y seguirán pagando por generaciones, nos lleva a una conclusión irrefutable y contundente: es un crimen que sea candidato alguien quien todo ignora de las materias claves de Gobierno.

No me cree? sería posible que no me crea, dado lo que hemos visto y padecido durante estos primeros 16 meses de la gestión gubernamental de López?

        Conclusión    

La complejidad cada vez mayor de la gestión gubernamental y la cantidad de conocimientos requeridos para que sea exitosa, implica conocimiento especializado, si queremos tener expresidentes y exfuncionarios que sean recordados con afecto y respeto después de su gestión y no como sucede actualmente, que se les tache de ineptos y de rateros,     sólo se logrará en base a la educación.

Yo sería de la idea, de que todo candidato a puestos de relevancia política que requiera conocimientos especializado sea capacitado en una Universidad como la autónoma de Puebla o el ITAM dedicada a ello, en forma gratuita y completamente apartidista, para tener así los funcionarios cada vez más capaces que requiere México y que empiecen a gobernar lo más pronto posible de acuerdo a su programa, con conocimiento de causa, sabiendo que se puede hacer y que no, y evitar el gobernar con ocurrencias a ver si pegan.

Una de las políticas más costosa para el país del Sr. López, ha sido la politica de abrazos y no balazos, que incremento el número de homicidios dolosos a más de 34,800 personas, en 2019, en promedio 100 al día y eso que no estamos en guerra y que tienen una junta diaria sobre seguridad previa a la conferencia mañanera que se dedica a seguir hablando o del avión presidencial y las múltiples opciones para deshacerse de él o del recuento de fallecidos diarios por el covid19.

Otra pésima situación es la de desanimar a la iniciativa privada dándole inseguridad a las inversiones, cuya consecuencia en 2019 mostró que la economía no solo no creció, sino que cayó en un 0.5%. La falta de crecimiento en un país significa que no se están generando empleos, ni se está produciendo riqueza que genere el pago de impuestos para la operación gubernamental y para el financiamiento de los programas sociales, por lo que son disparos a las rodillas y los pies del gobierno, que no tendrá suficientes recursos para cumplir con sus promesas.

La emergencia sanitaria, tal vez importada de Centroamérica y de sarampión que sigue expandiéndose sin solución en diversos estados de la República, son otro de las asuntos pendientes no resueltos y Dios nos ampare si se agrava el impacto del covid19. Cómo será manejado con un de por sí ya saturado servicio médico del IMSS, el ISSTE y los hospitales de Sedena y la Marina?

Los cambios a la constitución, en lo obscurito de muchas leyes y a diversas instituciones, realizadas por personas incapaces y que saben que solo estarán en ese puesto por tres años, como es el caso de los diputados federales y los funcionarios de los ayuntamientos, implica todavía mas la necesidad de capacitarlos previamente para que no cometan tantos errores y que la curva de aprendizaje sea más corta y con conocimiento de causa.

Sólo en esos cuatro rubros, seguridad, crecimiento económico, manejo de crisis sanitaria y capacitación para una gestión gubernamental que evite los errores y el derroche de recursos escasos implicaría una revisión de las políticas que no han dado resultado y tomar la acción correctiva, antes que los daños sean mayores e irreparables como podría ser una fuga masiva de capitales, la toma del control total de las instituciones por parte del crímen organizado o que la crisis sanitaria se salga de control y paralice al país, como en Estados Unidos e Italia en donde actualmente la población y la economía están paradas en espera de encontrar una vacuna, mientras las muertes y los infectados se acumulan díariamente.

Y por último, la crisis de falta de capacitación de los funcionarios de alto nivel federal y de las cámaras de diputados y senadores es una prioridad que debe atenderse en comisiones, podría ser La comisión de capacitación gubernamental que llamaría a cada uno de los funcionarios para ayudarles a conocer lo relevante de su área de trabajo e indicarle lo que debe aprender para hacerlo mejor, estas acciones generarían un círculo virtuoso en una tarea de la cual deben de comprometerse los funcionarios mexicanos de la 4T para dar mejores resultados en calidad, cantidad y mejoras que eliminen errores costosos para la sociedad a la cual sirven.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.