Categorías
Tecnología e Innovación

Introducción y Capitulo 1 La economía de la Rosquilla

Comentarios al Libro de Kate Roswarth

Tiempo de Lectura: 7 minutos

Fig. 1.1 La Rosquilla
Fig 1.2 La Trasgresion de los limites del planeta

        Introducción    

Los 7 artículos que conforman mis comentarios al libro de la economía de la rosquilla de Kate Raswarth los presento, para darle difusión como una herramienta para qué posibles Candidatos Independientes a las Legislaturas Locales y Federales del 2021, puedan entender la economía política y generar sus propuestas de política pública en su propio distrito electoral; aprovechando las ventajas y detectando las carencias que se puedan convertir en propuestas interesantes para la ciudadanía.

En resumen estas políticas de la economía de la Rosquilla pretenden mantener a la economía dentro de un sistema de distribución de la riqueza justa con prosperidad para todos y dentro de un marco de sustantividad ecológica. El límite bajo; dentro de la economía de rosquilla será el mínimo de necesidades que deben ser satisfechas para las personas de una población y el techo alto de la rosquilla identificará a los límites de la sustantividad mínima ecológica. Esto implica cambios en variadas actividades humanas, familiares, del mercado, financieras y del gobierno, que vale la pena implementar antes de que haya un gran colapso ecológico por el cambio climático.

También propongo que el lanzamiento de una Candidatura Independiente a una legislatura se pueda considerar como un proceso de un arranque de una empresa Start Up qué puede seguir una ruta conocida en donde el producto mínimo viable es la propuesta de políticas públicas generadas con la visión de la economía de la rosquilla la imagen y comportamiento del candidato. Para ello se dará información en estos 7 capítulos y  dentro del este mismo Blog podrás encontrar la metodología para arrancar una startup en el artículo titulado “El Descubrimiento de clientes”.  Entonces con estas dos fuentes de información podrás elaborar tu propuesta y lanzar tu candidatura como una Startup empresarial. Te recuerdo todos los mexicanos y mexicanas tenemos derecho a votar y ser votados y que deberás obtener tu registro, para ello te pasaré una página web que te ayudará a enterarte y cumplir los pasos requeridos ante el INE.

        Espero te sean de utilidad, si tienes intensiones políticas para las elecciones Mexicanas del 2021… Si no de todos modos te invito a enterarte como puede funcionar la economía en favor de todos.    

        Introducción a la Economía de la Rosquilla    

Aquí te presento las ideas principales que Kate Ratworth ha presentado en su libro la economía de la rosquilla. Kate siempre fue amante de los temas sociales y económicos, ha estado preocupada por el futuro de la humanidad, estudió en la universidad de Oxford la licenciatura en economía política y filosofía así como un máster en economía para el desarrollo. Desde entonces le preocupo el distanciamiento de la economía clásica de los problemas de las desigualdad global y el cambio climático.

Actualmente después de amplia experiencia laboral, pertenece al club de Roma en donde desempeña su labor en el programa de desarrollo global de la escuela de Economía de Estocolmo y en el centro para Entendimiento de la Prosperidad Sostenible de la Universidad de Surrey y en el instituto de cambio ambiental de la Universidad de Oxford.

Imparte clases en el master de cambio climático y gestión ambiental de la Universidad de Oxford y es miembro de instituto Cambridge para el liderazgo de la sustentabilidad. En el periódico The Guardian la citan como una de las mejores líderes de la transformación económica. En 2018 publicó el libro “7 maneras de pensar como economista en El siglo XXI” proponiendo un pensamiento y proceder seguidos hasta ahora en la economía de este siglo.

En sus publicaciones hace hincapié en el uso de imágenes para simplificar el entendimiento, una imagen dice más que mil palabras. Este libro ha despertado un interés fascinante en todo el mundo por redibujar una nueva teoría económica para El siglo XXI, es una versión diferente.     Para comenzar Deja atrás a la palabra clásica del crecimiento del PIB (producto interno bruto) para hacer hincapié en un progreso económico y social centrado en el desarrollo humano y sostenible de los recursos biológicos y materiales del planeta.

El trabajo está compuesto por siete capítulos después de la introducción, en el capítulo 1 se describen la justificación y el paso del PIB a la economía rosquilla, en el capítulo 2 vamos a incidir en un Nuevo Diseño del papel del mercado, las familias y la información comunitaria, en el capítulo 3 se dará un giro al retrato del hombre, de forma que pase a entrar al espacio seguro de la economía de la rosquilla, en el capítulo 4 se intenta explicar que la economía se mueve a través de un sistema complejo, en continua evolución y por ello debemos entender que para distribuir la riqueza existen formas más allá de la redistribución del flujo de efectivo o de la renta, en el capítulo 6 daremos una visión de la economía circular dejando de lado la economía clásica lineal y   destacando que la sociedad necesita progresar independientemente de nuestro crecimiento.

        Capitulo 1.- Del PIB a la economía de la Rosquilla 

    Si ponemos como objetivo el tener una sociedad con unos mínimos que garanticen la prosperidad de todos, dentro de los límites de nuestro planeta, descrito asi por la autora Kate Ratworth como la Economía de la Rosquilla.  Encontramos que los pensadores económicos del siglo XX han dejado deshabitados sus valores y objetivos acerca del desarrollo humano, de forma que el crecimiento del PIB se convertiría en el principal propósito de la economía. Este parámetro de medición se desarrolló en Estados Unidos como un indicador del éxito económico y se ha convertido en el objetivo principal y crecimiento de otros países.

El PIB mide el valor de los bienes y servicios generados en un año, dentro de las fronteras de un país que pasó de ser un método de medición a una necesidad de política pública.

La mayoría de los políticos actuales reconocen la necesidad del Progreso económico y social de las personas, pero siempre terminan hablando del crecimiento del producto interno bruto.

Para hablar de valores y objetivos tendremos que crear una brújula adecuada que les permita a los líderes políticos, a los legisladores, a los líderes de las empresas y a la ciudadanía, embarcarse en unos pensamientos adecuados para El siglo XXI.     La rosquilla, según la autora es la brújula ya que permite guiar o encaminar a la sociedad.  Esta rosquilla pretende satisfacer las necesidades de todos, no nada más de unos pocos; al tiempo que considera primordial cuidar el medio natural del que los seres humanos dependemos, es decir de la ecología planetaria. Esta brújula ayudará a formular propuestas de política pública y programas para alguien que pretenda ser candidato independiente.

El anillo exterior de la rosquilla representa los elementos básicos de la vida que no deberían faltarle a nadie, o sea el bienestar humano mínimo como: 1.- agua limpia, 2.- saneamiento adecuado, 3.- drenajes, 4.- acceso a la energía eléctrica, 4.- instalaciones culinarias limpias y 5.- acceso a la educación y a 6.- la atención sanitaria. 7.- Vivienda digna unifamiliar con espacios mínimos por persona, 8.- una renta mínima es decir un salario adecuado, 9.- trabajo digno de acuerdo a sus intereses y capacidades, 10.- acceso a redes de información internet y redes de apoyo social como un 11.- seguro de salud, 12.- seguro por desempleo y 13.- un seguro de vida. Todo esto con 14.- una proyección que le permita crear riqueza que irá acumulando a lo largo de la vida para poder retirarse con comodidad y dignidad.

Hacia arriba (el perímetro exterior de la Rosquilla), o techo ecológico se encuentranlos los excesos de presión generados sobre los sistemas que sustentan la Tierra, así como los que provocan el cambio climático, la acidificación de los océanos que matan a corales y pescadería en general y la contaminación química. Entre esos dos límites descritos 1) el del bienestar humano y 2) el límite del techo ecológico se puede encontrar una zona óptima para vivir, con la forma de rosquilla que resulta ser el espacio a la vez ecológicamente seguro y justo para la humanidad.

Con esto podemos decir que la tarea como economistas del siglo XXI será llevar a la humanidad al espacio seguro y justo de la rosquilla, dentro de un marco de igualdad de género, equidad social, participación política, paz y Justicia.

El objetivo de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas acordadas por 195 países en el 2015 pretende alcanzar todos estos objetivos para el 2030. Desde mediados del siglo XX se ha iniciado una época económica con sorprendente incremento en la actividad humana y con gran presión sobre los recursos del planeta conocida como “la gran aceleración” para evitar el peligro del cambio climático de la era del antropoceno (Qué es la primera era geológica configurada por la actividad humana nociva) es decir  no rebasar los nuevos límites planetarios que definen el techo ecológico de la rosquilla y que se reflejan el la imagen 1.2 Transgresión de los límites de la rosquilla.

Las cuñas rojas por debajo del fundamento social representa la proporción de personas que carecen de los elementos esenciales de bienestar humano y las cuñas rojas que expanden fuera del techo ecológico de la rosquilla representan los excesos que van más allá de los límites del planeta, como son la pérdida de biodiversidad, la carga de nitrógeno y fósforo en los acuíferos y el cambio climático.

Cómo podemos entender billones de personas en el mundo carecen de mucho, a pesar del Progreso y siguen estando muy lejos de cubrir sus necesidades más básicas, mientras que por otra parte ya se ha entrado en zonas de peligro ecológico global que afectan la estabilidad de la Tierra.     En este siglo XXI habremos de navegar en el espacio seguro del equilibrio dinámico y justo, dentro de la rosquilla eliminando tanto las deficiencias como los excesos.

Algunos países ya están en marcha, desde Reino Unido hasta Sudáfrica, se han publicado informes de Oxfam nacionales tomando la rosquilla como referencia, tendrán que evaluar también para situarse en la rosquilla: la población, la distribución, las aspiraciones, la tecnología y la gobernanza. Con respecto a la población entre más seamos, mayores serán las necesidades y también la necesidad de regular la desigualdad de la distribución de la riqueza del país.

El crecimiento de la clase media mundial y el aumento de estilos de vida contribuye a la presión colectiva de los límites planetarios, la urbanización lleva al aumento del consumismo en una área concentrada de las ciudades pero también da la oportunidad de satisfacer muchas necesidades humanas como son el agua y la vivienda.

La gobernanza juega un papel importante porque de ella depende el modo en que se guían nuestros objetivos.

        Conclusiones    

Estoy convencido de que la metodología aquí expuesta, para analizar la economía y detectar carencias básicas en una población, así como los excesos de presión a la ecología en una área geográfica determinada; permitirán formular propuestas de política pública sensatas, para operar una economía próspera dentro de los límites de la justicia que distribuya la riqueza entre la población y con un control sobre los posibles excesos que afecten al entorno ecológico. En los siguientes capítulos veremos la implementación para poder hacer un programa de propuestas interesantes para la ciudadanía de tu distrito electoral formulada por un candidato independiente a un puesto legislativo local o federal.

Categorías
Tecnología e Innovación

Lección 5.21 Meditación Simplemente observemos

Comentarios al libro 21 lecciones para el siglo XXI de Yubal Noah Harari

Parte 14 de 14

Tiempo de Lectura: 13 minutos

        Introducción    

En esta última Lección Yuval Hoah Harari se analiza a si mismo y dice que después de haber criticado a tantos relatos, religiones e ideologías. Seria justo que también se pusiera en la línea de fuego y explicara como alguien tan escéptico es capaz todavía despertar alegre por las mañanas. Duda en hacerlo dice, en parte por temor a la arrogancia,     en parte porque no quiere dar la impresión equivocada de que lo que le funciona para él, le funciona para todo el mundo.  Está bien consciente de los caprichos de sus genes, neuronas, historial personal y dharma que no los comparten todos. Pero quizá sea bueno que los lectores sepan que matices colorean sus gafas a través de las cuales ve el mundo y distorsionan su visión y su escritura.

    De adolescente era una persona inquieta llena de problemas,  el mundo no tenía sentido para él y no hallaba respuestas en las grandes preguntas que se formulaba acerca de su vida. En particular no comprendía porque había tanto sufrimiento en el mundo y en su propia existencia y que podía hacerse al respecto, todo lo que obtuvo de la gente que lo rodeaba y de sus libros que leía eran ficciones complicadas, mitos religiosos sobre dioses y cielos, mitos nacionalistas sobre la patria y de su misión histórica, mitos románticos sobre el amor y la aventura, mitos capitalistas sobre crecimiento económico y sobre cómo comprar y consumir cosas que supuestamente le harían feliz.

Ya tenía el juicio suficiente para darse cuenta que probablemente todos esos mitos eran ficciones pero no tenia idea de cómo encontrar la verdad.

    Al entrar a la universidad pensó que encontraría más respuestas, pero no fue así.  Unicamente lo que hizo fue hacer que sus dudas se concentrarán en áreas cada vez más específicas. Terminó haciendo su tesis doctoral sobre la historia de soldados medievales y como pasatiempo leyó muchos libros de filosofía y tuvo numerosos debates filosóficos. Pero esto no le proporcionó más que un entretenimento intelectual infinito, pero apenas aportaron conocimientos reales y esto resultaba muy frustrante.

Finalmente su buen amigo Ron le sugirió que al menos por unos días dejará de lado todos los libros y discusiones intelectuales y probara con un curso de meditación Vipassana (vipassana significa introspección, viene del lenguaje pali de la antigua India). Pensó que se trataba de algun embrollo “New Ege” y puesto que no tenía ningún interés en escuchar otra mitología más, se rehusó a ir.     Pero después de un año de paciente insistencia, en abril del 2008 su amigo lo llevó a un retiro Vipassana de 10 días.

Sabiendo muy poco de la meditación, le sorprendió lo práctico que resultó ser la enseñanza; el profesor del curso el señor S.N.Goenka instruía a los alumnos a     sentarse con las piernas cruzadas y los ojos cerrados y a centrar toda su atención en el aire que entraba y salía por los orificios nasales al respirar y decía: no hagas nada repetía una y otra vez,  no intentes controlar la respiración y respirar de una manera determinada, simplemente observa la realidad del momento presente, sea la que sea, cuando el aire entra sólo serás consciente de que ahora el aire está entrando y     cuando perdéis la concentración y la mente empieza a vagar por recuerdos y fantasías sólo sois conscientes de que ahora vuestra mente, se ha alejado de la respiración. Esto fue lo más importante que nadie le había dicho nunca.

Cuando las personas formulan las grandes preguntas de la vida, por lo general no tienen el menor interés en saber cuándo entra el aire por sus orificios nasales y cuando sale. Lo que desean saber son cosas tales como que ocurre cuando nos morimos? Cuando el enigma real de la vida no es lo que ocurre cuando nos morimos, sino que ocurre antes.     Si queremos comprender la muerte necesitamos comprender la vida.

Otras preguntas, cuando muera simplemente desaparecere por completo? iría al cielo? renacerá en un nuevo cuerpo?     estas preguntas se basan en la suposición de que existe un    Yo que dura desde el nacimiento hasta la muerte y la pregunta es qué le ocurrirá a ese    Yo al morir? pero realmente, que perdura desde el nacimiento hasta la muerte? Nada,  el cuerpo cambia a cada momento, el cerebro cambia a cada momento, la mente cambia a cada momento. Cuanto más detenidamente nos observamos más evidente resulta que nada permanece ni siquiera de un instante al siguiente, así pues que mantiene unida toda una vida?

Si no conocemos la respuesta a esta pregunta, no comprendemos la vida y ciertamente no tenemos la oportunidad de comprender la muerte. Si alguna vez descubrimos que es lo que mantiene unida a la vida, la respuesta a la gran pregunta sobre la muerte se hará también evidente.

        Si podemos entender que nos ocurre cuando termina un momento y otro momento empieza, también entenderemos que nos ocurrirá en el instante de la muerte, si somos capaces de observarnos de verdad durante el tiempo que dura una única respiración lo entenderemos todo.    

Lo primero que aprendió al observar su respiración fue que a pesar de todos los libros que había leído y todas las clases que había asistido en la universidad,     no sabía nada sobre su mente y tenía muy poco control sobre ella. Aunque se esforzaba mucho no lograba contemplar la realidad del aire de su respiración al entrar por sus orificios nasales y a salir de ellos durante más de 10 segundos, antes de que su mente empezara a divagar.  Durante años vivió con la impresión de que era dueño de su vida, que era el Director General de su propia marca personal pero unas pocas horas de meditación bastaron para mostrarle que apenas tenía control alguno sobre sí mismo. No era el Director General, no era casi ni el portero. Se le pidió que se sentara en el portal del cuerpo (que eran los orificios nasales) y simplemente observara lo que entraba y salía     pero a los pocos instantes perdía la concentración y abandonaba el puesto. Esa fue una experiencia reveladora.

A medida que el curso avanzaba, a los alumnos se les enseñó a observar no sólo la respiración sino sensaciones a través del todo el cuerpo; no sensaciones especiales de extasis, sino sensaciones más prosaicas y ordinarias como: calor, presión, dolor, etcétera,     la técnica de Vipassana se basa en la intuición de que el flujo de la mente se halla estrechamente interconectado con las sensaciones corporales.  Entre  Yo y el mundo siempre hay sensaciones corporales, nunca reacciono a los acontecimientos del mundo exterior, siempre reacciono a las sensaciones de mi propio cuerpo. Cuando las sensaciones son desagradables reaccionó con aversión; cuando las sensaciones son placenteras con ganas de tener más.

    Yubal Noah dice haber aprendido más cosas sobre sí mismo y los humanos en general, observando sus sensaciones durante aquellos diez días,  que lo que había aprendido en toda su vida hasta ese momento y para ello no tuvo que aceptar ningún cuento, teoría o mitología.     Sólo tuvo que observar la realidad, tal cual es, lo más importante que se dio cuenta es que el origen profundo de su sufrimiento se halla en las pautas de su propia mente.  Cuando él quiere algo y no ocurre, su mente reaccionaba generando sufrimiento. El sufrimiento no es una condición objetiva en el mundo exterior. Es una reacción mental generada por la propia mente.     Aprender esto es el primer paso para dejar de generar más sufrimiento.

A partir de entonces empezó a meditar dos horas al día y a realizar un largo retiro anual de meditación de dos meses. Dice categóricamente que no cree que la meditación sea la solución mágica a todos los problemas del mundo. Para cambiar el mundo es necesario que se actúe y todavía más importante; es necesario que se actúe organizadamente, 50 miembros en una organización, pueden lograr mucho más que 500 individuos que trabajan aisladamente. Si te importa realmente alguna causa, únete a una organización relevante, hazlo esta semana.

    Es más fácil actuar y cooperar efectivamente cuando se comprende la mente humana,  cuando comprendemos nuestra propia mente y comprendemos como vernoslas con nuestros temores íntimos, nuestros prejuicios y complejos. La meditación está lejos de ser la única manera de hacer todo eso; para algunas personas la terapia, el arte o el deporte pueden ser más efectivos     cuando se trata de los misterios de la mente humana hemos de considerar la meditación, no como una panacea sino como un valioso utensilio adicional del juego de herramientas científico.

Aún muchos científicos no comprenden la diferencia entre lo que es el cerebro y la mente, el cerebro es una red de neuronas, sinapsis y sustancias bioquímicas y la mente es un flujo de experiencias subjetivas como dolor, placer, ira y amor. Los biólogos suponen que el cerebro produce de alguna manera la mente y qué reacciones bioquímicas de miles de millones de neuronas generan de algún modo experiencias como dolor y amor. Sín embargo hasta el momento no tenemos ninguna explicación en absoluto de cómo la mente surge del cerebro. Cómo es que cuando miles de millones de neuronas disparan señales eléctricas en un determinado patrón yo siento dolor y cuando le disparan siguiendo una pauta diferente siento amor, no tenemos ni idea.     De ahi que incluso si la mente surge realmente del cerebro al menos por ahora estudiar la mente es una empresa diferente de estudiar el cerebro.

Si quiero saber que están experimentando otros seres que sienten sólo puedo lograrlo basándome en informes de segunda mano, que como es obvio, adolesce de numerosas distorsiones y limitaciones.     Desde luego podríamos recoger muchos informes de segunda mano, procedentes de varias personas y utilizar estadísticas para identificar patrones recurrentes, tales métodos han permitido a psicólogos y neurocientíficos no sólo a comprender mucho mejor la mente, sino también a mejorar la vida e incluso salvarla de millones de personas.  En ciencia cuando se investiga un fenómeno concreto es mejor observarlo de manera directa.

En ausencia de métodos modernos para la observación directa de la mente podemos utilizar algunas de las herramientas desarrolladas por las culturas premodernas.     Varias culturas antiguas prestaron mucha atención al estudio de la mente y no se basaron en reunir informes de segunda mano y sí en adiestrar a personas para que observaran de manera sistemáticamente su propia mente. Los métodos que desarrollaron están agrupados bajo el término genérico de meditación , hoy en día dicho término suele asociarse a religión o misticismo, pero en principio la meditación es cualquier método de observación directa de nuestra propia mente. En efecto muchas religiones han hecho un uso exhaustivo de varias técnicas de meditación pero eso no significa que la mitación sea necesariamente religiosa, muchas religiones han hecho también gran uso de libros y eso no significa que el uso de libros sea una práctica religiosa.

El maestro donde aprendió Vipassana, Goenka era un tipo de guía muy práctico,     le instruyó repetidamente a los alumnos que cuando observaron la mente debían dejar de lado todas las descripciones de segunda mano, dogmas, religiosos y conjeturas filosóficas  y centrarse en sus propias experiencias y en cualquier realidad que encontrarán de verdad. Numerosos alumnos acudían a diario a su habitación para buscar consejo y plantear preguntas. En la puerta había un cartel que decia evitad por favor las discusiones teóricas y filosóficas y centra tus preguntas en asuntos relacionados con vuestra práctica real.

    La práctica real significa observar las sensaciones corporales y las reacciones mentales a las sensaciones de manera metódica, continua y objetiva descubriendo así las pautas básicas de la mente.  A veces la gente convierte la meditación en una búsqueda de experiencias especiales de éxtasis. Pero la verdad es que la conciencia es el mayor misterio del universo, y las sensaciones prosaicas de calor y conversión son tan misteriosas como las de embeleso o unidad cósmica.     A los que meditan con Vipassana se les advierte que no se embarquen en una búsqueda de experiencias especiales, sino que se concentran en comprender la realidad de su mente sea cual sea dicha realidad.

    La meditación es un instrumento para observar directamente la mente.  Si en lugar de meditar, nosotros hacemos el seguimiento de las actividades eléctricas en el cerebro con algún otro tipo de mediador nos perdemos la mayor parte de su potencial.

Algunas universidades y laboratorios han empezado en efecto a usar la meditación como instrumento de investigación, en lugar de cómo un solo mero objeto para los estudios del cerebro. La meditación seria exige una disciplina tremenda y ya que intentamos observar de manera objetiva nuestras sensaciones;     lo primero que advertiremos es lo salvaje e impaciente qué es la mente, incluso si nos centramos en observar una sensación sencilla como el aire que entra y sale de nuestros orificios nasales,  nuestra mente puede hacerlo por lo general durante sólo unos pocos segundos, antes de perder la concentración y empezar a vagar entre pensamientos, recuerdos y ensoñaciones.

Los antropólogos, biólogos y aún los astronautas pasan largos años de entrenamiento para fortalecerse en sus especialidades respectivas, si estamos dispuestos a hacer tales esfuerzos para entender culturas extrañas, especies desconocidas y planetas lejanos;     valdría la pena trabajar con el mismo empeño a fin de comprender nuestra propia mente y es mejor que la comprendamos antes de que los algoritmos lo hagan por nosotros.

Desde tiempos antiguos a medida que la historia se desplegaba, los humanos fueron generando relatos cada vez más complejos sobre sí mismos, que hicieron que cada vez resultará más difícil saber quiénes somos en verdad. Estos relatos fueron cruciales para alimentar a miles de millones de individuos hambrientos y garantizar que no se degollaron unos a los otros.     Pero cuando la gente intentaba observarse lo que solía encontrar eran esos relatos prefabricados; la exploración libre y abierta resultaba demasiado peligrosa porque amenazaba con socavar el orden social.

Con la mejora en la tecnología ocurrieron dos cosas en primer lugar con las armas nucleares se volvió más peligroso desestabilizar el orden social Y en segundo lugar las emisiones televisivas se volvieron más creativas para engañar a la gente. En el futuro cercano se podría completar ese proceso haciendo imposible que la gente observe la realidad sobre sí misma. Serán los algoritmos computacionales o la inteligencia artificial, los que decidan por nosotros, quiénes somos y lo que debemos saber sobre nosotros. Durante unos cuantos años o décadas más aún tendremos la posibilidad de elegir si hacemos el esfuerzo.     Todavía podemos investigar quiénes somos en realidad, pero si queremos aprovechar de verdad esta oportunidad, lo mejor será empezar ahora.

        Conclusiones    

En esta última Lección la 21, Yubal Noah se analiza a sí mismo y se da a conocer, especialmente en su faceta de la meditación Vipassana que practica 2 horas diarias diariamente y hace retiros anuales.

Lo hace en parte porque después de criticar tantos relatos y sistemas de convivencia humana, no quiere dar la impresión equivocada de que lo que le funciona a él le funciona a todo el mundo.

Se presenta como un adolescente lleno de problemas, que no encontraba sentido a la vida y que padecía un gran sufrimiento.

Al entrar a la universidad llegó a hacer un doctorado en historia en Londres y pensó que encontraría las respuestas que buscaba pero no fue así.

Después de un año de insistencia de su amigo Ron se anima a ir a un retiro práctico de meditación Vipassana.

En el curso lo instruyeron a sentarse con las piernas cruzadas, con los ojos cerrados y a centrar toda su atención en en la entrada de aire y salida por los orificios nasales al respirar, le insistían, no hagas nana más.

Cuando pierdes la concentración, es cuando tú mente empieza a vagar por recuerdos y fantasías, en ese momento: te darás cuenta conciente que tú mente se alejó de la respiración. Eso fue lo más importante que había aprendido nunca, porque desencadenó una cascada de conclusiones.

Si queremos comprender la muerte, tenemos que comprender la vida. Ir al cielo, desaparecer por completo, o renacer don dudas que presuponen un  Yo continuo desde el nacimiento hasta la muerte, mismo que es imposible porque todo cambia, cuerpo y mente.

Si podemos entender que ocurre cuando terminamos un momento y empezamos otro, también entenderemos que ocurre en el instante de la muerte. Si somos capaces de observarnos por una única respiración, lo entenderemos todo.

Con esta experiencia, descubrió que no sabía nada de su mente y que tenía poco control sobre ella. Aunque se esforzaba mucho no lograba contemplar la realidad del aire entrando y saliendo, en segundos empezaba a divagar.

Se dio cuenta que no era el Director General de su vida, ni siquiera el portero.

La técnica del Vipassa se basa en la intuición de que el flujo de la mente se haya estrechamente interconectado con las sensaciones corporales.

Aprendió más de sí mismo y de los humanos en general observando sus sensaciones durante esos diez dias. Solo observó la realidad, tal cual es, lo más importante, se dio cuenta de que el origen profundo de su sufrimiento, se hallaba en las pautas de su propia mente.

El sufrimiento no es generado por una condición objetiva del mundo exterior, es una reacción mental. Aprender esto es el primer paso para dejar de sufrir.

En la sociedad, es más fácil cooperar y actuar efectivamente cuando se comprende la mente humana. Cuando se trata de los misterios de la mente la meditación no es la panacea, pero si una valiosa herramienta en la caja de los científicos.

Las estadísticas masivas para identificar sentimientos y reacciones han ayudado a identificar patrones y salvar vidas. La meditación es un instrumento para observar la mente.

Culturas antiguas adiestraron a personas a observar su mente en forma sistemática y a esto le llamaron meditación. En particular la Vipassana evita dogmas y conjeturas filosóficas.

Cuando se inicia, lo primero que se observa es lo salvaje que es la mente no entrenada, incluso con una concentración sencilla de observar el aire que entra y sale, sólo podía hacerlo por breves segundos.

Yubal propone que al igual que muchas especialidades científicas, vale la pena trabajar en poner un gran empeño en comprender la mente y es mejor ahora, antes que los algoritmos computacionales lo hagan por nosotros. Todavía hay tiempo para investigar sobre nosotros, nuestra mente y quiénes somos en realidad y lo mejor es empezar ahora.

Categorías
Tecnología e Innovación

Lección 5.20 Significado La vida no es un relato

Comentarios al libro 21 lecciones para el siglo XXI de Yubal Noah Harari

Parte 13 de 14

Tiempo de lectura: 19 minutos

¡¿Cual es el sentido de la vida?

        Introducción    

    Quién soy? Qué debo hacer en la vida? Cuál es el sentido de la vida?  Los humanos han estado formulando estas preguntas desde tiempo inmemorial, cada generación necesita una respuesta nueva, porque lo que sabemos y lo que no sabemos va cambiando.     Con todo lo que sabemos de la ciencia, de la política y de la religión, cuál es la mejor respuesta en la actualidad y para el siglo XXI en general?

Qué tipos de respuestas espera la gente? en casi todos los casos cuando la gente pregunta por el sentido de la vida, espera que se le cuente un relato. Homo Sapiens es un animal que cuenta relatos, que piensa en relatos, más que en números o en gráficos y qué crea su propio universo. Funciona con un relato lleno de héroes y villanos, conflictos y resoluciones. Momentos culminantes y finales felices.     Cuando buscamos el sentido de la vida queremos un relato que explique mi realidad y cuál es mi papel concreto en el drama cósmico, ese papel me convierte en una parte de algo más grande que yo y da sentido a todas mis experiencias y elecciones.

    En la religión hindú el príncipe Arjona, al preguntarse sobre lo que está bien y lo que está mal y cuál es el propósito de la vida, el Dios krishna tiene la respuesta.  Dentro del Gran ciclo cósmico que cada ser posee, un dharma único(conducta piadosa correcta) por difícil que sea el camino, lo deberás cumplir. Si así lo realizas, gozarás de paz y de alegría. Da igual cual sea tu camino concreto, mientras lo sigas.

Una lavandera que sigue devotamente el camino de lavandera es muy superior a un príncipe que se aparta del camino de príncipe. Al haber entendido el sentido de la vida Arjona se dedica a seguir su dharma como Guerrero, mata a sus enemigos, conduce a su ejército a la victoria y se convierte en uno de los héroes más estimados del mundo hindú.

    En el relato de Simba de El Rey León de la película de Walt Disney, Simba comprende por fin quién es y qué debe hacer cuando retorna a el reino del león, mata a su tío Scar que había usurpado el poder, se convierte en rey y restablece la armonía y la prosperidad perdida en el reino.  La película termina con un orgulloso Simba presentando a su heredero recién nacido, a los animales reunidos, lo que asegura la continuidad del círculo de la vida. el círculo de la vida presenta el drama cósmico con un relato circular, la repetición eterna confiere poder al relato, pues implica que este es el devenir natural de las cosas. Si Simba rehúsara convertirse en Rey estaría rebelándose contra las leyes mismas de la naturaleza.

Otras religiones e ideologías creen en un drama cósmico lineal que tiene un principio definido, una parte intermedia no muy larga y un final definitivo.     Por ejemplo según el relato musulmán  en el principio Ala creó todo el universo y estableció sus leyes, después reveló dichas leyes a los humanos a través del Corán y depende de los musulmanes virtuosos hacer cumplir estas leyes y propagar el conocimiento de las mismas.     Finalmente en el día del juicio Ala juzgará la conducta de todos y cada uno de los individuos y recompensará a los virtuosos y arrojará a los malvados a los pozos ardientes del infierno.

El nacionalismo y el comunismo tienen un relato análogo, este último se centra en la clase social y no en la etnicidad como el nacionalismo.

    El manifiesto comunista empieza proclamando que la historia de toda sociedad hasta nuestros días, no ha sido sino la historia de la lucha de clases.  Hombres libres y esclavos, patricios y plebeyos, nobles y ciervos, maestros y oficiales en una palabra, opresores y oprimidos en una lucha constante. No tuvieron una guerra abierta. Una guerra que termina siempre bien por una transformación revolucionaria de la sociedad o bien por la destrucción de las dos clases antagónicas.

Los manifiestos explican que en la época moderna la sociedad en su conjunto se divide cada vez más en dos grandes campos hostiles, en dos grandes clases enemigas: La burguesía y El proletariado. Su lucha terminara con la victoria del proletariado, lo que será el fin de la historia y el establecimiento del paraíso comunista y todos serán completamente libres y felices.

    Todos los relatos son incompletos.  Para construir una identidad viable para mí y dar sentido a mi vida, dice Yubal Noah, en realidad no necesito un relato completo desprovisto de puntos ciegos y de contradicciones internas.     Para dar sentido a mi vida, un relato sólo tiene que satisfacer dos condiciones: primero ha de darme a mí algún papel que desempeñar.  Al igual que las estrellas de cine; a los humanos les gustan sólo los guiones que se reservan para un papel importante, ___en segundo lugar, tener un buen relato aunque no se extienda hasta el infinito, si tiene que extenderse más allá de mis horizontes (de mi vida), ___ el relato me proporciona una identidad y da sentido a mi vida, al asignarme “algo mayor” que yo mismo.

    De manera parecida el nacionalismo  nos seduce con relatos de heroísmo, hace que se nos salten las lágrimas al contar los antiguos desastres y desata nuestra furia, al mortificarnos por las injusticias que padeció nuestra nación,     quedamos tan absortos en esa epopeya nacional,  que empezamos a evaluar cuanto ocurre en el mundo en función de su impacto sobre nuestra nación y rara vez pensamos en preguntar para empezar, que hizo que nuestra nación fuera tan importante?

Si estamos en verdad enamorados de alguien nunca nos preocupa el sentido de la vida. Los poetas románticos han saldado la galantería al escribir sobre sus amantes como si fueran dioses. Y que pasa si no estamos enamorados,     bueno pues sí creemos en el relato romántico, al menos sabemos, cuál es el objetivo de nuestra vida: encontrar el amor incondicional.

Lo hemos visto en un sinnúmero de películas y hemos leído sobre ello en un sinnúmero de libros, sabemos que un día conoceremos ese ser especial, veremos el infinito dentro de los ojos centelleantes y toda nuestra vida tendrá sentido, de repente y todas las preguntas que teniamos se contestarán, repitiendo un nombre una y otra vez, igual que Romeo al ver a Julieta contemplándolo desde el balcón.

,    La mayoría de los relatos se mantienen cohesionados por el peso de su techo, más que por la solidez de sus cimientos.  Pensamos en el relato cristiano, sus cimientos son los más endebles de todos. Que prueba tenemos de que el Hijo de Creador del Universo entero naciera como una forma de vida basada en el carbono, en algún lugar de la vía láctea hace unos 2,000 años? que pruebas tenemos de que esto ocurriera en la provincia Romana de Galilea y de que su madre fueron una virgen?

        No hay prueba alguna y aún asi, se han erigido enormes instituciones globales. Sin embargo dicho relato y su peso presiona con una fuerza tan abrumadora que lo mantiene en su lugar.    

Se han librado guerras enteras por haber querido cambiar una sola palabra. El relato que la discordia de los 1,000 años entre cristianos occidentales y cristianos ortodoxos orientales se inició a partir de una palabra  filioque que quiere decir (y del hijo en latín) los cristianos occidentales querían introducir ese término en la profesión de fe cristiana mientras que los orientales se opusieron de fórma vehemente.

        Abracadabra y la Industria de la Fe    

    Todos los relatos que nos dan sentido e identidad son ficticios. Pero los humanos necesitamos creer en ellos así como hacer que el relato se perciba como real.  Es evidente porque los humanos quieren creer en él, pero cómo lo van a creer realmente? ya hace miles de años los sacerdotes dieron con la respuesta: mediante rituales, un salto mágico que hace que lo abstracto sea concreto y lo ficticio, real.

La esencia del ritual es el conjunto mágico o el “abracadabra”. Cómo hacer que Cristo sea real para sus devotos en la ceremonia de la misa? Pues el sacerdote corta un pedazo de pan y toma un vaso de vino y proclama que el pan es la carne de Cristo y el que el vino es su sangre y comiendoselo los fieles consiguen la comunión con Cristo.

Casi todo puede transformarse en un ritual, al conferir gestos mundanos cómo encender cirios, tañer campanas, contar cuentas, y dar un significado religioso profundo. Lo mismo cabe decir de gesticulaciones físicas como inclinar la cabeza, postrar todo el cuerpo, juntar las palmas de las manos o usar varias formas de tocados como el turbante  sij hasta el hiyab musulmán han estado cargados de significado que durante siglos y han desencadenado luchas apasionadas.

    En lo militar, disciplina y ritual son inseparables  y los soldados desde la antigua Roma hasta hoy en día, pasan muchísimas horas marchando en formación saludándolo a sus superiores y lustrando sus botas. Es bien sabido que Napoleón comento que podia hacer que los hombres sacrificaron su vida por una medalla con listones de colores.

    Quizá nadie entendió la importancia política de los rituales mejor que Confucio, que consideró que la observancia estricta de los ritos, era la clave de la armonía social y la estabilidad política.  Clásicos confucianos como el Libro de los Ritos, los Ritos de Zhou y el libro de la Etiqueta y los Ritos, registraron hasta el más mínimo detalle que ritos había que hacer en cada acontecimiento de Estado, el número de recipientes rituales a usar en la ceremonia, que tipo de instrumentos musicales debían tocarse y los colores de los trajes que debían llevarse.

Si queremos conocer cómo Confucio logró la estabilidad y la armonía sociales, las verdades suelen ser una carga, mientras qué ritos y rituales figuran entre nuestros mejores aliados. Tan relevantes en el siglo XXI cómo fue en la antigua China, el poder de la palabra abracadabra, está vivito y coleando. En nuestro moderno mundo, en 2018 para mucha gente dos palos de madera clavados son Dios, un cartel pegado en la pared es la revolución y un retazo de tela que ondea al viento es la nación.

No podemos ver a Francia porque existe sólo en nuestra imaginación, pero sin duda podemos ver la bandera tricolor y escuchar La Marsellesa de modo que ondeando una bandera y cantando un himno,     transformamos la nación, que pasa de ser un relato abstracto a una realidad tangible.

    De todos los rituales, el sacrificio es el más potente porque de todas las cosas del mundo es el más real.  Nunca puede pasarse por alto o dudar de él. Si queremos que la gente crea de verdad en alguna ficción persuadamosla a qué haga un sacrificio en su nombre. Una vez que sufrimos por el relato, eso suele bastar para convencernos de que relato es real. Si ayunamos porque Dios nos ordenó que lo hiciéramos, la sensación tangible de hambre hace que Dios esté presente más que cualquier estatua o icono.

El sacrificio no es sólo una manera de convencer a nuestro amante que que somos serios, es también una manera de convencernos de que estamos realmente enamorados. Porque crees que las mujeres les gusta que sus amantes les regalen anillos de diamantes? una vez que el amante hace un sacrificio económico tan grande, debe convencerse a sí mismo que fue por una causa digna.

        El sacrificio personal es muy persuasivo. No sólo para los propios mártires sino también para los espectadores, pocos dioses, naciones o revoluciones pueden sostenerse sin mártires.    

Si nos atrevemos a poner en cuestión el drama divino, el mito nacionalista o la saga revolucionaria, se nos reprochara de inmediato. Pero “como? los mártires benditos murieron por eso!” Cómo te atreves a decir que murieron por nada? Acaso crees que esos héroes eran estúpidos?

El sacrificio no sólo fortalece nuestra fe en el relato ficticio, sino que a menudo es un sustituto de todas las demás obligaciones para este.     La mayoría de los grandes relatos que la humanidad tiene, han establecido ideales que la mayor parte de la gente no puede cumplir  cuantos cristianos observan realmente los diez mandamientos al pie de la letra? y no dan falsos testimonios? Ni codician bienes ajenos nunca? cuántos budistas han alcanzado hasta ahora la fase de ausencia del ego? cuántos socialistas trabajan al máximo de su capacidad al tiempo que no toman más de lo que realmente necesitan?     en el siglo XXI ocurre lo mismo que en los tiempos antiguos, la búsqueda humana de sentido de la vida acaba muy a menudo con una sucesión de sacrificios.

Por su lado el facismo que tiene su origen de latín facsis y significa haz de varas, más bien parece un símbolo poco glamoroso para una de las ideologías más feroces y letales de historia del mundo. Pero tiene un significado profundo y siniestro: una única vara es muy endeble y se puede partir fácilmente en dos, sin embargo cuando se atan diversas varas juntas en un facsis resulta casi imposible romperlas. Esto implica que el individuo es algo sin importancia. Pero mientras el colectivo permanezca unido, es muy poderoso por tanto     los fascistas creen en favorecer los intereses del colectivo por encima de los de cualquier individuo, y exigen que ni una sola vara se atreva jamás a romper la unidad del haz.

    Cuando el gran relato Nazi voló por los aires al fin de la Segunda Guerra Mundial el pueblo Alemán se recobró a una velocidad asombrosa,  en algún lugar de su mente conservaron otros relatos acerca del mundo y apenas Hitler se había disparado una bala en la sien los habitantes de Berlín, Hamburgo y Munich adoptaron nuevas identidades y dieron un renovado sentido a sus vidas.

        El supermercado de Elsinore (en donde está el castillo de Hamlet, según W. Shakespeare)    

A lo largo de la historia casi todos los humanos han creído en varios relatos al mismo tiempo y nunca han estado absolutamente convencidos de la verdad de ninguno de ellos.     Esta incertidumbre ha inquietado a la mayoría de las religiones que por ello, consideran que la Fe es una virtud cardinal y la Duda uno de los peores pecados posibles, como si hubiera algo intrínsecamente bueno en creer en las cosas sin pruebas.  Sin embargo con el auge de la cultura moderna la situación cambió, la Fe se consideró cada vez más una esclavitud mental, mientras que la duda acabó volviéndose como una condición previa a la libertad.

En el drama de Hamlet de William Shakespeare. Hamlet no completa el círculo de la vida, permanece escéptico e indeciso hasta el final mismo, sin descubrir jamás el sentido de la vida y sin acabar nunca de decidir si es mejor ser o no ser. En esto Hamlet es el héroe moderno paradigmático.     La modernidad no rechaza la plétora de relatos que ha heredado del pasado, en cambio abre un supermercado para ello; el Humano moderno es líbre de probarlos todos, eligiendo y combinando lo que más le acomode a su gusto.

De forma que nos quedamos quietos para siempre en el pasillo del supermercado con el poder y la libertad de elegir lo que nos plazca, de examinar los productos que tenemos delante y congelar esa imagen. Según la mitología liberal si nos quedamos el tiempo suficiente en ese gran supermercado tarde o temprano experimentaremos la manifestación del credo liberal     y nos percataremos del verdadero sentido de la vida; todos los relatos de las estanterías del supermercado son falsos. El sentido de la vida no es un producto prefabricado, no hay nada externo a mi que pueda dar sentido a mi vida. Soy yo quien le imprimo todo el significado mediante mi libre albedrío y a través de mis propios sentimientos.

Esperamos encontrar sentido al encajar nosotros mismos en algún relato prefabricado sobre el universo, pero según la interpretación liberal del mundo la verdad es justo lo contrario.     El universo no me da sentido, yo doy sentido a el universo esa es mi vocación cósmica. no tengo un destino fijado o un dharma, podría elegir cualquier cosa, dice el autor Yubal Noah.

Así como todos los demás relatos cósmicos, el relato liberal empieza con una narración creacionista. Afirma que la creación tiene lugar en cada momento y que yo soy el creador.     Cuál es pues, el objetivo de mi vida? Crear sentido mediante los sentimientos, los pensamientos, los deseos y las invenciones y eliminar o evadir cualquier cosa que limite la libertad humana para sentir, pensar desear, inventar. De ahí que la libertad frente a tales limitaciones sea el ideal supremo.

    En términos prácticos los que creen en el relato liberal viven a la luz de dos mandamientos: crea y lucha por la libertad.  La creatividad puede manifestarse en escribir un poema, inventar una nueva aplicación o descubrir una sustancia química desconocida. Luchar por la libertad incluye cualquier cosa que libera a las personas de las limitaciones sociales, biológicas y físicas. Ya sea manifestarse contra dictadores brutales, enseñar a niños a leer encontrar una cura para el cáncer o construir una nave espacial. El panteón liberal de los héroes es amplio y alberga a Rosa Park y a Pablo Picasso junto a Luis Pasteur y a los Hermanos Wright.

El relato liberal nos instruye en buscar libertad para expresarnos y realizarnos. Pero tanto “nosotros” como la libertad son quimeras mitológicas tomadas prestadas de los cuentos de hadas de tiempos antiguos.     El liberalismo tiene una idea particularmente confusa del libre albedrío, tenemos deseos y a veces somos libres para cumplirlos. Sí por libre albedrío entendemos libertad para escoger que desear….Entonces los humanos no tenemos libre albedrío, porque siempre habrá circunstancias externas e internas a nosotros que conspiren para no permitirnos hacer lo que realmente queremos.

Considera simplemente el próximo pensamiento que aflore en tu mente. De dónde procede? has elegido pensarlo libremente? y entonces lo has pensado? Claro que no, el proceso de autoexploración empieza con cosas sencillas y cada vez se torna más difícil. Al principio nos damos cuenta de que no controlamos el mundo exterior a nosotros, yo no decido cuando llueve, después nos damos cuenta de que no controlamos lo que ocurre dentro de nuestro propio cuerpo, yo no controlo mi tensión sanguínea, a continuación comprendemos que no gobernamos ni siquiera nuestro cerebro, yo no les digo mis neuronas cuando disparar.     Al final hemos de darnos cuenta de que no controlamos nuestros deseos ni siquiera nuestras reacciones a tales deseos.

Pensamos que ya sabemos quiénes somos. Pero una vez que nos damos cuenta de que vaya!! esos pensamientos no soy yo, son sólo unas vibraciones bioquimicas.     Entonces también nos daremos cuenta de que no tenemos ni idea de quién o qué somos, este puede ser el inicio del viaje de descubrimiento más apasionante que un humano puede emprender.

    Un paso fundamental en ese viaje es reconocer que “el Yo” es un relato ficticio, que los mecanismos intrincados de nuestra mente construyen, ponen al día y reescriben sin cesar. En mi mente hay un narrador que explica quién soy, de dónde vengo, hacia dónde me dirijo y que está ocurriendo ahora mismo.  Como los experimentos manipuladores del gobierno que explican y maquillan las últimas turbulencias políticas, el narrador interno se equivoca en muchas ocasiones, pero rara vez lo admite.

Y de la misma forma que el gobierno construye un mito nacional, con banderas, iconos y desfiles,     mi máquina de propaganda interna construye un mito personal con recuerdos estimados y traumas apreciados que suelen guardar muy poco parecido con la verdad.

De la misma manera que no somos los vientos, tampoco somos la movilidad de nuestros pensamientos, emociones y deseos que experimentamos y sin duda     no somos el relato purificado que contamos de ellos con referencia a nuestro pasado.  Los experimentamos todos, pero no los controlamos, no los poseemos, sino somos ellos. La gente pregunta quién soy y espera que se le cuente un relato, lo primero que hemos de saber de nosotros es que no somos un relato con actores estelares, villanos y verdugos y escenarios a medida.

El universo no tiene sentido y los sentimientos humanos tampoco tienen sentido alguno, no son parte de un gran relato cósmico, son sólo vibraciones de fibras neuronales que aparecen y desaparecen sin propósito concreto, esa es la verdad piénsalo.

    Buda enseñó que las tres realidades básicas del universo son: que todo cambia sin cesar, que nada tiene ninguna esencia perdurable y que nada es completamente satisfactorio.  Podemos explorar las regiones más alejadas de la galaxia o nuestro cuerpo y nuestra mente pero nunca encontraremos algo que no cambie, que tenga una esencia eterna y que nos satisfaga por completo.

    El sufrimiento surge porque la gente no tiene en cuenta esto,  cree que en algún lugar existe una esencia eterna que si pudiera encontrarla y conectarse a ella estaría completamente satisfecha, a veces a ese esencia eterna se le domina denomina Dios, a veces Nación, a veces Alma, a veces el auténtico Yo y a veces amor verdadero y cuántas más personas están conectadas a ella, más desengañadas y desgraciadas se sienten debido a su incapacidad de encontrarla. Peor todavía cuando mayor es dicha conexión; mayor es el odio que esta gente desarrolla hacia cualquier persona, grupo o institución que parezca situarse entre ellos y su objetivo anhelado.

    Así pues según Buda la vida no tiene sentido y la gente no necesita crear ningún sentido,  sólo tiene que darse cuenta de que no existe sentido y así se libera del sufrimiento causado por nuestras conexiones y nuestra identificación con fenómenos pasajeros.

    Que debo hacer? pregunta la gente y aconseja: no hagas nada, absolutamente nada, todo el problema radica en que no paramos de hacer cosas.  Aún con el plano mental estamos muy atareados creando relatos e identidades, luchando en batallas y obteniendo victorias. No hacer nada en realidad significa que la mente tampoco hace nada ni crea nada.

        Después de que Yubal Noah acepta que la vida no tiene sentido, encuentra el sentido en explicar esto a los demás, debatiendo con los incrédulos, dando discursos a los escépticos, donando dinero para construir monasterios, etcétera.    

Cuando los políticos que tratan de vender sentido, empiezan hablar en términos místicos, cuidado! podrán intentar disfrazar y justificar el sufrimiento real, envolviéndolo en palabras manipuladores e incomprensibles.

Seamos especialmente prudentes a propósito de las cuatro palabras siguientes: sacrificio, eternidad, pureza y redención, si hay alguno de esos términos en el discurso político, haga sonar la alarma, y si resulta que vive en un país cuyo dirigente dice de forma rutinaria cosas como: su sacrificio redimira la pureza de nuestra nación eterna. Sepa que tiene un problema grave. Para conservar la cordura intente siempre, traducir ese discursillo en términos reales: será un soldado que grita agonizante, una mujer que es apaleada y vejada o un niño que tiembla de miedo.

        De modo que si quieres saber la verdad acerca del universo, el sentido de la vida y de tu propia identidad, lo mejor para empezar es observar el sufrimiento y analizar lo que es. La respuesta: el sufrimiento no es un relato.    

        Conclusiones    

La respuesta a quién soy? Que debo hacer? Y cuál es el sentido de mi vida? Esta predeterminada por el medioambiente en donde me desarrollo, incluyendo el bagaje cultural y la religión.

Buscando esa respuesta con los mejores conocimientos de ciencia, política y religión Yubal Noah Harari nos presenta muchas opciones de posibles respuestas dependiendo del relato que pueda explicar mi realidad y cuál es el papel concreto o guión a realizar.

Por ejemplo en la religión Indu, el Dios Krisna asigna un dharma o (conducta piadosa concreta) a cada ser humano que debe que cumplir, el humano tiene que descubrirlo y cumplir su dharma para alcanzar la alegría y felicidad. Y ese es su propósito en la vida.

En la película de Walt Disney de Él Rey León, Simba se aleja de reino de joven y cumple posteriormente su dharma cuando regresa, mata a su tío Scar, que había usurpado el poder y empobrecido al reino. Toma su lugar como Rey León y regresa la prosperidad al Reino, cerrando el ciclo finalmente cuando presenta a los animales a su primogénito, que será rey algún día. Ese es el sentido de la vida de Simba.

En el relato musulmán Ala creó el Universo y el Corán y se los paso a los humanos y su destino es hacer cumplir esas leyes. En el día del juicio Ala juzgará y dará a cada quien su merecido.

El manifiesto comunista proclama que la historia de la sociedad ha sido la historia de la lucha de clases y el sentido de la vida es eliminar al comportamiento burgués y entregar el poder al proletariado.

        Todos los relatos son incompletos, para construir una identidad viable se necesita un mínimo de dos cosas: Un papel para desempeñar y un relato que se extienda más allá de mis horizontes.    

En el relato nacionalista los héroes, los desastres nacionales, las injusticias y abusos que haya sufrido la nación y sus héroes y mártires, aquí el sentido de la vida es proteger a la nación y vengar los agravios en cuanto se presente la oportunidad.

El relato más simple y poderoso es el relato romántico, aquí el sentido de la vida es: encontrar el amor incondicional.

En el relato católico es cumplir los mandamientos y con los ritos de la iglesia en vida y en el día del juicio, alcanzar la vida eterna.

Todos los relatos son ficticios, son creaciones humanas, y para hacer que se perciban como algo real se crean los ritos (como el pan y el vino en la comunión de la misa católica). En los militares la disciplina y el ritual de marchar ante los superiores perfectamente uniformados.

El más grande creador de rituales fue Confucio, con muchos libros al respecto, dedicados para alcanzar la armonía social y la estabilidad política, entonces ese es el sentido de la vida de los Chinos.

Aún el concepto de nación es un relato ficticio, que se hace tangible con un himno y una bandera.

El sacrificio personal es el rito supremo y el más real. Al ayunar Dios está más presente.

La mayoría de los relatos la gente no los puede cumplir cabalmente, por lo que los cambia por pequeños sacrificios. Esto lo vimos también en el siglo XX.

Cuando el gran relato racista Nazi voló por los aires al final de la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de los alemanes se recuperaron rápidamente y continuaron sus vidas.

Las religiones de han preocupado por ensalzar la virtud de la Fe y rechazar como el peor pecado a la Duda porque la mayoría de la gente no está convencida absolutamente.

Actualmente con la cultura moderna, la Fe es es una esclavitud mental y la Duda una condición previa para la libertad. Las personas en la actualidad se exponen a una gran cantidad de relatos y es libre para probarlos todos o a combinarlos de acuerdo a cómo le acomode.

Con el descubrimiento del relato liberal occidental se encuentra que todos los relatos son falsos. El sentido de la vida no es un producto prefabricado, no hay nada externo a mi.     Yo le imprimo el significado mediante mi libre albedrío.

        El objetivo de mi vida es crear sentido madiante mis sentimientos, mis pensamientos, deseos e invenciones y evadir cualquier cosa que limite la libertad humana.    

        La libertad es el ideal supremo. Aunque siempre estará limitada por circunstancias externas e internas.    

Actualmente ya sabemos que nuestras neuronas disparan pulsos electroquímicos para comunicarse entre ellas. Que el Yo es una narración que se reescribe diariamente y que el narrador a veces exagera o miente y no lo acepta fácilmente.

        Buda dijo que había 3 realidades: todo cambia constantemente, nada tiene esencia perdurable y nada es perfecto o satisfactorio y que el sufrimiento surge por no entender esto.    

Entonces que debo hacer: nada, tranquilizar mi mente, y nada más.     Quieres saber el sentido de la vida y de tu identidad, observa el sufrimiento. Es lo único real y puede ser evitado

Categorías
Tecnología e Innovación

Lección 5.19 El cambio es la única constante

Comentarios al libro 21 lecciones para el siglo XXI de Yubal Noah Harari

Parte 12 de 14

tiempo de lectura: 10 minutos

¿Que aprender para el 2050?

        Introducción    

Ahora estudiaremos como será la educación en el siglo XXI, para los niños y los adultos que deberán estar adaptados para el constante cambio y en dónde la resilencia será una herramienta del kit de la sobrevivencia económica y social de los humanos, tal vez modificados por medio de la biotecnología y la ingeniería genética.

        Resiliencia.- Como se vive una época de desconcierto, cuando los relatos antiguos se han desmoronado y todavía no ha surgido un relato nuevo que lo substituya?    

La humanidad se enfrenta a revoluciones sin precedentes, todos nuestros relatos antiguos se desmoronan y hasta el momento no tienen un relato nuevo para sustituirlos. Cómo prepararnos y preparar a nuestros hijos para un mundo de transformaciones y de incertidumbres radicales. Un recién nacido ahora tendrá 30 años en el año 2050 y si todo va bien ese bebé todavía estára vivo en el 2100 e incluso podría ser un ciudadano activo del siglo XXII.     Qué hemos de enseñar a ese niño o a esa niña, que les ayude a sobrevivir en el mundo en 2050?  qué tipo de habilidades requerirá para conseguir trabajo y orientarse en el laberinto de la vida? Sólo imaginemos con los elementos que tenemos a la mano.

Por desgracia puesto nadie sabe como será el mundo en el 2050 (por no mencionar el 2100), no tenemos respuesta a esa pregunta. Desde luego los humanos nunca pudieron predecir el futuro con exactitud. Pero hoy en día es más difícil de lo que había sido jamás porque una vez que la tecnología nos permita modificar cuerpos, cerebros y mentes ya no podremos estar seguros de nada, ni siquiera de aquello que parecía fijo y eterno.

Por ejemplo en 1018 la mayoría de la gente trabajaba como agricultor o tejedor y los gobernantes confiaban en que el pueblo proveeria de personal a sus ejércitos y burocracias, que la esperanza de vida siguiria siendo unos 40 años y que el cuerpo humano seria siendo exactamente al mismo en 1050, en China por su lado los padres pobres enseñaban a sus hijos a plantar arroz y tejer seda y los padres más ricos enseñarían a sus hijos a leer los clásicos confucianos, a escribir caligrafía y a luchar a caballo y a sus hijas a ser amas de caza modestas y obedientes, era evidente que tales habilidades todavía se necesitarían en 1050.

    Por el contrario hoy en día no tenemos idea como será China ni el resto del mundo en 2050.  Cómo trabajarán? Que harán para ganar dinero? como funcionarán los ejércitos y las burocracias?

Probablemente algunas personas vivirán mucho más que en la actualidad,     el cuerpo humano podría experimentar una revolución sin precedente,  gracias a la bioingeniería e interfaces directas cerebro-ordenador qué harán que muchas de las cosas que los chicos aprendan hoy en la escuela serán irrelevantes en el 2050.

Por ejemplo si uno vivía pongamos el caso, en un pequeño pueblo de México en 1800 difícilmente sabría muchas cosas sobre el resto del mundo, no había radio, ni televisión, ni periódicos, ni diarios, ni bibliotecas públicas y aún en el caso de que uno fuera culto y tuviera acceso a una biblioteca privada, no habría mucho que leer, aparte de novelas y tratados religiosos, el imperio español censuraba todos los textos impresos locamente y sólo permitirá importar desde el extranjero un goteo de publicaciones privadas. Ese niño en el mismo pequeño pueblo en 1960 habría tenido acceso a los libros de texto gratuitos que ofrecía cada año el gobierno y que se encontraban también revisados y al servicio de los intereses del partido dominante en México, el conocido PRI.

Cuando aparecieron las escuelas modernas y enseñaron a todos los niños a leer y escribir y decidieron darles los datos básicos de geografía, historia y biología supusieron una mejora inmensa.     En cambio en El siglo XXI (2020) estamos inundados de una cantidad enorme de información que ni los censores intentan impedirla.  En cambio es tan atareados difundiendo información política o distrayendonos con cosas sin importancia. Si vivimos en el siglo XXI en el mismo pueblo mexicano de provincia y disponemos de un teléfono inteligente podemos pasar muchas vidas enteras sólo leyendo la Wikipedia, mirando charlas TED o haciendo cursos gratuitos en línea.

    Ningún gobierno pudiera pensar en ocultar toda la información que no le gusta.  Personas de todo el mundo están a sólo un click de distancia de los informes sobre el último bombardeo de Alepo en Siria o de la fusión de los casquetes polares.

Pero hay tantos informes contradictorios que no sabemos qué creer, además hay muchísimas más cosas que también están a sólo un click, por lo que se hace difícil centrarse y cuando la política y la ciencia parecen demasiado complicados, para muchos es tentador pasar a ver algunos divertidos videos de gatitos o a ver Facebook.

    Hoy en el siglo XXI, hay un exceso de información y la gente necesita la capacidad de dar sentido a esa información y señalar la diferencia entre lo que es y lo que no es importante y por sobre todo, de combinar muchos bits de información con una vision general del mundo.  A decir verdad ese ha sido el ideal de la educación liberal occidental durante siglos, pero hasta ahora, muchas escuelas han sido bastante indolentes a la hora de darle cumplimiento, los profesores se permitíeron centrarse en llenar a los alumnos de datos, al tiempo que los animaron a pensar por sí mismos.

De esta forma los alumnos crearían su propia imagen del mundo e incluso si esa generación no consiguiera sintetizar todos los datos en un relato del mundo significativo y coherente, había mucho tiempo para construir una buena síntesis más adelante.

Ahora nos hemos quedado sin tiempo, las decisiones que tomemos en las próximas décadas moldearan el futuro y la propia vida y podemos tomar estas decisiones sólo a partir de nuestra visión actual del mundo.     Si ésta generación carece de una concepción cabal del mundo, el futuro de la vida se decidirá al azar.

        La cosa está que arde    

Resolver ecuaciones diferenciales, escribir lenguajes de programación computacional, identificar sustancias químicas en un tubo de ensayo o conversar en mandarín, no sabemos si serán suficientes habilidades útiles en el 2050, no sabemos que pericias necesitará la gente, podemos hacer un gran esfuerzo en enseñarles a los niños para que sepan escribir en un lenguaje de programación o hablar en chino, para acabar descubriendo que en el 2050 la inteligencia artificial podrá codificar los programas informáticos mucho mejor que los humanos y una nueva aplicación de Google translate nos permitirá mantener una conversación en mandarín, cantones o alemán casi perfectos, aunque sólo sepamos decir ni hao.

        Así pues, qué tendríamos que enseñar a los niños? muchos pedagogos expertos indican que en las escuelas deberían dedicarse a enseñar las cuatros ces: pensamiento crítico, comunicación, colaboración y creatividad, de manera más amplia tendría que restar importancia a las habilidades técnicas y hacer hincapié en las habilidades de uso general para la vida. La más importante de todas será la capacidad de habérselas con el cambio, de aprender nuevas cosas y de mantener el equilibrio mental en situaciones con las que no estarán familiarizados y necesitarán reinventarse una y otra vez.    

Hacia 2050 también las estructuras físicas y cognitivas también se desvanecerán en el aire o en una nube de bits de datos debido a la realidad virtual y la realidad aumentada.     A mediados del siglo XXI el cambio acelerado unido a una esperanza de vida más prolongada hará que el modelo tradicional quede obsoleto.  La vida se descontrolara y habrá cada vez menos continuidad entre los diferentes periodos de la existencia.     Quién soy?  será la pregunta más urgente y complicada de lo que nunca fue.

Cuando tenemos 15 años toda nuestra vida es cambio. Nuestro cuerpo crece, nuestra mente se desarrolla, nuestras relaciónes es intensifican, todo fluye y todo es nuevo, estamos atareados inventandonos. A casi todos los adolescentes le resulta aterrador, pero al mismo tiempo también es emocionante, ante ellos se abren nuevos horizontes y tenemos todo un mundo por conquistar.

Cuando tenemos cincuenta años no queremos cambio y la mayoría de las personas han desistido de conquistar al mundo, estudié, estuve ahí y solo me compré una camiseta, en cambio preferimos con mucho, la estabilidad, hemos invertido tanto en nuestras habilidades, en nuestra carrera, en nuestra identidad y nuestra visión del mundo que no queremos empezarlo todo de nuevo, cuanto más hemos trabajado para construir algo, es más difícil abandonarlo y hacer sitio para algo nuevo.

Aunque el cerebro adulto es más flexible y estable de lo que antaño se creía, sigue siendo menos maleable que el cerebro de un adolescente,     reconectar neuronas y reacondicionar sinapsis son tareas condenadamente difíciles. Y dado que es probable que aumente la esperanza de vida podríamos tener que sufrir el riesgo de permanecer al final muchas décadas como un fósil inútil.  Para seguir siendo relevantes no sólo desde el punto de vista económico, sino por encima de todo desde el punto de vista social,     necesitaremos la capacidad de aprender de manera constante y de reinventarnos, sin duda a una edad joven como a los 50 años, en el año 2050.

    Los humanos como individuos y la humanidad como un todo tendrán que habérselas cada vez más con cosas con las que nadie se topó antes;  como máquinas superinteligentes, cuerpos modificados, algoritmos que pueden manipular nuestras emociones con asombrosa precisión, rápidos cataclismos climáticos causados por el hombre y la necesidad de cambiar de profesión cada década.     Qué es lo correcto cuando nos enfrentamos a una situación del todo sin precedentes?  Cómo actuar cuando nos vemos inundados por enormes cantidades de información y no hay ninguna manera de poder asimilarla? o analizarla toda?     Cómo vivir en un mundo donde la incertidumbre es profunda, no un error sino una característica?

        Hackear a humanos    

De modo que el mejor consejo que se le puede dar a un chico o a una chica de 15 años sentados en una escuela anticuada en algún lugar de México, la India o Alabama es:     No confíes demasiado en los adultos, la mayoría tienen buenas intenciones, pero no acaban de entender el mundo.  En el pasado seguir a los adultos era una apuesta segura porque conocían el mundo y el mundo cambiaba despacio. Pero en el siglo XXI va a ser diferente, debido a la velocidad creciente de cambio nunca podrás estar seguro de lo que te dicen los adultos es sabiduría intemporal o prejuicio anticuado.

Hace miles de años los humanos inventaron la agricultura, pero esta tecnología enriqueció sólo a una élite minúscula, a la vez que exclavizaba a la mayoría de sus congéneres, la mayor parte de la gente se encontró arrancando malas hierbas, acarreando agua y cosechando maíz, bajo un sol abrasador desde el alba hasta el atardecer, esto también te puede ocurrir a ti.

    La tecnología no es mala si sabes lo que quieres hacer en la vida, tal vez te ayude a obtenerlo. Pero si no lo sabes, la tecnología facililmente puede moldear tus objetivos por ti y tomar el control de tu vida.  Haz visto esos zombis que vagan por las calles con la cara pegada a sus teléfonos inteligentes? crees que controlan la tecnología o que esta los controla ellos?

    La mayoría de la gente apenas se conoce a sí misma y cuando intenta escucharse cae fácilmente presa de manipulaciones externas.  La voz que oímos en nuestra cabeza nunca fue digna de confianza, porque siempre reflejaba la propaganda del estado, el lavado ideológico del cerebro y la publicidad comercial, por no mencionar los virus bioquímicos.

    A medida que la biotecnología y el aprendizaje automático mejoren, será más fácil manipular las emociones y los deseos más íntimos de la gente  y resultará más peligroso que nunca seguir simplemente nuestro corazón. Cuando Coca cola, Amazon, Baidu o el gobierno sepa cómo tirar los hilos de nuestro corazón y pulsar los botones de nuestro cerebro, podrás seguir apreciando la diferencia entre tú yo y sus expertos en marketing?

Para tener éxito en una tarea tan abrumadora deberás esforzarte mucho en conocer mejor tu sistema operativo, para saber quién eres y qué quieres de la vida éste es desde luego el consejo más antiguo del libro:     conócete a ti mismo, durante miles de años filósofos y profetas han animado a la gente a que se conociera a sí mismo pero este consejo nunca fue más urgente que en el siglo XXI,  porque a diferencia de lo que ocurría en las épocas de Lao Tse o de Sócrates, ahora tienes una competencia seria: Coca-Cola, Amazon, Baidu o el gobierno se apresuran a hackearte; no a hackear tu teléfono inteligente y tu ordenador, ni tu cuenta bancaria, están inmersos en una carrera para hackearte a ti y a tu sistema operativo orgánico.

Ahora mismo los algoritmos te están observando hacia a dónde vas? qué compras? con quién te ves?     pronto supervisarán todos tus pasos, tu respiración, los latidos de tu corazón.  Para llegar a conocerte cada vez mejor se basan en macrodatos y en el aprendizaje automático y cuando estos algoritmos te conozcan mejor de lo que te conoces tú, lograrán controlarte y manipularte y tú poco podrás hacer al respecto.

Desde luego que podrías ser totalmente feliz cediendo toda la autoridad a los algoritmos y confiando en ellos, para que decidan por ti por el resto de tu vida,     si es así pues limítate a relajarte y a disfrutar el viaje, no es necesario que hagas nada, los algoritmos se encargarán de todo.  Si en cambio, quieres conservar cierto control de tu existencia personal y del futuro de tu vida, tendrás que correr más de prisa que los algoritmos, más que Amazon y el gobierno y conseguir conocerte a ti mismo, antes de que lo hagan ellos. Para correr de prisa no lleves contigo mucho equipaje. Deja atrás todas tus esperanzas actuales. Pesan mucho.

        Conclusiónes    

La convergencia de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial, la tecnobiologia, la realidad aumentada y la realidad virtual convergen en múltiples alpicaciones que no nos permiten preveer lo que deberá ser enseñado en las escuelas a los niños que vivirán en el siglo XXI y que alcanzarán su mayoría de edad en el 2050. Que habilidades se requerirán para sobrevivir económica y socialmente?

Una vez que la tecnología permita modificar cuerpos y mentes ya no estaremos seguros de nada. El cuerpo humano podría verse modificado por la misma tecnología y las conexiones cerebro-computador harán obsoleto todo el aprendizaje de hoy.

En este siglo XXI con un teléfono inteligente podemos aprender de Wikipedia o de cursos gratuitos on-line sin ningún tipo de censura. Las personas están inundadas de información pero requieren de orientación de lo que es importante para tener una visión congruente del mundo.

Ante este panorama los expertos recomiendan que a los niños se les enseñe las 4 ces: pensamiento crítico, comunicación, colaboración y creatividad que son habilidades de uso práctico para la vida, más la más importante habilidad de habérselas con el cambio, aprender nuevas cosas y la habilidad para reinventarse una y otra vez. Es probable que estos niños tendrán una mayor esperanza de vida y requerirán seguir aprendiendo durante toda el tiempo para no quedar obsoletos ni social y ni económicamente, por lo que estas habilidades serán imprescindibles para la sobre-vivencia.

Categorías
Uncategorized

Lección 4.16 Justicia Nuestro sentido de justicia podría estar anticuado

Comentarios al libro 21 lecciones para el siglo XXI de Yubal Noah Harai

Parte 11 de 14

tiempo de lectura 6 minutos

Pensemos en la Justicia en un mundo Global del siglo XXI.

    

        Introducción    

Como todos los demás sentidos, el de la justicia también tiene antiguas raíces evolutivas. La moral humana se formó a lo largo de millones de años de evolución adaptándose para tratar con los dilemas sociales y éticos que surgieron de la vida de las pequeñas bandas de cazadores recolectores. A primera vista las cosas no han cambiado mucho desde que abandonamos la sabana africana para ir a la jungla urbana. Podría pensarse que de las cuestiones que enfrentamos en la actualidad (la guerra civil en Siria, la desigualdad y el calentamiento global) no son más que las mismos de siempre pero a gran escala, sin embargo esto es una ilusión, el tamaño importa y desde el punto de vista de la justicia como desde otros puntos de vista hoy no estamos en absoluto adaptados al mundo en que vivimos.

    El problema no es de valores ya sean laicos o religiosos los ciudadanos del siglo XXI tienen muchísimos valores. El problema reside en implementar dichos valores en un mundo global complejo.  El sentido de la justicia de los recolectores estaba estructurado para enfrentarse a dilemas relacionados con la vida de     cientos de personas  que vivían unas cerca de otras. Cuando intentamos comprender     la relación entre millones de personas  a lo largo de continentes enteros, nuestro sentido moral queda abrumado.

        La justicia exige no sólo un conjunto de valores abstractos sino también comprender las relaciones concretas de causa y efecto    

Por desgracia una característica inherente a nuestro moderno mundo global es que sus relaciones causales están muy ramificadas y son muy complejas. Puedo vivir de manera pacífica en casa sin levantar nunca un dedo, sin hacer daño a nadie, pero aún los activistas de izquierdas me dirán que soy cómplice de los males infringidos en Cisjordania por los soldados a colonos de Jordania. Según los socialistas mi vida confortable se basa en el trabajo infantil de talleres clandestinos del tercer mundo. Los defensores de los derechos de los animales me recuerdan que mi vida está entretejida con uno de los crímenes más abominables de la historia, la subyugación de miles de millones de animales de granja a un brutal régimen de explotación.     Soy en verdad culpable de todo eso? No es fácil decirlo. Seguramente hay algo erróneo en las intenciones de aquellos que no hacen un esfuerzo sincero por saber.

La mayoría de las injusticias en el mundo contemporáneo surgen de sesgos culturales a gran escala más que de prejuicios individuales, nuestros cerebros de cazadores recolectores no han evolucionado lo suficiente para detectar sesgos estructurales. La verdad amarga es que el planeta se ha vuelto demasiado complicado para nuestro cerebro de cazadores recolectores.     No le dedicamos el tiempo ni la energía para descubrir todos los sesgos.

Cuando comento sobre cuestiones globales siempre corro el riesgo de favorecer el punto de vista de la élite global, en detrimento de varios grupos desfavorecidos. La élite global domina la conversación, de modo que es imposible no conocer su punto de vista. Los grupos desfavorecidos en cambio son silenciados de manera rutinaria, lo que hace que sea fácil olvidarlos no por malicia deliberada, sino por simple ignorancia.

Aunque uno pertenezca a un grupo desfavorecido y por lo tanto posea un conocimiento profundo y de primera mano de su punto de vista. Esto no significa que comprenda el punto de vista de otros grupos también desfavorecidos, porque cada grupo y subgrupo se enfrenta a su propio laberinto de barreras laborales, dobles raseros, insultos calificados y discriminación institucional. Un afroamericano de 30 años cuenta con 30 años de experiencia de lo que supone ser hombre afroamericano, pero carece de toda la experiencia de ser una mujer afroamericana, un gitano Búlgaro, un Ruso ciego o una mujer lesbiana China.

A lo largo de la vida ese hombre afroamericano ha sido repetidamente detenido y registrado por la policía sin razón aparente. Algo que la lesbiana China nunca ha tenido que padecer, en cambio haber nacido en una familia afroamericana, en un barrio afroamericano, significa que ha estado rodeado de gente como él, que le enseñó lo que necesitaba saber para sobrevivir y prosperar como un hombre afroamericano, así que crecer como negro en Baltimore no facilita en absoluto comprender la lucha por crecer como lesbiana en Hangzhou.

        Reducir o negar    

Aunque lo desearamos tratar de entender todas las relaciones entre todos los grupos que interactúan a nivel global, es imposible y nos demuestra que estamos mal preparados para comprender sus relaciones por ejemplo de los millones de Sirios en guerra civil, o a 500 millones de europeos y entre todos los grupos y subgrupos del planeta que interactúan.

Al intentar de entender y juzgar Los dilemas morales a gran escala la gente suele recurrir a uno de 4 metodos     el primero es minimizar la cuestión  comprender la guerra civil Siria como si se diera entre dos recolectores, imaginar al régimen de Assad como una sola persona y a los rebeldes como otra; una mala y otra buena. La complejidad histórica del conflicto es sustituida por una trama simple y Clara.

    El segundo es entrar a travez en una historia humana conmovedora  que presumiblemente representa todo el conflicto, para evitar que las personas se pierdan en datos y estadísticas precisas, por qué la gente se pierde, un relato personal sobre la suerte de un niño activa los conductos lagrimales, provoca que hierva la sangre y genera una falsa certeza moral, además de que abre los monederos, esto lo saben muchas organizaciones benéficas.

    El tercer método para vérselas con dilemas Morales a gran escala es elaborar con habilidad teorías conspiratorias  es complicado saber cómo funciona la economía, es mucho más fácil imaginar que hay 20 multimillonarios que mueven todos los hilos detrás del escenario, que controlan los medios de comunicación y que fomentan guerras para enriquecerse.

El mundo contemporáneo es demasiado complicado no sólo para nuestro sentido de la justicia sino también para nuestras capacidades de gestión. Nadie (y esto incluye a los multimillonarios, a la CIA, a los framcmazones y a los sabios de Sión) comprende bien lo que ocurre en el planeta de modo que es incapaz de mover efectivamente los hilos.

    El cuarto y último método es crear un dogma  Es depositar nuestra confianza en alguna supuesta teoría, institución o jefe y seguirlo allá adónde nos conduzcan, los dogmas religiosos e ideológicos tienen un gran poder de atracción en nuestra época científica justo porque nos ofrecen un refugio seguro frente a la frustrante complejidad de la realidad. Aunque tales doctrinas ofrezcan comodidad intelectual y certeza moral a la gente es difícil que le proporcione justicia.

Pero ahora padecemos problemas globales, sin tener una comunidad global. Ni Facebook, ni el nacionalismo o la religión están cerca de crear dicha comunidad. Todas las tribus humanas existentes se hayan absortas en promover sus intereses particulares y no entender la verdad global. Ni los Norteamericanos, ni los Chinos, ni los Musulmanes, ni los Indus constituyen la comunidad global, de modo que su interpretación de la realidad no puede ser digna de confianza.

        Así pues debemos darnos por vencidos y declarar que la búsqueda humana para comprender la verdad y encontrar la justicia ha fracasado? hemos entrado oficialmente a la era de la posverdad? La era de las noticias falsas?    

Putin considera que Rusia fue desmembrada después de la caída del muro y una de esas partes fue la península de Crimea, por lo que se siente con derecho de anexarla, así sea necesario matar algunos ciudadanos. El mismo promueve una reforma constitucional para poder quedarse en el poder hasta el 2036. Para el eso es lo justo y está bien. Para otros muchos sabemos que no es así.

En realidad los humanos siempre han vivido en la era de la posverdad, Homo Sapiens es una especie cuyo poder depende de ficciones y creer en ellas, ya desde la edad de piedra los mitos que se refuerzan a sí mismos han servido para unir a los colectivos humanos. De hecho homosapiens conquistó este planeta gracias sobre todo a la capacidad distintivamente humana de crear y difundir ficciones, somos los únicos mamíferos que podemos cooperar con numerosos extraños, porque sólo nosotros podemos inventar relatos de ficción, difundirlos y convencer a millones de personas para que crean en ellos mientras todos creamos en la Nación todos obedecemos las mismas leyes y por tanto podemos cooperar de manera eficaz.

        Conclusiones     La Justicia desde siempre ha sido un valor bastante subjetivo, que depende en buena parte de la moralidad aprendida y la experiencia existencial de cada persona, para ver lo que es Justo, para él, en un determinado momento de la vida. No habrá valores absolutos de justicia porque dependerá las pinceladas finas de las circunstancias. Aunque en una comunidad pequeña es fácil llegar a acuerdos de lo que está bien y lo que está mal. A nivel nacional y continental, la situación se complica por esas pinceladas finas. Lo que si se mantiene por siglos es la regla de oro, no hagas a los demás,lo que no deseas que te hagan a ti. La comunicación que dan las redes y la cultura que tiende a estandarizar s las poblaciones puede ayudar a homogeneizar dichas diferencias, sin embargo por ejemplo, los valores morales de la cultura democrática liberal, de libre mercado occidental, son muy diferentes a los valores de la cultura musulmana o la de la China actual, quienes no han avanzado a la misma velocidad en el área de la justicia. El parámetro de los derechos humanos de la ONU, funciona como una guía ideal e influye poco a poco en toda la comunidad internacional

Categorías
Tecnología e Innovación

Lección 4.15 Ignorancia sabes menos de lo que crees

Comentarios al libro 21 lecciones para el siglo XXI de Yubal Noah Harari

Parte 10 de 14

Tiempo de lectura: 12 minutos

        Introducción    

        En busca de la Verdaad    

Si el lector se siente abrumado y confundido por la situación actual se haya en el sendero adecuado. Los procesos globales se han hecho demasiado complejos para que una persona pueda comprenderlos por sí sola.     De qué manera entonces podemos saber la verdad acerca del mundo y evitar caer víctimas de la propaganda y la desinformación?

En los capítulos anteriores se ha pasado revista a algunos de los problemas y las novedades más importantes de la era actual, desde la amenaza exageradamente publicitada del terrorismo hasta la amenaza muy poco apreciada de la disrrupción tecnológica.     Si el lctor se ha quedado con la sensación inquietante de que esto es demasiado y de que no puede procesarlo todo, tiene sin duda toda la razón. Ninguna persona puede.

    El pensamiento liberal ha desarrollado una confianza inmensa en el individuo racional, es la base de la mayoría de la instituciones, por ejemplo la democracia se fundamenta en la idea de que el votante es quién mejor lo sabe, el capitalismo de mercado libre cree que el cliente siempre tiene la razón y la educación liberal enseña a los estudiantes a pensar por sí mismos.  Sin embargo es un error depositar tanta confianza en el individuo racional, los pensadores poscoloniales y las feministas han señalado que este individuo racional podría muy bien ser una fantasía occidental patriotera, que ensalza la autonomía y el poder de los hombres blancos de clase alta.

Cómo ya han demostrado los psicólogos conductuales y evolutivos,     “la mayoría de las decisiones humanas se basan en reacciones emocionales y atajos aprendidos a lo largo de la vida y completamente al margen de los análisis racionales”  solo adecuadas para afrontar la vida de la edad de piedra, ahora esas desiciones resultan tristemente inadecuadas en la era del silicio del siglo XXI.

No sólo la racionalidad es un mito, también lo es la individualidad. Los humanos rara vez piensan por sí mismos, más bien piensan en grupos. Lo que confirió a los homo sapiens una ventaja sobre los demás animales y nos convirtió en los amos del planeta,     no fue nuestra racionalidad individual sino nuestra nuestra capacidad sin igual de pensar de manera conjunta en grupos numerosos.  Ningún individuo sabe todo lo necesario para construir una catedral, una bomba atómica, un avión o operar la complejidad de los supermercados.

Creemos en la actualidad que sabemos muchísimo más que los hombres de la edad de piedra, pero como individuos en realidad sabemos mucho menos,     nos basamos en la pericia de otros para casi todas nuestras necesidades.  El homo sapiens era autónomo. En casi todas sus actividades desde cazar, recolectar o hacer sus herramientas y vestimenta. Esto es lo que se denomina como la ilusión del conocimiento creemos que sabemos muchas cosas aunque individualmente sabemos muy poco porque, tratamos el conocimiento que se haya en la mente de los demás como si fuera propio.

Esto no tiene que ser necesariamente malo. Nuestra dependencia del pensamiento de grupo nos ha hecho los amos del mundo y la ilusión del conocimiento nos permite pasar por la vida sin que fallemos al esfuerzo imposible de comprenderlo todo por nosotros.     Desde una perspectiva evolutiva confiar en el saber de otros ha funcionado muy bien para Homo sapiens.

En consecuencia personas que apenas tienen conocimiento de meteorología o biología proponen no obstante, políticas relacionadas con el cambio climático y la modificación genética de plantas, mientras que otras tienen ideas muy claras acerca de lo que debería de hacerse en Irak o en Crimea aunque sean incapaces de señalar esos países en los mapas.     La gente rara vez es consciente de su ignorancia porque se encierra en una sala insonorizada de amigos que albergan ideas parecidas entre ellos y de noticias que se confirman a sí mismas y donde sus creencias se ven reforzadas sin cesar y en pocas ocasiones se cuestionan.

El poder del pensamiento grupal está tan generalizado que resulta difícil romper su preponderancia, aunque las ideas parezcan ser bastante arbitrarias así; por ejemplo en Estados Unidos, los conservadores de derecha suelen preocuparse mucho menos de cosas como la contaminación y las especies amenazadas que los progresistas de izquierdas razón por la cual algunos estados tienen normativas ambientales mucho más permisivas que otras. En general, estamos acostumbrados a esta situación de modo que la damos por sentada, pero en realidad es muy sorprendente.

Ni siquiera los científicos son inmunes al poder de pensar en grupo. Así los científicos que creen que los hechos pueden hacer cambiar la opinión pública, tal vez sean víctimas del pensamiento científico grupal qué creen en la eficacia de los hechos de ahí que los leales a esa comunidad continúen pensando que pueden ganar los debates públicos lanzando a diestro y siniestro los hechos adecuados a pesar de que hay una gran evidencia que demuestrade lo contrario.

        El agujero negro del poder    

        El problema del pensamiento de grupo y de la ignorancia individual afecta no sólo a los votantes y clientes comunes, sino también a Presidentes y Directores Generales que tienen a su disposición una gran cantidad de asesores y vastos servicios de inteligencia.    

Pero no por eso las cosas son necesariamente mejores, es muy difícil descubrir la verdad cuando se gobierna el mundo, se está demasiado atareado, la mayoría de los dirigentes políticos y los magnates de los negocios se pasan la vida trajinando.     Pero para profundizar en cualquier tema se necesita en particular el privilegio de perder el tiempo , es necesario experimentar con cambios improductivos, probar con callejones sin salida, dejar espacio a las dudas y al aburrimiento y permitir que pequeñas semillas de perspicacia crezcan lentamente y florezcan,     si no podemos permitirnos perder tiempo nunca daremos con la verdad.

        El gran poder se dedica a cambiar la realidad en lugar de verla como es    

El gran poder no puede confiar completamente en lo que le dicen. Porque pareciera que todos los que le hablan tendrían motivaciones secretas, conscientes e inconscientes de modo que nunca podra confiar por completo en lo que le dicen. Ningún sultán puede confiar nunca en que sus cortesanos y subordinados le dicen. Así el gran poder actua como un gran agujero negro que deforma el espacio que lo rodea, cuanto más nos acercamos, más retorcido se torna todo,     cada palabra lleva una carga adicional cuando penetra en nuestra órbita y cada persona que vemos intenta doblarnos, calmarnos u obtener algo de nosotros.

    Si realmente queremos la verdad es necesario escapar del agujero negro del poder y permitirnos la pérdida de mucho tiempo vagando por aquí y por allá en la periferia.  El saber revolucionario rara vez llega hasta el centro porque el centro está construido sobre un conocimiento ya existente, los guardianes del antiguo orden suelen determinar quién consigue alcanzar los centros del poder y tienden a filtrar a los portadores de ideas no convencionales Y perturbadoras, desde luego también filtran gran cantidad de basura, ser invitado al Foro Económico Mundial de Davos no es garantía de sabiduría, por ello debemos invertir tanto tiempo en la periferia. Quizá los guardianes del antiguo orden tengan algunas ideas brillantes y revolucionarias, pero casi seguro están llenos de conjeturas infundadas, modelos desacreditados, dogmas supersticiosos y ridículas teorías conspirativas.

Así, los dirigentes se hallan atrapados por partida doble; si permanecen en el centro del poder, su visión del mundo estará muy distorsionada y si se aventuran hacia los márgenes, gastarían muchísimo de su preciado tiempo y el problema no hará más que empeorar.     En las décadas venideras el mundo se volverá más complejo aún de lo que es hoy en día, en consecuencia los humanos ya sean peones o Reyes sabrán menos todavía de los artilugios tecnológicos, de las corrientes económicas y de las dinámicas políticas que modelan el mundo.  Cómo observó Sócrates hace más de 2000 años lo mejor que podemos hacer en tales condiciones es reconocer nuestra propia ignorancia individual.

        Conclusiones    

La propaganda y las noticias falsas son parte del panorama del siglo XXI Cómo saber la verdad? Casi todos los procesos globales se han vuelto tan complejos que nos cuesta mucho trabajo procesarlos todos porque nadie puede hacerlo.

El pensamiento liberal ha dado una gran importancia al individuo racional, quién es el centro de la mayoría de las instituciones tales como la democracia, el capitalismo de libre mercado y la educación liberal que enseña a los alumnos a pensar por sí mismos, sin embargo está demostrado que la mayoría de las decisiones humanas se basan en reacciones emocionales y en conductas aprendidas a priori.

Cómo se menciona en el texto, los humanos piensamos en grupos y rara vez en forma individual. Eso es lo que nos dio la fuerza para dominar al mundo y es que nos basamos en los pericia de otros para sobrevivir y lograr nuestros objetivos, tratando el conocimiento que está en la mente de los demás como si fuera el propio.

desde el punto de vista evolutivo confiar en el saber de otros ha funcionado muy bien para los humanos.

Las personas rara vez son conscientes de su ignorancia porque se encierran en su pequeño grupo en donde comparte ideas, noticias, prejuicios que no les permiten ver más allá de su círculo; especialmente aquellos que carecen de curiosidad y rara vez cuestionan el funcionamiento del mundo en general.

Este ignorancia del pensamiento grupal también afecta a presidentes y directivos de grandes empresas aunque tengan una gran cantidad de asesores y sistemas de inteligencia para recabar datos.

En la propuesta de Yuval Noah nos sugiere que para profundizar en un tema es necesario poder perder el tiempo hasta que las semillas de la perspicacia florezcan y encontremos la verdad y si no podemos perder el tiempo no daremos con la verdad.

Los poderosos por su posición tienden a deformar la realidad que les van filtrando por los intereses creados alrededor de la política o del poder empresarial, por lo que si quieren ver la verdad es necesario que se escapen de repente a la periferia. Debido a lo que se avecina en el siglo XXI con las tecnologías disruptivas que convergen a gran velocidad, tendremos que hacer seleccionar el área del saber que nos acomode, que nos satisfaga y en donde tengamos habilidades para concentrarnos en ella, estudiar y seguir avanzando y de las demás áreas que modelan al mundo sólo tendremos que reconocer nuestra ignorancia individual

Categorías
Tecnología e Innovación

Lección 3.14 Laicismo Acepta tu sombra

Comentarios al libro 21 lecciones para el siglo XXI de Yubal Noah Harari

Parte 9 de 14

Tiempo de lectura 11 minutos

Laicismo. Una forma de ser y actuar.

        Introducción    

Qué significa ser laico secular o seglar? Por necesidad se define a veces como la negación de la religión y por tanto a las personas laicas se les caracteriza por lo que no creen y no hacen, según esta definición las personas seculares, no creen en dioses ni en ángeles, no van a Iglesias, ni a templos y no realizan ritos y rituales, de esta manera el mundo laico parece vacío impío y amoral: una caja vacía a la espera de ser llenada con algo.

Y para ellos el secularismo es una visión del mundo muy positiva y activa, se define por un código de valores coherente y no por oposición a esta o aquella religión, en realidad varias tradiciones religiosas comparten muchos de los valores laicos. A diferencia de algunas sectas que insisten en que tienen el monopolio de toda la sabiduría y la bondad, una de las principales características de las personas laicas es que no reclaman dicho monopolio, no creen que la moralidad y que la sabiduría bajen de los cielos en un lugar y momento determinados, más bien la moral y la sabiduría son la herencia natural de todos los humanos.

Los líderes religiosos suelen plantear a sus seguidores una elección rigurosa de esto o aquello, o bien eres musulmán o bien no lo eres: si bien eres musulmán debes rechazar a las demás doctrinas, en cambio las personas laicas están comodas con identidades híbridas múltiples. en lo que concierne al laicismo uno puede considerarse musulmán y continuar orando, comer comida halal y efectuar el jal a la Meca, pero también ser un buen miembro de la sociedad seglar mientras se observe el código ético seglar.

        El código ético seglar es aceptado por millones de musulmanes, cristiano, hindúes así como por los ateos consagra los valores de la verdad, la compasión, la igualdad, la libertad, el valor y la responsabilidad y constituye los cimientos de las instituciones científicas y democráticas modernas.    

La Francia moderna es un estado que se ha autoproclamado laico, pero desde los días de Robespierre se ha tomado algunas libertades preocupantes respecto a la definición misma de libertad (y sino que se lo pregunten a las mujeres) esto no significa que las personas laicas en Francia o algún otro lugar carezcan de una brújula moral o de compromiso ético. Simplemente significa que no es fácil vivir a la altura de un ideal.

        Un ideal laico    

Qué es pues el ideal laico? el compromiso secular más importante es con la VERDAD que se basa en la observación y la evidencia y no en la simple fe, los seglares se esfuerzan por no confundir la verdad con Fe. Si tenemos una gran fe en algún relato esto puede decirnos muchísimas cosas interesantes sobre nuestra psicología, sobre nuestra infancia y sobre nuestras tortura cerebral, pero no demuestra que el relato sea cierto (a menudo se necesita un gran jefe justo cuando el relato No es cierto).

Las personas laicas santifican la VERDAD allá donde pueda revelarse, en antiguos huesos fosilizados, en imágenes de lejanas galaxias, en tablas de datos estadísticos o en escritos de las diversas tradiciones humanas. Este compromiso con la verdad está en la base de la ciencia moderna que ha permitido a la humanidad desintegrar el átomo, decifrar el genoma, seguir la huella de la evolución de la vida y comprender la historia de la humanidad misma.

El otro compromiso fundamental de las personas laicas es con la COMPASIÓN, la ética laica se basa no en la obediencia de los edictos de este o aquel Dios; tienen una profunda comprensión del sufrimiento. Por ejemplo la gente circular se abstiene del homicidio no por algún libro o texto que lo prohíba sino porque matar infringe un inmenso sufrimiento a los seres conscientes.

Desde luego la ausencia de mandamientos divinos absolutos, la ética secular se enfrenta a veces a dilemas más difíciles: que ocurre cuando la misma acción daña una persona pero ayuda a otra? es ético gravar con impuestos elevados a los ricos con el fin de ayudar a los pobres? emprender una guerra sangrienta para derrocar a un dictador brutal? permitir la entrada de un número ilimitado de refugiados a nuestro país?

Cuando las personas laicas se enfrentan a este tipo de dilemas no preguntan qué es lo que Dios ordena? en cambio sorpresan con cuidado los sentimientos de todas las partes involucradas, analizan una amplia gama de observaciones y posibilidades y buscan una vía intermedia que cause en menor daño posible.

Esta es la razón profunda por la que las personas laicas aprecian la verdad científica,no con el fin de satisfacer su curiosidad, sino para saber cuál es la mejor manera de reducir el sufrimiento en el mundo. Sin la guía de los estudios científicos nuestra compasión suele ser ciega.

    Los compromisos hermanados con la verdad y la compasión resultan también en un compromiso con la IGUALDAD, aunque las opiniones difieren en lo que concierne a cuestiones de igualdad económica y política, las personas laicas sospechan en esencia de todas las jerarquías apriorísticas.  El sufrimiento es el sufrimiento, da igual quien lo padezca, el saber es el saber con independencia de quién lo descubra. Es probable dar un trato de favor a las experiencias o a los descubrimientos de una nación, una clase, o un género concretos que nos haga insensibles e ignorantes. Las personas seglares están sin duda orgullosos del carácter único de su nación, su país y su cultura concretos, pero no confunden carácter único con superioridad y ahí que aunque los laicos reconocen sus deberes especiales hacia su nación y su país, no piensan en ser exclusivos y al mismo tiempo reconocen sus deberes hacia la humanidad como un todo.

No podemos buscar la verdad y la manera de acabar con el sufrimiento sin la LIBERTAD de pensar, investigar y experimentar, de ahí que las personas laicas aprecian la libertad y evitan conceder autoridad Suprema a ningún texto, institución o líder como jueces últimos de lo que es verdad y lo que está bien. Los humanos deberían conservar siempre la libertad de dudar, de volver a comprobar, de escuchar una segunda opinión, de escoger un camino distinto. Los laicos admiran a Galileo Galilei que se atrevió a poner en cuestión que la tierra se hallará en verdad inmóvil en el centro del universo, admiran a las masas de personas de a pie que asaltaron la bastilla en 1789 y derrocaron el régimen despótico de Luis XVI y admiran a la afroamericana Rosa Parks que tuvo la valentía de sentarse en un asiento de autobús reservado únicamente a pasajeros blancos.

Se requiere mucha VALENTIA para luchar contra los prejuicios y los regímenes opresivos, pero todavía se necesita más para admitir que no sabemos y aventurarnos en lo desconocido.

La educación laica nos enseña que si no sabemos algo no debemos tener miedo de reconocerlo y de ir a buscar la información, podemos dudar hasta de nuestras opiniones, muchas personas temen lo desconocido y quieren respuestas claras para cada pregunta, el miedo a lo desconocido puede paralizarnos más que cualquier tirano.

A lo largo de la historia a la gente le ha preocupado el hecho de que si no depositamos toda nuestra fe en algún conjunto de respuestas absolutas; la sociedad humana se desmoronaria, en realidad la historia moderna ha demostrado que una sociedad de individuos valientes dispuestos a admitir la ignorancia y a plantear preguntas difíciles, suele ser no sólo más próspera sino también más pacífica que las sociedades en que todos deben aceptar sin cuestionar la una única respuesta.

        Las preguntas a las que no podemos responder suelen ser mucho mejores para nosotros, que las respuestas que no podemos preguntar.    

Por último las personas laicas valoran la RESPONSABILIDAD, no en ningún poder superior que se encargue del mundo, castigue a los malos, recompense a los justos o nos proteja del hambre, la peste o la guerra, de ahí que nosotros mortales de carne y hueso hemos de aceptar la responsabilidad por lo que sea que hagamos o no hagamos.

Si el mundo está lleno de desgracia es nuestro deber encontrar soluciones, los laicos se enorgullecen de los inmensos logros de la sociedad moderna como los de curar epidemias dar de comer a los hambrientos y llevar la paz a grandes regiones del mundo.

No necesitamos atribuir a ningún protector divino sus logros, son el resultado de humanos que desarrollaron su propio saber y compasión. Pero justo por la misma razón debemos aceptar toda la responsabilidad por los crímenes y fracasos de la modernidad, desde los genocidios hasta la degradación ecológica, debemos preguntarnos qué podemos hacer nosotros para ayudar en estos temas cruciales en el siglo XXI.

    Si las personas son leales a la verdad científica, a la compasión, a la igualdad y a la libertad son miembros de pleno derecho del mundo laico,  no hay en absoluto ninguna razón para pedirles que se quiten sus vestimentas tradicionales, o sus velos como el hijab o de sus sus cruces.

Por razones parecidas la educación laica no significa un entrenamiento negativo que enseña a los niños a no creer en Dios y a no participar en ninguna ceremonia religiosa,     más bien la educación laica enseña a los niños a distinguir la verdad de las creencias, a desarrollar la compasión hacia todos los seres que sufren, a apreciar la sabiduría y las experiencias de todos los moradores de la tierra, a pensar libremente sin temer a lo desconocido y hacerse responsable de sus actos y del mundo en su conjunto.

Tanto el capitalismo como el comunismo empezaron con un espectro amplio de miras, ambas como teorías científicas que poco a poco se fueron consolidando como dogmas. Muchos capitalistas siguen repitiendo el mantra de los mercados libres y el crecimiento económico y con independencia de las realidades sobre el terreno les da igual las consecuencias espantosas que resulten ocasionalmente de la modernización,la industrialización o la privatización, los verdaderos creyentes en el capitalismo la rechazan como simples dolores de crecimiento y promueven que todo irá muy bien con un poco más de crecimiento.

Dentro de este ambiente capitalista y democrático si tenemos en el siglo XXI la postura mental de abundancia en un mundo globalizado con la convergencia de las infotecnologías exponenciales potenciadas por internet, la biotecnología, la inteligencia artificial, la impresión 3D, la robótica, la realidad virtual y el Blockchain, la mayoría de los problemas pueden ser resueltos en la iniciativa privada. Para los grandes problemas como el cambio climático, y el riesgo de la guerra nuclear y se deberán coordinar muchos gobiernos.

Los demócratas liberales comunes y corrientes han sido más leales a la busqueda de la verdad y la compasión pero incluso ellos la abandonan a veces en favor de dogmas reconfortantes. Asi cuando se enfrentan al desorden de las dictaduras brutales y Estados fallidos los liberales suelen poner su fe indiscutible en el ritual estupendo de las elecciones generales, que en muchos países ha resultado en verdadero fracaso, encumbrado a populistas que pretenderán mantenerse en el poder a toda costa, a ellos o a su partido.

Sin embargo si intentamos cuestionar la supuesta sabiduría de las elecciones generales hoy no se nos enviara a una prisión soviética el Siberia, pero es probable que recibamos una ducha muy fría de insultos dogmáticos.

El dogma laico de los derechos humanos es el único lugar en donde existen los derechos; qué son relatos que los humanos inventan y se cuentan unos a otros. Dichos relatos se consagraron como un dogma obvio durante la lucha contra el fanatismo religioso y los gobiernos autocráticos.

        Aunque no es cierto que los humanos posean un derecho natural a la vida o a la libertad, la fe en este relato frenó el poder de regímenes autoritarios, protegió de daños a las minorías y amparo a millones de personas de las peores consecuencias de la pobreza y la violencia por tanto quizá, contribuyera más a la felicidad y el bienestar de la humanidad que cualquier otra doctrina en la historia.    

Mientras nos definamos como un individuo que posee derechos naturales inalienables basados en los derechos humanos, no sabremos quiénes somos en realidad y no entenderemos las fuerzas naturales que modelaron nuestra sociedad y nuestra propia mente, incluyendo nuestra creencia en los derechos naturales y qué su ignorancia quizá tenía poca importancia en el siglo XX cuando la gente estaba atareada luchando contra Hitler y Stalin, pero podría resultar fatal en El siglo XXI porque ahora la biotecnología y la inteligencia artificial trataran de cambiar el significado mismo de la humanidad.

El dogma de los derechos humanos se modelo en siglos anteriores como un arma contra la inquisición, el antiguo régimen, los nazis y el kukusklan y no están en absoluto preparados para tratar con super humanos, cyborgs y ordenadores súper inteligentes. Aunque los movimientos de derechos humanos han desarrollado una arsenal de argumentos y defensa contra los prejuicios religiosos y los tiranos humanos, este arsenal apenas nos protege de los accesos consumistas y las utopías tecnológicas.

        Reconocer la sombra    

Los movimientos seculares y las instituciones científicas han hipnotizado a miles de millones de personas con promesas de perfeccionar a la humanidad y de utilizar la generosidad gigantesca del planeta para el beneficio de nuestra especie, tales promesas han generado no sólo plagas y hambrunas abrumadoras, sino también la perdida de libertades y la fusión de los casquetes polares. Se podría argüir que todo esto es culpa de la gente que no entiende y distorsiona los ideales laicos fundamentales y los hechos ciertos de la ciencia y se tendría razón, pero este es un problema común de todos los movimientos influyentes.

        Por ejemplo el cristianismo fue responsable de grandes crímenes como la inquisición, las cruzadas, la opresión de culturas nativas en todo el mundo y el desempoderamiento de las mujeres.    

Toda religión, toda ideología y toda fe tienen su sombra y con independencia del credo que sigamos hemos de reconocer nuestra sombra y evitar el ingenuo consuelo de que esto no puede pasarnos a nosotros. La ciencia laica cuenta al menos con una gran ventaja respecto a la mayoría de las religiones tradicionales, no le aterroriza su sombra y en principio está dispuesta a admitir sus errores y sus puntos ciegos. Si uno cree en una verdad absoluta revelada por un poder trascendente no puede permitirse admitir ningún error porque esto eliminaria todo su relato. Pero si uno cree en una búsqueda de la verdad por parte de humanos falibles, admitir meteduras de pata es parte inherente del juego.

La marca de las ideologías dogmáticas es que debido a su excesiva confianza en sí mismas, promueven lo imposible de forma rutinaria, sus líderes hablan con demasiada libertad de eternidad, pureza y redención como si al promulgar una determinada ley, construir un templo concreto o conquistar algún pedazo de territorio podría salvar a todo el mundo con un gesto grandioso.

    A la hora de tomar las decisiones más importantes en la historia de la vida Yuval Noah personalmente confiaríe a más en quienes admitan su ignorancia que en los que proclaman su infalibilidad.  Si alguien quiere que su religión, su ideología o su visión de la vida guíen al mundo la primera pregunta sería, cuál es el mayor error de tu religión? De tu ideología? o Tu visión de la vida han cometido? en que se equivocaron? sí no es capaz de contestarme algo serio, yo, al menos no confiaría en él.

        Conclusiónes    

En este capítulo el autor nos describe con todo detalle las características de la cultura laica o seglar en donde el compromiso básico es con la verdad científica que se base en la observación y la evidencia y no en la simple fe. El siguiente compromiso es con la compasión, comprenden al sufrimiento humano y evitan generarlo. Lo siguiente es el compromiso con la igualdad entre las personas con sus diferencias económicas y políticas, pero con igualdad de derechos. El siguiente valor es defender la libertad de pensar, investigar y experimentar. Finalmente el valor de la valentía para admitir la propia ignorancia y plantear preguntas difíciles. Estos valores junto con la democracia, el libre mercado y los derechos humanos son característicos de la cultura occidental a nivel mundial y rigen en la mayoría de los países desarrollados y en vías de desarrollo y se conocen como Democracia Liberal que a la fecha a sido el experimento político-económico más exitoso de la humanidad aún con sus defectos y que siempre será perfectible. Este modelo que ha sido usado por casi 500 años y se ha adaptado en múltiples ocasiones. Para el siglo XXI requerirá aún más adaptaciones ya las que tecnologías exponenciales y el incremento en la esperanza de vida sana demandarán un ajuste fino y tropicalizado para cada país según sus propias circunstancias.

Categorías
Tecnología e Innovación

Lección 3.11 Guerra nunca subestimes la estupidez humana

Comentarios al libro 21 lecciones para el siglo XXI de Yubal Noah Harari

Parte 8 de 14

Tiempo de lectura: 10 minutos

La guerra de Vietnam

   

Introducción   

Aunque los retos no tienen precedentes y los desacuerdos son enormes en el siglo XXI a la humanidad le puede ir bien si mantenemos nuestros temores bajo control y somos un poco más humildes respecto a nuestras opiniones.

        Las últimas décadas han sido los más pacíficas de la historia de la humanidad, mientras que en las primeras sociedades agrícolas la violencia humana causaba hasta el 15% de todas las muertes, en el siglo XX causó el 5% y en la actualidad es responsable de tan sólo del 1%.    

Desde que la crisis financiera global de 2008 la situación internacional se ha deteriorado muy deprisa, y el belicismo vuelve a estar de moda con un gasto militar que aumentó sobremanera.

Tanto los ciudadanos de a pie como los expertos temen que del mismo modo que en el 1914 el asesinato de un archiduque austríaco provocó la Primera Guerra Mundial en 2020, algún incidente en el desierto sirio o algún movimiento imprudente en la península de Corea pueda prender la mecha de un conflicto global. Dadas las tensiones crecientes en el mundo y la personalidad de los líderes en Washington, Corea del Norte, Rusia y China y otros lugares más, desde luego no faltan motivos para preocuparse.     Pero hay varias diferencias clave entre 1914 y 2020 en particular la guerra de 1914 tuvo un gran atractivo para las élites de todo el mundo porque disponían de muchos ejemplos concretos de cómo las guerras exitosas contribuian a la prosperidad económica y al poder político, en cambio en 2020 Las guerras exitosas parecen ser una especie en peligro de extinción.

Desde la época de los asirios a los qin de China, los grandes imperios solían crearse mediante la conquista violenta. También en 1914 las principales potencias debían sus condiciones a guerras coronadas con éxito, por ejemplo Japón Imperial se convirtió en una potencia regional debido a sus victorias sobre China y Rusia Alemania se convirtió en el mandamás de Europa Después de sus triunfos sobre Austria-Hungría y Francia y Gran Bretaña creó el mayor y más próspero del mundo mediante una serie de guerras reducidas y gloriosas por todo el planeta, así en 1882 Gran Bretaña invadió y ocupó Egipto y apenas perdió 57 soldados en la decisiva batalla del Tel el Menor mientras que hoy en día la ocupación de un país musulmán es la esencia de las pesadillas occidentales, los británicos encontraron poca resistencia armada y durante más de seis décadas controlaron el Valle del Nilo y el decisivo canal de Suez.

        Incluso Estados Unidos debió su condición de Gran potencia a la acción militar y no sólo a las empresas económicas, en 1846 invadió México y conquistó California, Nevada, Utah, Arizona, Nuevo México partes de Colorado, Kansas, Wyoming y Oklahoma y la anexión previa de Texas, por Estados Unidos murieron unos 13,000 soldados norteamericanos en una guerra que añadió 2.3 millones de kilómetros cuadrados a Estados Unidos, (más territorio que Francia, Gran Bretaña Alemania, España e Italia juntos) fue la ganga del milenio.    

La mayor victoria de los últimos tiempos en el siglo XX; Estados Unidos frente a la Unión Soviética sin ninguna confrontación militar importante terminaron la Guerra Fría en 1989. Luego Estados Unidos se abrió fugazmente a la gloria militar chapada a la antigua en la primera Guerra del golfo. Pero esto sólo logró malgastar billones de dólares en humillantes fracasos militares en Irak y Afganistán. China la potencia en auge de principios del siglo XXI ha evitado todos los conflictos armados desde su fracasada invasión de Vietnam en 1979 y debe su ascenso a factores estrictamente económicos. En esto emulado a los imperios japonés, alemán e italiano de la era posterior a 1945, en todos estos casos la prosperidad económica y la influencia geopolítica se consiguieron sin disparar un solo tiro.

        A pesar del coraje militar y la retórica militarista de los políticos de Israel, Israel sabe que hay muy poco que ganar con la guerra. Al igual que Estados Unidos China, Alemania, Japón e Irán parecen comprender que en el siglo XXI la estrategia de mayor éxito es sentarse a esperar y dejar que otros luchen por uno.    

        La perspectiva del Kremlin    

Hasta ahora la única invasión exitosa que ha llevado a cabo una potencia importante en El siglo XXI ha sido la conquista rusa de crimea, en febrero de 2014. Fuerzas Rusas invadieron la vecina Ucrania y ocuparon la península de crimea que luego quedó anexionada a Rusia, sin apenas luchar, Rusia consiguió un territorio vital desde el punto de vista estratégico, logro atemorizar a los vecinos y volvió a establecerse como potencia mundial.     Sin embargo la conquista se debió a un conjunto extraordinario de circunstancias y el ejército ucraniano y le población local no opusieron mucha resistencia a los rusos, mientras que otras potencias se abstuvieron de intervenir directamente en la crisis, tales circunstancias serán difíciles de reproducir en otros lugares del mundo.

Analizando el éxito de la política militar rusa vemos que lo único que logró fue animosidad y desconfianza entre sus vecinos y como empresa económica fue un fracaso. Para darse cuenta de las limitaciones de la política rusa sólo hay que compararlas con el inmenso progreso económico de la pacífica China en los últimos 20 años con el estancamiento de la victoriosa Rusia en el mismo periodo, a pesar del discurso triunfalista de Moscú,     las élites Rusas son probablemente muy consciente de los costes y los beneficios reales de sus aventuras militares, razón por la cual hasta ahora ha tenido mucho cuidado en no incrementarlas.

Rusia ha estado comportándose como el abusón de un patio de colegio que elige al niño más débil y actua sin peguarle mucho, No sea que el maestro intervenga. Si Putin hubiera hecho sus guerras con el espíritu de Stalin, Pedro el grande o Gengis Kahn Entonces haría ya mucho que los tanques rusos habieran dirigido rápidamente a Varsovia o Berlín. Pero Putin no es ni Stalin, ni Gengis Kahan y parece seber mejor que nadie que en El siglo XXI el poder militar no puede ir muy lejos y que enzarzarse en una guerra victoriosa significa enzarzarse en una guerra limitada.

Sin embargo estaría bien recordar que la Rusia de Putin es mucho más débil que la Unión de Repúblicas Soviéticas de Stalin a menos que se le unan países como China no puede tener sostener una nueva guerra fría, por no hablar de una guerra mundial total pues ya tiene una población de 150 millones de personas y un producto interno de 4 billones de dólares. Tanto en población como producción queda muy por debajo de Estados Unidos que tiene 325 millones de personas y 19 trillones de dólares de producto interno bruto y el de la Unión Europea que son 500 millones de personas y 21 trillones de dólares de producto interno bruto,     en total Estados Unidos y la Unión Europea tienen 5 veces más población que Rusia y 10 veces más dólares.

    En la actualidad la tecnología de la información y la biotecnología son más importantes que la industria pesada,  Rusia no sobresale en ninguna de estas aunque tiene unas capacidades de ciberguerra impresionantes carece del sector civil de las tecnologías de información y su economía se basa de manera unánime en los recursos naturales,en particular petróleo y gas esto puede ser bastante beneficioso para enriquecer a unos pocos oligarcas y mantener a Putin en el poder pero no es suficiente para mantener en una carrera armamentística digital y biotecnológica.

    Y lo que es más importante es que la Rusia de Putin carece de una ideología universal; durante la Guerra fría la unión soviética se basaba en el atractivo global del comunismo,  tanto como por el alcance global del ejército rojo. el Putinismo en cambio tiene poco que ofrecer a cubanos, venezolanos, vietnamitas e intelectuales franceses. Aunque tiene la intención de dividir a la OTAN y a la Unión Europea, no parece probable que esté decidida a embarcarse en una campaña global de conquista física, cabe esperar con cierta justificación que las incursiones Rusas en Georgia y Ucrania Oriental siguen siendo ejemplos aislados más que heraldos de una nueva era de guerra.

        El arte perdido de ganar las guerras    

Los romanos prosperaron vendiendo a Griegos y a Galos cautivos y los norteamericanos del siglo IXX medraron ocupando las minas de oro de California y los ranchos ganaderos de Texas pero en El siglo XXI de este modo sólo pueden obtenerse beneficios limitados. Hoy en día los principales atractivos económicos consisten en el conocimiento técnico e institucional más que en los trigales, las minas de oró o incluso los campos petrolíferos y el conocimiento No se conquista mediante la guerra, una organización como estado islámico puede medrar aún saqueando ciudades y pozos petrolíferos, en Oriente próximo se apoderaron de más de 500 millones de dólares de los bancos y en 2015 consiguieron otros 500 con la venta de petróleo. Pero para una gran potencia como China o Estados Unidos son insignificantes.

Es verdad que empresas como Apple, Facebook y Google valen miles de millones de dólares pero estas fortunas no se pueden conseguir por la fuerza, no hay minas de silicio en silicon Valley.

La ciberguerra hace que las cosas sean todavía más dificiles para los imperialistas en potencia, en los buenos y viejos tiempos de la reina Victoria y de la ametralladora maxim el ejército británico podría matar a sus enemigos en algún desierto lejano sin que peligrar la paz en Manchester o en Birmingham incluso en los días de George Bush, Estados Unidos podría sembrar el caos en Bagdad y Faluya mientras que los iraquíes no tenía manera de contraracar en San Francisco o Chicago.

    Pero si ahora Estados Unidos ataca un país con capacidades para la ciberguerra incluso moderada la contienda podría trasladarse a California o Illinois en cuestión de minutos,  programas malignos y bombas lógicas podría interrumpir el tráfico aéreo en Dallas, hacer que chocaron trenes en Filadelfia y provocar la caída de la red eléctrica en Michigan.

        El desfile de la locura    

Por desgracia aunque Las guerras sigan siendo un negocio improductivo en el siglo XXI esto no nos da una garantía absoluta de paz, jamás debemos subestimar la estupidez humana tanto en el plano personal, como en el colectivo, los humanos son propensos a dedicarse a actividades autodestructivas.

Una de las cosas sorprendentes después de la segunda Guerra Mundial fue que tras la contienda las potencias derrotadas prosperaron como nunca lo había hecho, 20 años después de la aniquilación completa de sus ejércitos y el hundimiento absoluto de los imperios alemanes italianos y japoneses observan niveles de riqueza sin precedentes.

    La estupidez humana es una de las fuerzas más importantes de la historia, pero a veces tendemos a pasarlas por alto, políticos, generales y estudiosos ven al mundo como una gran partida de ajedrez  en la que cada movimiento obedece a meticulosos cálculos racionales, eso es correcto hasta cierto punto. Pocos dirigentes en la historia han estado locos en el sentido estricto del término y se han puesto a sus órdenes los peones y caballos aleatoriamente, todos ellos tenían razones para cada caso. El problema es que el mundo es mucho más complejo que un tablero de ajedrez y la racionalidad humana no está a la altura del desafío de entenderlo realmente. Por lo que incluso líderes racionales terminen con frecuencia haciendo cosas muy estúpidas.

    Un remedio potencial para la estupidez humana es una dosis de humildad,  las tensiones nacionales, religiosas y culturales empeoran por el sentimiento grandioso de que mi religión y cultura son las más importantes del mundo, de y que mis intereses están por encima de los intereses de cualquier otro o de la humanidad en su conjunto.     Cómo podemos hacer que las naciones, las religiones y las culturas sean un poco más realistas y modestas respecto a su verdadero lugar en el mundo?.

        Conclusiónes    

Las últimas décadas han sido las más pacíficas en la historia de la humanidad, mientras que en las sociedades agrícolas en dónde la tenencia de la tierra era lo importante la violencia causaba el 15% de todas las muertes. En el siglo XX la era de la industrialización la violencia marcaba al 5% de la población, en lo que va del siglo XXI solo el 1%.

Aunque pueden existir probabilidades de guerra debido a las personalidades de los líderes de Washington, Moscú, Pekín y Piong Yang, los incentivos para hacer la guerra cada vez son menores para las élites nacionales que no encuentran el beneficio directo. Por ejemplo los millonarios gastos de Estados Unidos en Irak y los gastos de Turquía y Rusia en Siria, no les ha traído beneficio tangible.

La mayor anexión de tierra de la historia se logró con la guerra de Estados Unidos a México que le permitió anexarse a Estados Unidos los actuales Estados de California, Nevada, Utah, Arizona, Nuevo México, Texas, Colorado, Kansas y Oklahoma, la ganga del siglo XIX.

Sin embargo la mayor guerra ganada fue la de derrotar al comunismo sin un solo disparo en 1989. Ni de arma de fuego ni de misil balístico.

Pareciera que Rusia tendría interés en resurgir como potencia, pero por sus condiciones actuales no podría por si sola aventurarse en una guerra, porque hoy representan 150 millones de habitantes con 4.0 trillones anuales de producto interno bruto, mientas que la Unión Europea y Estados Unidos representan una población de 825 habitantes y una economía de 40 trillones de producto interno bruto. Lo que es 10 veces más dólares y 5.5 veces más población.

Por si lado China representa 1,400 millones de habitantes y 21 trillones de producto interno bruto y representaría una amenaza verdadera por su nuevo podería militar, sin embargo han actuado en forma prudente ante las amenazas constantes de Donald Trump.

Ahora los países para la ciberguerra pueden tener !ucga fuerza aunque representen a una nación pequeña en población y economía, ya que podrían interrumpir el tráfico aéreo en importantes aeropuertos, hacer que la red ferroviaria falle o que las redes eléctricas de suministro dejen de funcionar.

Creo que las guerras del futuro, si existen serán ciberguerras que se resolverán en horas o unos cuantos días, hagamos votos para que esto no suceda…

Categorías
Tecnología e Innovación

Lección 2.9 Inmigración Algunas culturas podrían ser mejor que otras

Comentarios al libro 21 lecciones para el siglo 21 de Yubal Noah Harari

Parte 7 de 14

Tiempo de lectura: 10 minutos

Barca en el Mediterraneo, ¿Hasta cuando?

        Introducción    

A medida que cada vez más humanos cruzan más fronteras en busca de trabajo, seguridad y un futuro mejor, la necesidad de enfrentarse, de asimilar o de expulsar a extranjeros ponen en tensión a los sistemas políticos y a las entidades colectivas que se crearon en épocas menos fluidas.     En ningún lugar es más agudo el problema de la migración que en Europa. La Unión Europea se construyó sobre la promesa de trascender las diferencias culturales entre Franceses, Alemanes, Españoles y Griegos. Esta podría desmoronarse debido a la incapacidad para resolver las diferencias culturales entre Europeos e inmigrantes de África y Oriente Próximo.

Los Sirios prefieren emigrar a Alemania antes que a Arabia Saudí, Irán, Rusia o Japón; no porque Alemania esté más cerca o sea más rica que los demás destinos potenciales; sino porque Alemania tiene un historial mucho mejor a la hora de recibir de buena manera y asimilar a los inmigrantes.

    Algunos Europeos claman porque se abran las puertas a más inmigrantes, otros simplemente los rechazan.  Algunos anti-inmigracionistas destacan que uno de los derechos más básicos de cada colectivo humano es defenderse contra la invasión; ya sea en forma de ejércitos o ya sea de inmigrantes. Los Suecos por ejemplo, han trabajado con mucho ahínco y han hecho numerosos sacrificios para crear una democracia liberal próspera. Si los Sirios no han conseguido hacer lo mismo, no es culpa de los Suecos. Y si los votantes Suecos no quieren que entren más inmigrantes Sirios en su país por la razón que sea, están en su derecho de negarles la entrada. Si aceptan algunos inmigrantes debería quedar muy claro que es un favor.

        Lo que significa que los inmigrantes a quienes se les permite entrar a Suecia tienen que sentirse agradecidos por ello, en lugar de llegar con una lista de peticiones como si fueran los dueños del lugar.    

Esta discusión sobre la inmigración suele degenerar en una pelea a gritos en la que ninguna parte escucha a la otra. Para clarificar las cosas quizá ayude contemplar la migración como un pacto con 4 condiciones o términos básicos, según Yubal Noah:

    Término 1.-  El país anfitrión permite la entrada de inmigrantes en su territorio.

    Término 2.-  A cambio, los inmigrantes deben adoptar las normas y los valores fundamentales del país anfitrión, aunque esto implique abandonar sus normas y valores tradicionales.

    Término 3.-  Los inmigrantes se asimilan y hasta cierto grado con el tiempo se convierten en miembros iguales y completos del país anfitrión. “Ellos” se transforma en “Nosotros”.

Esos tres términos dan origen a tres debates sobre el significado exacto de cada término. Un término 4 concierne a su cumplimiento. Cuando la gente habla de inmigración confunde los cuatro términos, por tanto es mejor considerar cada uno de dichos debates por separado.

    Debate 1.-  Los pro-inmigracionistas parecen pensar que los países tienen el deber moral, de aceptar no sólo a los refugiados, sino también a personas de países azotados por la pobreza, que buscan trabajo y un futuro mejor, en especial en un mundo globalizado. Todos los humanos tienen obligaciones morales hacia los demás humanos. Quienes no lo reconocen son egoístas e incluso racistas.     De modo que es mejor legalizar la inmigración y tratar con ella abiertamente ,en vez de crear un enorme submundo de tráfico humano, trabajadores ilegales y niños sin papeles.

    Debate 2.-  ¿Los inmigrantes deberían de abandonar sus códigos tradicionales de vestimenta y sus tabúes alimentarios? Los anti-migracionistas tienden a poner el listón más alto, mientras que los pro-inmigracionistas lo colocan mucho más abajo. Unos alegan que la misma Europa es muy diversa y que sus poblaciones nativas cuentan con un amplio espectro de opiniones, hábitos y valores. Eso es lo que hace precisamente que Europa sea dinámica y fuerte.

    Si Europa cuenta con algunos valores fundamentales reales, son los valores liberales de la tolerancia y la libertad. Lo que implica que los Europeos deben mostrar tolerancia también hacia los inmigrantes y concederles tanta libertad como sea posible para que sigan sus propias tradiciones, siempre que éstas no perjudiquen las libertades y los derechos de otras personas.     Todos estan de acuerdo en que la tolerancia y la libertad son los valores Europeos más importantes y acusan a muchos grupos de inmigrantes, sobre todo procedentes de países musulmanes de intolerancia, misoginia, homofobia y antisemitismo. Justo por ese valor de la tolerancia no se pueden permitir demasiadas personas intolerantes en su seno.

Si los inmigrantes tienen algún problema con determinadas peculiaridades de la cultura Británica, Alemana o Sueca se vería con buenos ojos que se vayan a otra parte.     Al contrario, si los inmigrantes en su mayoría demuestran ser liberales y tolerantes en su actitud hacia la religión, el género y la política, esto eliminaría algunos de los argumentos más efectivos contra la inmigración.

La tolerancia es un valor universal, mientras los Europeos están irreconciliablemente divididos respecto a estas cuestiones, apenas tendrán una política clara acerca de la inmigración y al revés.     Una vez que los Europeos sepan quiénes son, 500 millones de europeos no deberán tener ninguna dificultad en acoger a varios millones de refugiados o en prohibirles la entrada como un bloque homogéneo.

    Debate 3.-  La tercera cláusula del pacto de inmigración dice que si los inmigrantes hacen un esfuerzo sincero por integrarse y en particular adoptar el valor de la tolerancia, el país anfitrión está obligado a tratarlos como ciudadanos de primera. ¿Cuánto tiempo ha de pasar antes de convertirlo en pleno derecho? ¿Una generación, o dos? ¿O que hay de aquellos que llegaron a Francia en 1970?

La cuestión clave de este debate se refiere a la brecha entre la escala temporal personal y la escala temporal colectiva. Desde el punto de vista de los colectivos humanos, 40 años es un período corto. No puede esperarse que la sociedad asimile completamente a grupos extranjeros en cuestión de unas pocas décadas.     En las civilizaciones del pasado que asimilaron extranjeros y los hicieron ciudadanos de pleno derecho, como la Roma Imperial, el Califato Musulmán, los Imperios Chinos y Estados Unidos, se tardaron siglos y no décadas en conseguir la transforma.

Los humanos pueden pensar y comportarse de diversas maneras; pero debemos celebrar dicha diversidad y conceder igual valor a todas las creencias y prácticas. Por desgracia, esas actitudes abiertas no soportan el peso de la realidad. La diversidad humana puede ser grande en lo que a la cocina y la poesía se refiere.

Bien pensemos en la otra manera en que las diferentes culturas se relacionan con extranjeros, los inmigrantes y los refugiados. No todas las culturas se caracterizan por el mismo nivel de aceptación. La cultura Alemana de principios del siglo XXI por ejemplo, es más tolerante con los extranjeros y está dispuesta a acoger a inmigrantes que la cultura Saudí.     Es mucho más fácil para un Musulmán emigrar a Alemania que para un Cristiano inmigrar a Arabia Saudí.

Desde 2011 Alemania ha acogido más refugiados Sirios de los que han sido aceptados por Arabia Saudí. De manera similar el peso de la evidencia sugiere que la cultura de California a principios del siglo XXI es más favorable para los inmigrantes, que la cultura de Japón.

        Japon cree que no es bueno tolerar a los extranjeros y dar la bienvenida a inmigrantes. Al menos en este aspecto la cultura Alemana es superior a la Saudí y la cultura Californiana es mejor que la Japonesa.    

El racismo tradicional estaba firmemente asentado sobre teorías ideológicas en las décadas de 1890 a 1930. Se creía de manera general por ejemplo, en Gran Bretaña, Australia y Estados Unidos que algún rasgo biológico hereditario hacía que los Africanos y los Chinos fueran de manera innata menos inteligentes, menos emprendedores y menos morales que los Europeos.

El problema residiría en su sangre. Tales opiniones gozaban de respetabilidad política, así como de un amplio soporte científico.     Hoy en día en cambio, aunque muchos individuos realizan todavía ese tipo de aseveraciones racistas, éstas han perdido todo su apoyo científico y la mayor parte de su respetabilidad política.

A menos que se replanteen en términos culturales, decir que las personas negras suelen cometer crímenes porque tienen genes de calidad inferior, no está de moda. Decir que suelen cometer crímenes porque provienen de culturas disfuncionales está muy de moda.

Comentario

Absorber la inmigración es un proceso difícil y a largo plazo. Para integrar con éxito a los inmigrantes hay que contar con el apoyo y la cooperación de la población local. La única excepción a esta norma es que los países están obligados a abrir fronteras a refugiados que huyen de la muerte en un país vecino, incluso si a la población local ésto no le gusta.

    No deberíamos ignorar nuestra responsabilidad ética con personas sólo porque viven lejos.  Con independencia de a que conclusión llega el mecanismo democrático, hay que tener en cuenta dos puntos clave: primero.- Sería erróneo que cualquier gobierno obligara a aceptar la inmigración a gran escala a su población local, poco dispuesta a ello. En segundo lugar.- Aunque los ciudadanos tienen el derecho a oponerse a la inmigración, antes de darse cuenta que tienen obligaciones para con los extranjeros; vivimos en un mundo global y nos guste o no, nuestra vida está entrelazada con la vida de personas que viven al otro lado del planeta.

Categorías
Tecnología e Innovación

Lección 2.8 Religión.- Dios sirve ahora a la Nación

Comentarios al libro 21 lecciones parael siglo XXI de Yubal Noah Harari

Parte 6 de 14

Tiempo de Lectura: 9 minutos

A donde van las la Religiones

        Introducción    

Las sagradas escrituras quizá fueron relevantes en la Edad Media, pero cómo van a guiarnos en la era de la inteligencia artificial, la bioingeniería, el calentamiento global y la ciberguerra? Miles de millones de humanos profesan todavía más Fe en el Corán y la Biblia que en la teoría de la evolución. Los movimientos religiosos determinan la política de países tan diversos como la India, Turquía y Estados Unidos y las hostilidades religiosas impulsan conflictos desde Nigeria hasta Filipinas.

Así pues, cuán relevantes son las religiones tales como el Cristianismo, el Islamismo y el Hinduismo las cuales pueden estár ayudándonos a resolver los principales problemas a los que nos enfrentaremos? Para comprender el papel de las religiones tradicionales en el mundo del siglo XXI necesitamos saber distinguir entre tres tipos de problemas:

1.- Problemas técnicos.- Por ejemplo, ¿cómo pueden los agricultores de países áridos habérselas con sequías severas debidas al calentamiento global?

2.- Problemas políticos.- Por ejemplo, ¿qué medidas han de adoptar los gobiernos para evitar el calentamiento global en primer lugar?

3.- Problemas de identidad.- Por ejemplo, ¿tengo que preocuparme incluso de los problemas de los agricultores del otro lado del mundo, o sólo de los problemas de la gente de mi propia tribu y mi propio país?

Como veremos más adelante, las religiones tradicionales resultan en gran parte irrelevantes a la hora de enfrentarnos a los problemas técnicos y políticos. En cambio son muy relevantes respecto a los problemas de identidad. Pero en la mayoría de los casos constituyen una parte importante del problema más que de la solución potencial.

        Problemas técnicos de la agricultura Cristiana.    

En tiempos antiguos las religiones eran responsables de solucionar una amplia gama de problemas técnicos en ámbitos tan prosaicos como la agricultura. Calendarios divinos determinaban cuándo plantar y cosechar. Mientras que rituales en el templo aseguraban la lluvia y protegían contra las plagas. Si se presentaba una crisis agrícola debido a una sequía o una plaga de langostas, los agricultores se dirigían a los sacerdotes para que intercedieran con los dioses. También la medicina fue víctima del ámbito religioso. Casi todos los profetas, gurús y chamanes hacían además de curanderos. Aún Jesús dedicó gran parte de su tiempo a curar enfermos. Fuera que viviera uno en el antiguo Egipto o en la Europa Medieval, si uno se encontraba enfermo era más probable que se dirigiera al santero que al médico y que peregrinara a un templo famoso más que a un hospital.

Si ahora una plaga de langostas amenazara a Egipto, podría muy bien ocurrir que los Egipcios solicitaran la ayuda de Alá, (porque no?) pero no olvidarían llamar a los químicos, etnólogos y genetistas para que desarrollaran plaguicidas más potentes y cepas de trigo más resistentes a los insectos.

    Actualmente el triunfo de la ciencia ha sido tan rotundo que nuestra idea misma de la religión ha cambiado. Ya no asociamos la religión a la agricultura y a la medicina.  Incluso muchos fanáticos padecen ahora amnesia colectiva y prefieren olvidar que las religiones tradicionales siempre reclamaban para sí estos ámbitos. Además qué tiene que ver la religión con la agricultura y la medicina?

Las religiones tradicionales han perdido mucho terreno, porque para ser francos, simplemente no lo hacían muy bien ni en agricultura ni en la atención sanitaria. La verdadera pericia de sacerdotes y gurús nunca fue atraer lluvia, curar, profetizar o hacer magia. En cambio, era alguien alguien que sabia cómo bailar la danza de la lluvia y acabar con la sequía. Un sacerdote era alguien que sabía cómo justificar porque la danza de la lluvia no funcionó y porque hemos de seguir creyendo en nuestro Dios aunque parezca sordo a nuestras plegarias.

Pero es precisamente su talento para la interpretación que sitúa a los líderes religiosos en desventaja cuando compiten contra los científicos.     Por eso los científicos aprenden poco a poco a producir mejores cosechas y a elaborar mejores medicamentos. Mientras que sacerdotes y gurús sólo aprenden a inventar mejores excusas. A lo largo de los siglos incluso los verdaderos creyentes han notado esa diferencia, razón por la que la autoridad religiosa ha estado reduciéndose cada vez más. Esta es la razón por la que todo el mundo se ha convertido cada vez más en una única civilización, porque cuando las cosas funcionan de verdad, todos las adoptan.

        Problemas políticos: la economía Musulmana.    

Es cierto que en países como Irán o Israel los rabinos y ayatolas tienen voz y voto directos en la política económica del gobierno. Incluso en países más seglares como Estados Unidos y Brasil, los líderes religiosos influyen sobre la opinión pública en cuestiones que van desde los impuestos hasta las normativas ambientales. Pero un análisis más detallado revela que en la mayoría de estos casos, las religiones tradicionales desempeñan un papel secundario en relación con las teorías científicas modernas. Especialmente en economía política.

Cuando comparamos las políticas económicas de Irán (chií y sunitas), de Arabia Saudita Suni, del Israel judío, de la India hindú y de la América Cristiana, sencillamente no vemos tanta diferencia.

Un Cristiano puede ser tanto capitalista como socialista. Aunque algunas de las cosas que dijo Jesús suenan a comunismo total. Durante la Guerra Fría los capitalistas norteamericanos seguían leyendo el Sermón de la Montaña sin darse cuenta apenas.     Sencillamente no existe una economía Cristiana, una economía Musulmana o una economía Hindú.

Las teorías económicas modernas son mucho más relevantes que los dogmas tradicionales; al punto de que es común interpretar conflictos claramente religiosos en términos económicos, mientras que nadie piensa en hacer lo contrario. De ahí que lo que a primera vista parece haber sido un conflicto teológico sobre la naturaleza de Cristo, fuera en realidad una lucha típica entre pudientes y necesitados. En cambio muy pocas personas afirman que los conflictos entre las guerrillas comunistas y los terratenientes capitalistas en Sudamérica, en la década de 1970; no eran en realidad más que un pretexto para el desacuerdo mucho más profundo sobre la teología cristiana.

    Así pues, qué diferencias pondrían las religiones a la hora de enfrentarse a las grandes cuestiones del siglo XXI, como por ejemplo la cuestión de la inteligencia artificial con autoridad para tomar decisiones acerca de la vida de las personas ¿como elegir por nosotros que estudiar? ¿dónde trabajar? o ¿con quién casarnos? Cuál es la posición Musulmana sobre esta cuestión? ¿Cuál es la posición judía? pues claramente aquí no hay posición musulmana o judía.  Es probable que la humanidad se divida entonces en dos bandos principales: los que estén a favor de conceder a la inteligencia artificial una autoridad importante y los que se opongan.

En la época de los 70 algunos teólogos latinoamericanos inventaron la teología de la liberación que hizo que Jesús se pareciera un poco Al Che Guevara. De forma similar es fácil reclutar a Jesús para el debate sobre el cambio climático y hacer que las posiciones políticas actuales parezcan principios religiosos eternos. Empieza a haber oposición a las normativas ambientales y se incorpora el sermón de fuego de algunos pastores evangélicos Norteamericanos; mientras que el Papa Francisco encabeza la carga contra el calentamiento global en nombre de Cristo como lo atestigua su Segunda Encíclica Láudate.

Sin embargo, aunque pueden sacar varios pasajes bíblicos en defensa de sus posiciones, el origen real de su diferencia estará en las teorías científicas y los movimientos políticos modernos: no, en la Biblia. Desde esa perspectiva, la religión no puede en realidad contribuir mucho a los grandes debates políticos en nuestra época. Tal como dijo Karl Marx: “Es sólo una fachada”.

        Problemas de identidad: Las líneas en la arena .   

Permanece exagerada la postura de Marx cuando rechazaba la religión como una mera superestructura que ocultaba poderosas fuerzas tecnológicas y económicas. Aunque el Islamismo, el Hinduismo y el Cristianismo sean decoraciones de colores sobre una estructura económica moderna, la gente suele identificarse con el decorado. Las identidades de la gente constituyen una fuerza histórica crucial. El poder humano depende de la cooperación de las masas. la cooperación de las masas depende de fabricar identidades de las mismas y todas las identidades de las masas se basan en relatos de ficción, no en hechos científicos, ni siquiera en necesidades económicas.  En el siglo XXI la división de los humanos en Judíos y Musulmanes o entre Rusos y Polacos dependerá todavía de mitos religiosos.

A fin de trazar líneas firmes en las arenas cambiantes de la humanidad, la religión usa ritos, rituales y ceremonias chiitas, suniitas y judías ortodoxas, llevan ropas diferentes, cantan plegarias diferentes, observan tabúes diferentes. Esas tradiciones religiosas diversas suelen llenar la cotidianidad con belleza y animan a la gente a comportarse de manera más amable y caritativa. Cinco veces al día la voz melodiosa del almohadano se eleva sobre el ruido de bazares, oficinas y fábricas: llama a los Musulmanes a que hagan una pausa del ajetreo de las actividades mundanas  a reclinarse y orar. Así intentan, conectarse con una verdad eterna.

Pero ya sean hermosas o feas todas esas tradiciones religiosas unen a determinadas personas al tiempo que las las hacen diferentes de sus vecinos. Vistas desde afuera las tradiciones religiosas que dividen a la gente pueden parecer insignificantes. Freud ridiculizó la obsesión que las personas tienen sobre esas cuestiones llamándolas el narcisismo de las pequeñas diferencias. Pero en historia y en política las pequeñas diferencias pueden tener un recorrido muy largo.

En Irán gays y lesbianas son perseguidos de forma sistemática y en ocasiones incluso ejecutados.

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, Japón creó una versión oficial del Sintoísmo, mientras pretendía disuadir a sus súbditos de seguir muchas otras religiones locales. El Sintoísmo de estado se fusionó con ideas muy modernas de nacionalidad y raza, que tomó prestado de los imperialistas europeos. Cualquier elemento en el Budismo, el Confucianismo y los valores sociales de los samuráis que pudieran ayudar a cimentar la lealtad del país, se añadió a la mezcla para rematar. Su principio supremo, la adoración al emperador Japonés considerado descendiente directo de la diosa solar Amaterasu y a él mismo como un Dios viviente.

Esto funcionó como por arte de magia, los Japoneses se modernizaron a un ritmo impresionante al tiempo que desarrollaron una lealtad fanática a su país. Lo mas conocido del éxito del sintoísmo de estado, es el hecho de que Japón fue la primera potencia en desarrollar y usar misiles guiados con precisión, mucho antes de que los Estados Unidos sacaran la bomba inteligente en una época en que la Alemania nazi estaba empezando apenas a desplegar los cohetes V2. Ahí los kamikazes se basaban en la combinación de la tecnología más avanzada, con el adoctrinamiento religioso más efectivo.

En la actualidad, numerosos gobiernos siguen el ejemplo japonés. Adoptan las herramientas y estructuras universales de modernidad, al tiempo que se basan en religiones tradicionales para preservar una identidad nacional única. El papel del sintoísmo aunque parezca una religión, con un poco de imaginación y reinterpretación, casi siempre puede casarse con los últimos artilugios tecnológicos y las instituciones modernas más sofisticadas.     En algunos casos los estados podrían crear una religión completamente nueva para reafirmar su identidad única. El ejemplo más extremo lo tenemos en la actualidad en Corea del Norte, antigua Colonia de Japón. El régimen Norcoreano adoctrina a sus súbditos con una religión de estado fanática denominada Joché   que consiste en una mezcla de marxismo-leninismo, algunas tradiciones coreanas antiguas y una creencia racista. La pureza de la raza única coreana y la definición de linaje familiar de Kim Un-Sung aunque nadie afirma que sean descendientes de una diosa solar.

        La sirvienta del nacionalismo.    

Religiones, ritos y rituales continúan siendo importantes mientras el poder de la humanidad resida en la cooperación de las masas y mientras la cooperación de las masas resida en la creencia en ficciones compartidas.

Aunque numerosas religiones tradicionales promueven valores universales y afirman una validez cósmica, en la actualidad usan sobre todo el nacionalismo moderno como hacen en Corea del Norte, en Rusia o en Israel. Por lo tanto es todavía más difícil trascender las diferencias nacionales y encontrar una solución global a las amenazas de la guerra nuclear, el colapso ecológico y la disrupción tecnológica…

        Comentarios.   

Sin duda, hay sabios religiosos que rechazan los excesos nacionalistas y adoptan visiones mucho más universales. Lamentablemente tales sabios no ostentan en la actualidad un gran poder político. Así pues estamos atrapados entre la espada y la pared, actualmente agravada por la crisis de la pandemia del Covid